Google+ Followers

domingo, mayo 20, 2018

LA SEXUALIDAD EN TIEMPOS DE LAS TIC


Joanat Bonet en su blog de Boomerang literario hace poco escribió: “En la construcción del amor romántico la idea del sexo es gozosa y alegre, la culminación del encuentro. Un descorche de burbujas de placer. No incluye lágrimas ahogadas, ni sensación de extrañeza, vacío, suciedad o frustración. En cambio, no siempre es feliz; bien puede remover fantasmas, agrandar complejos o envilecer a los amantes. Un sexo mecánico, sórdido, egoísta, violento y forzado, sí, todo eso puede caber en su práctica. Porque la falta de verdadera educación sexual sigue causando inmensos desgarros cuando se obvian el deseo y la correspondencia”. Y Adelante después de unas estadísticas escabrosas en materia de violación y acoso ratifica: “Una sexualidad anómala suele esconder roturas interiores. Por exceso y por defecto. En el mismo mundo que habitan depredadores sin culpa ni miedo existen otro tipo de tarados que se hacen llamar incel. Son célibes, y no voluntariamente. Tienen grabado a fuego el rechazo de aquellas que no quisieron darles atención ni cariño. Los incel –se habla ya de “movimiento” misógino- consideran a las mujeres puro objeto de uso. Se han autoconvencido de que nunca serán elegidos, y se desahogan en foros o comunidades donde solo reina el odio contra su enemigo número uno: las mujeres”[1]. Vicente Verdu escribe esto en uno de sus libros más memorables: “El capitalismo de producción definiría el período, desde finales del siglo XVIII hasta la Segunda Guerra Mundial, en donde lo principal eran las mercancías.  El capitalismo de consumo, desde la Segunda Guerra Mundial hasta la caída del Muro de Berlín, donde destacaron la trascendencia de los signos, la significación de los artículos envueltos en el habla de la publicidad. Finalmente, el capitalismo de ficción surgido a finales de los años noventa del siglo XX, de la virtualidad. Los dos primeros se ocuparían ante todo de los bienes, del bienestar material; el tercero se encargaría de las sensaciones, del bienestar psíquico. … Los unos querrían abastecer la realidad de artículos y servicios. El otro producir una nueva realidad como máxima entrega”[2]. Joanet en un aparte del artículo trae a colación una cita que resulta un enlace que articula estos dos realidades:”  Freud consideraba la sexualidad del individuo su ADN existencial, y sostuvo que, de la represión a la desinhibición, todo pasa por la cabeza y por el pasado. Sexo y porno figuran entre las palabras más googleadas por los jóvenes de hoy, cuando la educación sexual parece administrada por internet, sin filtro ni rigor. Y la dimisión de las instituciones implicadas no supone sino una infinita barra libre para sexualidades mal resueltas”. El internet constituye una verdadera revolución. Pero como todo avance, tiene sus contra-indicaciones. Por ejemplo:El mundo de las sensaciones desaforadas, alimentadas y creadas, producto del incontrolable negocio de la pornografía, en medio de un capitalismo que convirtió todo en lucro, las sensaciones son convertidas en mercancía y por lo tanto son un producto, al que se le somete a mil perversidades por los gurúes del mercadeo, hoy tienen a una buena parte de la humanidad descontrolada, se han creado servidumbres antes no vistas, con los efectos que todos conocemos. Cada comercial, por inocente que parezca tiene una cuota de erotismo, no hemos podido vender nada sin mostrar culos y tetas…la mujer es un objeto…Entonces el libido que es el centro, gravitamos alrededor de esta compulsión, nos coloca all garete, el individuo consume lo que le traigan, no hay control, nada parece cambiar. Nadie trabaja en serio en estos temas. La  violencia sexual, el Feminicidio y otras vemos son el resultado. Amanecerá y veremos. Es un hecho que las neurociencias y la revolución de los fármacos parecen haberle quitado vigencia al psicoanálisis, tan necesario, pero no es menos cierto, que la prisa de estos tiempos no admiten el tiempo que la terapia requiere, necesitándola de sobremanera, el individuo de hoy está des-centrado, disperso, sin punto de apoyo. Ahora, ¿quién estudia la sociedad en estos temas de tanta relevancia. Además, los libros y estudios que encontramos nadie los lee, curioso, nunca hay tiempo. El tema es absolutamente importante y vigente. 







[1] Joanet Bonet. Boomerang literario. El país de España.
 http://www.elboomeran.com/blog-post/922/19087/joana-bonet/el-sexo-triste/
[2] Verdu Vicente. El estilo del mundo. La vida en el capitalismo de ficción. Anagrama.

viernes, mayo 18, 2018

LA CRISIS DE HIDROITUANGO EN COLOMBIA




La mayoría de datos los he tomado del periódico “El espectador” de Bogotá, solo quiero ser claro con mis lectores.


Hidroituango, en cabeza del Grupo EPM y la Gobernación de Antioquia, representaría el 17% de la demanda de energía eléctrica de Colombia. Es decir, será la hidroeléctrica más grande del país.  Esta obra lleva más de 30 años de concepción, primero como proyecto y desde el 2010 comenzaron las obras, se esperaba según lo planeado, que estuviera en funcionamiento en enero de este año. En los dos últimos dos meses se han presentado eventos graves en los túneles de desagüe que han puesto en vilo a la obra y  los habitantes de los municipios aledaños. Estos sucesos hicieron que se tomara una medida extraordinario, que fue evacuar las aguas por la sala de maquinas, pues el túnel principal está tapado gracías a un derrumbe de cono y los dos túneles  de la primera etapa estaban cerrados y debido al derrumbre apenas los están de nuevo habilitando. A la vez, a toda marcha, están tratando de completar la represa, antes de que el nivel del agua sobrepase el límite.  A los ojos de algunos expertos es vital que EPM logre completar la "cota de 410" de la presa para que el agua no sobrepase el borde y así se evite una tragedia. Si llega a fallar, gracias a las alarmas, se evitarían víctimas mortales. Este miércoles se produjera un incidente en Hidroituango debido a un alud que bloqueó los accesos al cuarto de máquinas, y que provocó que un fuerte afluente saliera por las galerías. Una emergencia que obligó a la evacuación de más de 5.000 personas que se encuentran en los municipios río abajo. La historia es la siguiente:
1.- Está obra de gran magnitud, desde el 2010 construye los dos túneles de desviación, que constituyen una parte vital para la obra, no solo para el desvió del rio Cauca, lo cual corresponde a la lógica de un proyecto como este, sino también para evitar tragedias como la que estamos viviendo en el caso de aumentos del caudal del mismo rio que afecten a la obra y por su puesto al entorno.
2.- En el 2017 Se terminó la construcción de un túnel intermedio. El único que quedaría abierto al final de la obra.
3.- En Enero se construyen dos pre tapones en concreto sobre los dos primeros túneles. Se termino de poner en este lapso de tiempo uno de los tapones definitivos, los cuales tienen 22 metros de ancho.
4.-27 de Abril del 2018 las aguas del rio Cauca y las piedras producto del invierno y al aumento del cauce taponan el túnel intermedio. De hecho los otros dos estaban taponados por una decisión administrativa.
5.-El 29 de Abril lo destapa, por presión del rio.
6.-El 30 de Abril se desprendieron 250.000 metros cúbicos de tierra de la montaña en forma de embudo. Paradójicamente el agua continuaba milagrosamente fluyendo.
7.-El 7 Mayo un nuevo desprendimiento tapono el túnel principal, lo que implico que el embalse se comenzara a llenar.
8.-Ante la emergencia EPM decide inundar el cuarto de maquinas, lo que implica de antemano un atraso y un costo aún no evaluado.
9.-Se ordena trabajar día y noche, 14.0000 hombres a fin de terminar el embalse, esto implica una competencia por alcanzar los 410 metros sobre el nivel del mar en el embalse, o llega las obras primeros o lo hace el rio con una tragedia inconmensurable, no solo para el entorno sino de tipo económico y técnico. Es un verdadero fracaso.
La mayor inquietud la planteó en horas de la mañana de ayer  Jorge Londoño de la Cuesta, gerente de la compañía: existe la posibilidad de que se rompa la presa de la hidroeléctrica. Qué sucedería?, Que pasaría en caso de que la represa colapse y que los más de 2.720 millones de metros cúbicos de agua ( El volumen del embalse de Hidroituango) se desborden por el rio Cauca?. No es fácil responder estos interrogantes sin tener datos certeros y adelantándonos a los hechos, pero a los ojos de Santiago Ortega, profesor de la escuela de ingenieros de Antioquía, la avalancha que se produciría sería mayor a la que se produjo en Armero en noviembre de 1985. Entonces, la cantidad de todo lo que sepultó al pueblo y a más de 20.000 personas aproxima a 90 millones de metros cúbicos. Ortega quien le ha hecho un juicioso seguimiento a las dificultades generadas de Hidroituango se lo explicó a Blu Radio con  estas palabras: "Sí se daña la presa y aumenta el rio Cauca, lo de Armero será apenas una caricia.”.

Se puede prever qué sucederá si la presa colapsa y, por ello, esta semana evacuaron a cerca de 5 mil pobladores. El objetivo es evitar cualquier víctima mortal.  Conclusión, todo el problema radica en decisiones administrativas y técnicas mal tomadas, no se tuvieron en cuenta las advertencias hechas por muchos ingenieros y por la propia academia. Lo peor se informo a destiempo, esto se sabía desde hace muchos meses. Y lo imperdonable, no están claras muchas decisiones en la adjudicación. Por ahora, solo pensemos en vidas humanas. Esperemos que sucede con las investigaciones, pues en nuestro país nunca pasa nada, nadie es responsable o que ha pasado con el puente que colapsó en la vía al llano hace un año: nada. Cada uno de los posibles responsables, que son muchos, se inventará un pretexto: El cambio climático, esto es una verdad a medias, desde hace mucho tiempo sabemos de ella; las condiciones geológicas; las presiones de la comisión de energía que según algunos les hizo tomar decisiones inexplicables, como si el rió Cauca de la noche a la mañana se comportará de esta manera, todos los años vivimos la misma tragedia invernal. Esperaremos quien asume realmente responsabilidades







lunes, mayo 14, 2018

LA EXTRADICION DE SANTRICH Y LA PAZ EN COLOMBIA


Todos los días aparece en nuestro país un tema nuevo que pone en vilo todo el esfuerzo hecho sobre la paz en Colombia en los últimos ocho años. No importa qué el propósito de vivir en paz sea lo más loable después de trasegar nuestro territorio por mil formas de violencia no resueltas, desde la colonia hasta nuestros días. Hoy, con la ausencia del estado en la mayoría de territorios abandonaos por la FARC, debido al fortalecimiento de las organizaciones criminales, con la feudalización del delito por parte de varones y delincuentes  en las ciudades, los  que controlan la mayoría de negocios ilegales, factores que de alguna manera delatan la incapacidad del estado para controlar, gobernar y generar una convivencia sana, se le suma el hecho que, en aquellos temas en los que hemos avanzado, hablo del acuerdo con la FARC, siempre aparecen palos en la rueda que generan mucha incertidumbre en el proceso de implementación de los acuerdos de la Habana. El debate gira en torno a la solicitud extradición de Santrich, el cual ha sido trasladado de la fiscalía a un centro episcopal, constituye hoy  la más álgida controversia de la cuadratura de poder que domina al estado Colombiano.  
El debate sigue siendo político, sin desconocer todas las variables técnicas alrededor del mismo. La extradición en Colombia tiene una genealogía específica como instrumento de colaboración internacional. Siempre ha sido parte de nuestro código penal y de procedimiento penal, es una de las formas de evitar la impunidad, sobre todo cuando se comete un delito en un país y se piensa evadir la justicia refugiándose en el país de origen o en otro. Es un tema técnico de colaboración. Desde que apareció el narcotráfico en Colombia, el fortalecimiento de los carteles, la corrupción de nuestro instituciones, el asesinato de jueces y frente al hecho puntual del asesinato del ministro Lara en el gobierno de Belisario, el componente político, el reconocimiento expreso de la incapacidad del estado para maneja el delito del narcotráfico,  convirtieron a la extradición en un instrumento de intimidación para el narcotraficante, una manera del estado de enfrentar este delito. En adelante la historia es variopinta. Hoy no asusta a nadie y más bien con la extradición se han quedado impunes muchos delitos en Colombia. La extradición está muy ligada al fenómeno del narcotráfico. Hay razones jurídicas de mucho peso para considerar la extradición de Santrich desde la perspectiva jurídica. Pero pienso que hay mucho más razones políticas, históricas, para no hacerlo.  Lo digo por el proceso de implementación de los acuerdos  de la Habana, por las victimas y por la debilidad del mismo pedido de extradición. En últimas, la decisión la tiene el presidente de la república y de hecho debe considerar todos estas razones de peso. La mirada a una decisión como esta es más compleja de lo que la oposición piensa.  Para nadie es desconocido que los Estados Unidos están detrás de los jefes de la FARC, de aquellas personas que desde su óptica secuestraron y terminaron convirtiéndose en un cartel más. Pero, esto es apenas una parte de la historia, la FARC son y fueron un movimiento político armado, firmaron un acuerdo con el estado y el mismo deberá ser respetado. Es más importante el proceso de Paz que cualquier otra cosa.  

jueves, mayo 03, 2018

EL AMOR POR LA VIDA


Dos eventos puntuales me hicieron reflexionar sobre lo que significa la vida. Una operación de corazón abierto realizada a mi hermana hace un mes y tres recaídas de mi madre ocurridas hace un año en donde se batió con la muerte y de las cuales salió avante. La vida es una sola, irrepetible, única. Cuando mi hermana me habló de la operación, iniciaba todos los exámenes previos obligados para la cirugía, sentí por primera vez  miedo, como si me enterará hasta ahora de su situación, ella es una mujer valiente que hasta la fecha  y por más de veinte años  ha lidiado con un corazón débil con suma responsabilidad, ello implica tomar muchos medicamentos, a horas especificas, estar atenta a los síntomas, realizar exámenes en medio de sus tareas cotidianas que son muchas,  con todo lo que ella implica: Su esposo, sus hijos, su madre, el trabajo y además otras que van llenando la existencia en su recorrido, situación soportada  en un amor incondicional por la vida, siempre sin olvidar el sentido de trascendencia, eso que nos hace mirar más allá de la cotidianidad.  Al principio mi hermana tomó la cirugía como algo necesario, no podía ocultar su angustia, por primera vez le note una fragilidad, que siendo normal me preocupaba por lo que significan las fortalezas psíquicas en situaciones  como estas. Después supe que estaba muy equivocado, ella era fuerte y consciente. Pensé entonces en todo lo que había logrado, en esa manera de tomar las cosas, con entereza y responsabilidad por fuera de lo común, siempre ha sido mujer excesivamente previsiva. Ahora que pienso en su vida y en su manera de ser, me preguntaba, que mujer de la literatura se le parece. Al principio medite sobre las mujeres de Jean Austen, algunas mujeres de Rosa Montero esa novelista monumental de España, en Alana un personaje de un cuento de Cortázar, en Penélope, Ana Karenina, la maga….En fin muchas y llegue a la conclusión que el personaje que se asemeja a Nayibe es Úrsula de “Cien años de soledad”. Mi hermana, al igual que ella, por muchos años fue el eje de su casa, hablo de su hogar, ese universo intimo, de su esposo y de sus hijos. Después de muchos años, de rutinas compartidas, la he visto orgullosa de sus logros, todo o casi todo le ha salido de acuerdo a sus planes…. eso se traduce hoy, en una mujer enamorada de la vida, afianzada, gana cada vez más tranquilidad y tiene los pies sobre la tierra, odia el auto-engaño. Estoy leyendo los pensamientos de Marco Aurelio, dice, esto aprendí de Maximo, sentencia que me parece Nayibe aplica muy bien: “El dominio de sí mismo y el no dejarse arrastrar por ninguna clase de impulsos, fueran cuales fuesen; el valor en todas las circunstancias, muy especialmente en el curso de las enfermedades; aquella dulce mezcla de dulzura y nobleza que daban tan grato sello a su carácter; aquel  ánimo generoso que le hacía cumplir sin esfuerzo cuantos trabajos se le deparaban; la confianza que sabía inspirar de que su pensamiento y su palabra eran una sola y única cosa y de que cuanto hacía era movido por la buena intención; el no asustarse ni asombrarse jamás; la falta de precipitación, de lentitud, de abatimiento, de temor, de cólera y de desconfianza; el prodigar el bien, la facilidad en el perdonar, la lealtad; el dar la idea siempre de un hombre justo y sincero, sin doblez; en fin, aquella su manera de ser que evidenciaba que  a nadie miraba con menosprecio ni superioridad”. Ahora supe que mi hermana no le temía a la muerte sino que amaba la vida por encima de todas las vicisitudes, su actitud estuvo por encima de las circunstancias. Le he aprendido a amar y ahora la valoro más. Epitecto un estoico decía frente a la muerte:
“Que de la muerte y el exilio y de todas las otras cosas que parecen terribles seas de ellas consciente, sobre todo de la mortalidad, y tu no darás cabida a bajos pensamientos, y no desearás nada con ardor”. Pienso que al final nos iremos, no debemos amargarnos, la vida es presente y sus retos son el aliciente más grande. Espero mi hermana nos acompañe por mucho tiempo.

sábado, abril 28, 2018

ÉTICA PARA PROFANOS


Por qué un país es tan permeable al delito, cuales son las condiciones éticas y morales que no están funcionando  o lo que es peor,  no existen. La mirada a este fenómeno  no se puede hacer sólo desde el ámbito de la ley, tal vez  ese sea el error de la mayoría de legisladores y mandatarios, lo tratan siempre desde la óptica del derecho penal y no de la formación, de la educación que sería la manera de prevenirlo de raíz.  No resulta ser un fenómeno reciente, históricamente se ha venido acrecentando hasta convertirse en pandemia. En Colombia las cifras y hechos son contundentes, donde quiera que hay administración de lo público existe corrupción, hay una metodología precisa  para torcerle el cuello a la ley en cada caso concreto, los recursos terminan en la mayoría de los casos saqueados hábilmente entre el gobernante y los empresarios, ya sea a través de la contratación, por vía de adjudicación directa o por licitación, compras, o en los avatares propios de toda administración. Se podría hacer una historia de la corrupción en el país, tal vez fue una  herencia de la que no hemos podido escapar, desde la conquista de estas ricas tierras, la relación entre la corona y los conquistadores nació del engañó, los informes y las contratación entre estos y el rey o la casa de contratación en Sevilla estuvo basada en la mentira, en el saqueo y en la explotación. La colonia no estuvo exenta de estos procedimientos amañados y nuestra republica ni hablar. En las últimas décadas con el narcotráfico y las organizaciones criminales la delincuencia organizada alcanza niveles inimaginables en nuestra sociedad, son el pan de cada día: Llámese extorsión, robos, fleteos, préstamos gota a gota, control de barrios enteros, micro tráfico,  sólo cito los delitos más emblemáticos.  Bertrand Russel en un testo denominado ensayos filosóficos, expone un pequeño tratado de ética[1] que cae como anillo al dedo, escribe: El estudio de la ética se considera muy corrientemente dedicado a las cuestiones: ¿Qué tipo de acciones deben realizar los hombres? Y ¿Qué tipo de acciones deben evitar los hombres?. Es decir, se concibe como algo que trata de la conducta humana y decide qué es virtuoso y qué es vicioso entre los tipos de conducta entre los cuales, en la práctica, la gente tiene que escoger”. Así de simple. Colombia está en plena campaña para la presidencia, es curioso como todos los candidatos hablan del tema y sus soluciones con una facilidad escabrosa. Lo paradójico, casi todos han estado en la administración pública en los últimos quince años, la pregunta es qué hicieron para solucionarlo.  Sea la ocasión para realizar acciones concretas para mitigarlo, para sembrar en nuestra juventud fortalezas éticas, entrarle al fenómeno con rigor y seriedad, realmente se salió de madre, estamos en el peor momento históricamente hablando.  Pese a ser un problema mundial, por ahora miremos como lo enfrentamos nosotros, ojala los candidatos entiendan lo importante del tema.






[1] Russell Bertrand. Grandes obras del pensamiento. Ensayos filosóficos. Ediciones Altaya. Pág 10

lunes, abril 16, 2018

TRAGEDIA Y LIBROS EN COLOMBIA


El secuestro y la posterior muerte de los periodistas ecuatorianos nos deja un sabor amargo y nos recuerda tiempos que creíamos superados, es un hecho que las disidencias de la FARC responden sólo a propósitos espurios, dedicados a la exportación de coca, el manejo de las rutas y los negocios ilegales que el corredor fronterizo genera por razones de orden geográfico, hablo de los laboratorios camuflados en la selva, estos grupos son un cartel  que por su puesto hay que acabar. El manejo de los dos gobiernos de esta situación fue  lamentable, lo expreso por el resultado nefasto. Ecuador negociando por debajo de la mesa y Colombia impotente militarmente, en el primero decanta la falta de experiencia y el último dejó ver que no hubo contra-inteligencia. Las viejas zonas dominadas por la FARC están al garete, la ausencia del estado es total, lamentable y las consecuencias saltan a la vista.
Recuperar los cuerpos, que es lo mínimo, dar con los que perpetraron  tan horrendo crimen y generar políticas que generen inversión social en aquellas zonas abandonadas por el gobierno es lo mínimo. Las reacciones han sido varias, la más importante se dio en Medellín : “Gustavo Mohme, presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que celebra su reunión de medio año en Medellín, rechazó el homicidio de los periodistas Javier Ortega, Paul Rivas, y el conductor Efraín Cegarra, todos ecuatorianos no salen del asombro, no están acostumbrados a estas tragedias y el mundo ve cómo en Latinoamérica el periodismo hoy a perdido más de 69 comunicadores, asesinados vilmente, México sufre un desastre en esta materia.
Mañana comienza la feria del libro en Bogotá, realmente los lanzamientos en materia de textos es variopinta y exquisita, el invitado de honor Argentina se viene con todo, los conversatorios y las conferencias constituyen un verdadero bocado, siempre me pregunto por  qué no cuelgan en la red dichos eventos. Espero visitarla

lunes, abril 09, 2018

ASI ARDIERON BOGOTA Y WASHINGTON EN ABRIL


La relación de lo que pasó en Bogotá con ciertos hechos emblemáticos, por ejemplo la muerte de Manuel Luther King puede tener conexiones impredecibles, la óptica es de suma importancia desde política y las consecuencias que los dos hechos tuvieron, esta es la esencia del texto que reproduzco tomado del periódico “El tiempo” de Bogotá. Este enfoque es importante, se sale del lugar común . Es necesario que las nuevas generaciones conozcan nuestra historia, el olvido es el peor pecado de un pueblo.

Se conmemoran 50 años del asesinato en EE. UU. del líder afro Martin Luther King y 70 del de Gaitán.

Por: Leopoldo Villar Borda

03 de abril 2018 , 08:29 p.m.
Parodiando a Dickens, se podría decir que Colombia en 1948 y Estados Unidos en 1968 vivían el mejor de los tiempos y el peor de los tiempos. En Colombia imperaba la democracia, pero subsistía la pobreza. En Estados Unidos abundaba la prosperidad, pero permanecían las secuelas de la esclavitud. Estos dos mundos tan distintos se vieron hermanados en la tragedia un mes de abril, con dos décadas de distancia, cuando unos disparos asesinos los precipitaron al caos y cambiaron para siempre la historia de los dos países.
Por cuatro días de diferencia, no pasaron veinte años exactos entre los magnicidios de Jorge Eliécer Gaitán y Martin Luther King, que en el siglo veinte marcaron con sangre y fuego a Bogotá y Washington –y por extensión, a Colombia y Estados Unidos–. El 9 de abril de 1948 fue un viernes, que carga una mala fama milenaria porque fue el día en el que murió Jesucristo. El 4 de abril de 1968 fue un jueves, así que por un día no cumplió con ese siniestro distintivo. Pero si los días no coincidieron, el eco de los disparos que hicieron Juan Roa Sierra y James Earl Ray sigue resonando en ambas naciones, donde prendieron dos incendios que aún no se apagan: la guerra que en Colombia fue bautizada con el eufemismo de Violencia y la rebelión de los afroamericanos en los Estados Unidos contra un racismo que se resiste a desaparecer.
La catástrofe que desencadenó Roa Sierra al oprimir tres veces el gatillo desde el marco de la puerta del edificio Agustín Nieto aquel fatídico 9 de abril, cuando Gaitán acababa de abandonar su oficina y salir a la carrera séptima, golpeó a todo el país, pero especialmente a Bogotá, víctima de los peores desórdenes, incendios y saqueos. La furia popular que desató Ray dos décadas después al disparar contra King desde una ventana oculta, cuando el ídolo afroamericano conversaba con el músico, amigo suyo y activista de los derechos humanos Ben Branch en el balcón del segundo piso del motel Lorraine de Memphis, Tennessee, ocasionó una oleada de disturbios raciales en decenas de ciudades pero afectó principalmente a Washington, uno de cuyos sectores céntricos fue reducido a cenizas.


No son muchos los que guardan recuerdos directos de aquellos hechos. Por esto se puede considerar un privilegio haber estado presente en Bogotá y Washington en ambas ocasiones y poder dar vivo testimonio de las dos tragedias, que todavía palpitan en la memoria colectiva de ambos países. Setenta años después en el caso colombiano y cincuenta en el estadounidense, aquellas calamidades continúan siendo referentes obligados para comprender la evolución de los acontecimientos que marcaron desde entonces la historia las dos naciones.
EL INCENDIO BOGOTANO
No fue necesario estar en la avenida Jiménez o la plaza de Bolívar de Bogotá para advertir la magnitud de los incendios que desencadenó el 9 de abril la turba enfurecida por la muerte de su líder. Desde Chapinero o el sector de la avenida Chile era fácil ver el cielo amarillo sobre el centro bogotano, por el brillo del fuego que consumió iglesias y edificios públicos, las primeras presas de la rabia popular. Según se estableció después, 142 edificaciones fueron destruidas y el centro histórico quedó en ruinas. Nunca se sabrá con exactitud el número de muertos en la revuelta y su represión por el Ejército. La embajada alemana llegó a calcularlo en 3.000, y algunos investigadores lo han situado alrededor de 500.


Ni siquiera la lluvia que cayó esa tarde sobre la capital dispersó a la muchedumbre que invadió el centro y empezó el saqueo de almacenes, especialmente aquellos donde podía encontrar armas de fuego o de otra naturaleza para atacar las dependencias del Gobierno, instintivamente culpado del crimen. Los exaltados insurrectos desafiaron las balas de los soldados enviados para reprimirlos, y las calles se llenaron de cadáveres, recogidos después en camiones y llevados al Cementerio Central, donde formaron un espectáculo espeluznante e inolvidable para todos los que lo vieron.


En las primeras horas, un número indeterminado de francotiradores se apostaron en pisos altos y torres de iglesias para librar una lucha desesperada y estéril contra el Gobierno. El cañonazo del Ejército que destruyó la torre de la iglesia de Santa Bárbara, en la calle quinta con la carrera séptima, y acabó con los que habían tomado posiciones allí se convirtió en uno de los símbolos de aquel amotinamiento frustrado. Los trabajadores de la pequeña vulcanizadora situada en la calle 12 con carrera 17, donde trabajaba Roa Sierra, fueron los más sorprendidos al enterarse de que uno de sus compañeros había sido señalado como el asesino y linchado en el lugar del crimen. Para la totalidad de los atónitos habitantes, y sobre todo para las amas de casa, lo que siguió fue la angustia por obtener los víveres para subsistir en una ciudad sitiada por la violencia y el miedo.
WASHINGTON, OCUPADA
En Washington, la detonación de la bala que acabó con la vida de King en un lugar situado a 1.200 kilómetros de distancia repercutió como si hubiera sido disparada en el Capitolio. Washington era la ciudad afroamericana por excelencia, donde se habían refugiado desde el siglo anterior los esclavos que huían de su cautiverio en el sur, a los cuales se añadieron muchos otros cuando Lincoln proclamó su emancipación. Alrededor del clásico edificio donde reside el poder popular de Estados Unidos y en cercanías de la Casa Blanca se había formado el gueto donde residía esa población, la más pobre del país. Allí comenzó una revuelta que duró cuatro días y obligó al presidente Lyndon Johnson a ordenar la ocupación del centro de la ciudad por más de 12.000 soldados federales, en un despliegue militar que la capital estadounidense no presenciaba desde la Guerra Civil.


Hasta ese día había sido impensable que los militares emplazaran ametralladoras en el techo de la mansión presidencial y que carros blindados del Ejército circularan por las calles que circundan el parque Lafayette o la avenida Pensilvania. Menos se imaginaba que un día los habitantes de la capital del mundo se verían obligados a refugiarse en donde pudieran para escapar el toque de queda. Miles de oficinistas del Gobierno y de los organismos internacionales con sede en la ciudad se apresuraron a salir temprano de sus oficinas, y aun así muchos no alcanzaron a llegar a sus casas. Se alojaron en hoteles o casas amigas. El ambiente de Washington en el anochecer del 4 de abril, cuando en las calles solo había soldados, no era muy distinto al de cualquier ciudad del tercer mundo amenazada por una revuelta.


Como había ocurrido en Colombia el 9 de abril, cuando la población enloqueció al grito de “¡Mataron a Gaitán!”, en Estados Unidos ardieron decenas de ciudades al propagarse la noticia del asesinato de King. En Washington hubo más de mil incendios. Lo irónico fue que estos arrasaron con los barrios pobres donde vivían los mismos sublevados: el Shaw, alrededor de la calle 14 –que desde mucho antes temían recorrer los blancos–, el de la plaza Mount Vernon y otros vecindarios que llegaban hasta el barrio chino, los cuales se convirtieron después en los más codiciados de la ciudad. En ellos se levantaron más tarde condominios de lujo y se instalaron tiendas exclusivas, como Ferragamo y Gucci, frecuentadas por los blancos adinerados que ahora habitan allí, donde un apartamento cuesta entre uno y medio y dos y medio millones de dólares.
LOS ENIGMAS
En lo que siguió a las dos tragedias también hay semejanzas. En Colombia subsiste la incógnita sobre los autores intelectuales del crimen que partió en dos la historia del país y aun sobre el hecho de que Roa Sierra fuera el verdadero asesino. Su muerte a manos del pueblo impidió despejar el misterio.


Sobre James Earl Ray también hay dudas, pues aunque inicialmente se declaró culpable, después se retractó e implicó a otros, incluyendo a su hermano Johnny. Ray huyó el día del crimen, fue detenido en Londres dos meses después y conducido a Memphis, donde fue sentenciado a 99 años de prisión. Murió en la cárcel cuando había pagado la tercera parte de la pena.


Cinco años antes un nuevo personaje se había incorporado al elenco de la tragedia: Lloyd Jowers, dueño de un restaurante que funcionaba cerca del motel Lorraine. Este afirmó que Ray era un chivo expiatorio porque el asesinato de King había sido planeado por unos conspiradores que contrataron a un policía de Memphis llamado Earl Clark para que lo perpetrara.


La familia de King entabló un juicio contra Jowers en 1998, en el cual fue representada por el abogado William Pepper, quien había sido el defensor de Ray. En 1999 un jurado de Memphis adoptó la teoría de la conspiración y dictaminó que Jowers había formado parte de ella y que en el crimen también habían estado involucrados agentes del Gobierno. Sin embargo, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos realizó después otra investigación que dejó sin piso la decisión del jurado de Memphis. Así, en este caso tampoco se pudo despejar el enigma.

LEOPOLDO VILLAR BORDA
ESPECIAL PARA EL TIEMPO