Google+ Followers

lunes, diciembre 09, 2013

EL FALLO DEL PROCURADOR ES UN EXABRUPTO CONTRA LA DEMOCRACIA

No se entiende como el procurador no generó una sola investigación contra Samuel Moreno y ahora se rasga las vestiduras por el manejo de las basuras, que estuvo en manos de particulares, dinero público. Esta fue la situación hasta hace poco en Bogotá. Recordemos estamos frente a una ciudad de más 10 millones de habitantes. De la misma manera, el procurador, que toma la decisión basado en la ley, es el que se opone a los fallos de la Corte Constitucional en una persecución a los notarios que la cumplen, soportados en los fallos de la Corte constitucional, sobre el derecho al aborto que, les permiten a las mujeres optar por el mismo. Sus interpretaciones están ideologizadas,no corresponden con los contrapesos de la CN ni a las funciones del propio ministerio público, el cual, no es otra que hacer cumplir la ley. El procurador, es un promotor de su incumplimiento.
Este es un tema que rebasa lo jurídico. Desde el asesinato de Galán, para no hablar de Rafael Uribe, Uribe, las opciones por fuera del estamento se liquidan, la formas, todos las conocemos. Es cierto lo que dice la doctora CLARA LOPEZ, es una imputación de cargos de 580 páginas, que por su puesto a esta hora nadie ha leído, todos salimos emocionalmente a decir e interpretar al calor de los hechos. Ayer se hablaba en todas partes de reconciliación gracias a la muerte de Mandela, pero es cierto, que nuestro país, está lleno de radicalismos enquistados y aun estamos lejos del grado de civilización que la democracia exige.
El procurador fue elegido por el congreso en contra de todos los presupuestos, donde está la responsabilidad del mismo frente su poder descomunal, que es legal, aquí radica la clave de lo que sucede hoy, es un nudo gordiana desde la perspectiva filosófica, esta es la pregunta del millón. El doctor Juan Carlos Flórez, es lúcido cuando dice, cuando se destituyó al excelente alcalde Alonso Salazar, nadie dijo nada. Lo que está en juego va mucho más allá de la exhortación inmediatista que se le está dando al debate.
El código disciplinaria único, llamado el código Talibán, que le ampara semejantes facultades, que se aprobó en la procuraduría de Maya villazon, permite estas decisiones absurdas desde una interpretación basada en el sentido común. Recordemos que los alcaldes no tienen perdida de envestidura.
La interpretación es laxa. Los funcionarios en materia de cumplimiento están en el filo de la navaja, lo dice el ex alcalde de Bogotá, que no tiene ninguna investigación, la doctora Clara López.
No todo lo legal es justo. Cosas que están en juego:
1.- Unos personas y grupos interesados, con un contrato millonario, el de las basuras, para que vuelva a manos privadas, como aquel que le había entregado el cobro de los impuestos en Barranquilla a un grupo económico privado y hoy gracias a una decisión está en manos de la ciudad, es público el recaudo.
2.- La contratación del metro, que pone en juego el mayor presupuesto público en materia de contratación de los últimos 30 años, los intereses están que hierven.
3.- Medellín ha demostrado con EPM, empresa pública, emblema de la ciudad, después de Ecopetrol, es la multinacional que mejor funciona en este país y que ha tenido un manejo de su actividad, correcto, con crecimiento exponenciales, ejemplo en el mundo y sin ningún cuestionamiento. En el contrato que se firmó hace poco, existe la mayor transferencia de dinero que se conozca de una ciudad en los últimos cinco años. Esto q quiere decir que lo público, en muchos casos funciona.
La situación del alcalde es la siguiente. Está destituido. Solo le queda el recurso de reposición, son predeterminadas y no existe la segunda instancia. Se le cuestiona es la ausencia del de derechos fundamentales. Quien dijo, que el alcalde “ideologizado” somete el país a semejante situación, en medio del momento más delicado para el país, donde se juega la actitud de las personas que creen en la democracia y una facción fascista a todas luces, tropelera y que pese a tener más 90 funcionarios detenidos, paramilitarismo, las decisiones de fondo al respecto, los hace reaccionar de una manera, que parece tener conexiones muy delicados con la visión de país que ellos procuran.
Es bien cierto que Petro votó por el procurador. Que el congreso, actúa con miedo frente al poder que le confiera la propia ley, desde el poder que le concede la propia constitución, requiere de una reforma constitucional inmediata. Dónde está el congreso.
Debemos decir, a pesar de no estar de acuerdo. Que el procurador actúa con las herramientas que la constitución le entrega. Pero es cierto que su medida, que es disciplinaria, parece contradecir el sentido común. Sí Petro actuó por fuera de la ley, porque no ha existido un pronunciamiento de la fiscalía. El procedimiento disciplinario, con un código que no ayuda mucho a todas luces, es unilateral, no tiene sentido la ausencia de proporcionalidad y equidad, este es un principio jurisprudencial serio y está expuesto en más de diez pronunciamiento de la corte constitucional.
Es cierto también que, esto será visto por el mundo como un cercenamiento de la oposición utilizando las herramientas de la ley, pero de manera sesgada y espurea.
De esta manera todos los alcaldes de este país serían destituidos, pues nadie puede cumplir con las promesas que hace en campaña, para solo citar una cosa, es desproporcionado.
Algo va a pasar con el senador Jorge Robledo, existe una guerra sucia contra los acuerdos de paz, así como se asesinaron 6000 militantes de la UP, que muchos no quieren que reviviera, dejan al país sin oposición, incoherente desde la perspectiva democrática.
Frente al hecho requerimos.
El alcalde improvisó con el decreto que le quitó a la empresa el manejo y no estaba preparado para asumir semejante responsabilidad, debe quedar esto claro, por fuera del derecho, se hizo una interpretación unilateral sobre este hecho administrativo, rescindió un contrato y no admitió replica alguna. Los contratistas vivieron lo que le pasa hoy a Petro, el tomo una decisión un  día sin permitir recursos sobre la misma, así fuera a favor de los Bogotanos.
Nuestra indignación es por lo tanto contra la des-proporcionalidad de la medida. Petro también peca por su terquedad y soberbia. No podemos escudarnos tampoco en los aspectos políticos solamente.
En toda la historia, hay errores que se pagan. Algunos hay que nombrarlos:
1.- El alcalde participó directamente en el nombramiento del procurador.
2.- Debemos leer la imputación de cargos para poder tener una opinión seria.
3.- Nadie puede violar la ley y es cierto, se tomaron decisiones políticas en gestiones administrativas, que fueron erradas, Bogotá en materia de basuras quedó absolutamente inerme.
4.- Dónde está la responsabilidad del congreso.
5.- Sin leer el fallo es imposible pero hay perlas en la imputación de cargos:
a.- Sí existen fallos del decreto por qué no se pidió su nulidad.
b.- Esto quiere decir que la falta disciplinaria está más sujeta a una interpretación unilateral, desde la ley y es desproporcionada a todas luces.
Petro no tiene otro camino que acatar el fallo, actuar en derecho, utilizar las herramientas que la ley colombiana le otorga y aquellas que el derecho internacional le permiten, son muchas y funcionan.
c. Ponderación. No puede uno, hablar de democracia y no respetarla.
d.- Debe utilizar la tutela, para eso existe.
Es hora de recordar de verdad a Mandela no invocarlo solo por prurito.
También es cierto:
1.- La medida es desproporcionada.
2.- Un procurador no pensó en la oposición como mecanismo que garantiza la democracia real.
Retirar a un hombre como Petro quince años, quien desde el congreso destapó las hoyas podridas de este país, es un exabrupto. Es una opinión absolutamente personal.






1 comentario:

Anónimo dijo...

Usted tiene la razón, pero es que los Congresista hacen la ley para que se la apliquen a ellos mismos, deben de estar temblando, porque hay un procurador "con cojones..." usted sabe que es eso. Pero también, este procurador "Non Santo" "Uribista" a morir y con posibilidad de ser después de Oscar Ivan Zuluaga, el candidato a la presidencia de la república, se la está jugando en contra de la municipalidad y el aprecio de los politicos, ah...¡Perdón! politiqueros; y para ello, no importa a quien hay que destituir así se tenga razón o no. Esa es la diferencia con el estado de derecho.
El Procurador dice, y es dogma de fe, yo destituyo al que me de la gana; y si usted es guapo, póngale el cascabel al gato.