Google+ Followers

miércoles, noviembre 15, 2017

LA MUERTE LO MÁS HUMANO E INHUMANO QUE NOS ACONTECE

Rosa Montero tiene una peculiar manera de ver la vida y la muerte, es un tema obsesivo en su obra. El tema de la muerte lo trata desde la visión de un androide en una de sus mejores obras y desde un personaje, Bruna, que al saber que va a morir, pues se le ha olvidado que es mortal, va contando los días que le quedan en medio de un yo inmenso, que lo abarca todo, se da cuenta que en dos parpadeos nos morimos, en dos parpadeos se morirá la próxima generación y en dos parpadeos seremos olvidados. Todo en medio de un mundo hermoso, una vida cargada de deseos y una conciencia universal que comprende trágicamente cuan pequeños somos. Traigo a colación el tema porque el sábado se cumplen dos años de la muerte de mi esposa Ana Isabel, todos los días desde que se fue, después de un cáncer lacerante que se la llevó sin ninguna licencia, pese a que he sabido lidiar con el dolor y la ausencia que me pesa mucho, nunca dejo de pensar en lo bella que es la vida y lo injusta al tiempo, paradoja que domina todo el espectro de nuestra existencia, tal vez porque no hemos comprendido la muerte como realidad inexorable de la que nunca escaparemos.  Heidegger trabajó este tema. Al tratar de responder este interrogante expreso como a priori la distinción entre el temor y el miedo”:  “El miedo encuentra su origen en algo externo. Siempre se tiene miedo de una persona o cosa determinada, no obstante solo un ser que se preocupe por su Ser puede sentir miedo. Al tener miedo el hombre se preocupa por su propio ser-en-el-mundo. El temor no encuentra su origen en un objeto determinado y definido. Lo que al hombre le inspira temor es el mundo como tal. En el temor el mundo se le aparece al hombre irremediablemente en toda su nada. Un mundo que es ajeno a él. En el temor el hombre se encuentra a sí mismo como un ser arrojado a un estado en el que no está a gusto, y si trata de escapar de este hecho duro, si se refugia en el ser uno-como-muchos (das Man), su ser, su existencia se vuelve inauténtica”. “El temor es lo que constituye el significado propio, genuino y auténtico del yo. En el derrumbamiento el hombre se escapa de sí mismo, de su ser auténticamente el mismo, en última instancia de su ser hombre. En el temor el hombre se enfrenta con su ser como proyecto inacabado, su ser como posibilidad. El hombre ejerce la ejecución de su propio ser, pero siendo un proyecto caído. Caído porque aún no adquirido perfecto dominio sobre sí mismo. El temor descubre en el hombre la posibilidad de ser proyecto, y esta posibilidad es la muerte. La muerte es entendida entonces como fin del ser potencial del hombre. La muerte es el fin de todo proyecto, o dicho de otra manera, todo proyecto se acaba con la muerte. Por consiguiente todo temor es temor a la muerte”[1].
En mi vida y en mi casa, que es como decir, en el universo de mi existencia, Ana está más presente que nunca. No solo es una guía constante de mis actos, desde el amplio espectro de lo que significó su vida, sus enseñanzas y por su puesto su partida, con este hecho entendí lo efímero que somos, no porque no lo supiera antes, sino porque no lo había asumido realmente, aprendí entonces  lo valioso que constituye  cada minuto de la existencia, como perdemos tiempo en cosas banales, la mayoría de veces la vida es una constante sumisión total a cosas que ni siquiera comprendemos. Heidegger precisa con absoluta contundencia: “Pero la muerte es parte constitutiva de la vida del ser del hombre. El hombre desde que nace comienza a morir, comienza a vivir con la muerte. Tan pronto como el hombre viene a la vida ya es lo suficientemente viejo para morir.  
La muerte no es, o no debe ser, un hecho vivido externamente sino que debe ser vivido como algo  intrínseco a la propia vida del hombre. Mas el hombre, en su cotidianeidad, en su praxis, es absorbido por el anonimato”.  Veo a mis hijos, con todo el potencial y la arrogancia que les brinda una juventud cargada de posibilidades y pienso en como los afectaría positivamente la partida de su madre…cómo dejar de ver este hecho como tragedia y en cambio asumirlo como una realidad que nos vívifica….apenas somos un soplo en el inmenso infinito de la existencia universal………Cada uno de nosotros debe entender que el tiempo es lo único que tenemos y como  lo enseñó Seneca en la “Brevedad de la vida”: “La mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy”. No quiero estar triste en el día del aniversario de su muerte….pienso que su presencia es total…que el río de la vida debe continuar…y  pese a que la muerte está ahí…la vida es con lo único que contamos. Seneca también expresó: “La tristeza, aunque esté siempre justificada, muchas veces sólo es pereza. Nada necesita menos esfuerzo que estar triste”. Ahora,  en mis rutinas pienso en Ana como grata compañía…en las mañanas cuando despido a mis hijos digo: Soy Ana y Cesar……Cuando los espero en la noche con angustia por los temores que no avizoran los adolescentes, sufro en silencio y pienso: Estoy con Ana…Estamos esperando a los hijos… Siento su presencia..su fuerza, esta ahí, siempre a mi lado……Cuando hago algo en lo que se que no estaría de acuerdo, siento su mirada……Ahora, sabiendo lo implacable que es la muerte y lo corta que es la vida la pregunta es: Qué dejamos cuando nos vamos….cual es legado…Ana dejó tres hijos formados para la vida. Les enseñó una manera correcta de enfrentar la vida, de encararla sin mentiras, ellos son: Alegres, positivos, responsables………Están agradecidos con su legado, qué más le podemos pedir a la existencia, sino es otra que gozarse la vida…Ana llena siempre de luz y alegría este hogar…no la recordamos, la vivimos.









viernes, noviembre 03, 2017

LA IDEOLOGIA EN ESTOS TIEMPOS

Prevalece en estos tiempos un mundo cargado de tecnicismos y sentido práctico exacerbado, des-ideologizado,  descarta este componente, pese a que las ideologías constituyen el marco performativo inexorable que sustenta la acción política, dándole sentido a las practicas gubernamentales o  las oposiciones a estas; define las sociedades, en sus principios; al estado en su estructura, las relaciones de este con sus ciudadanos; la ideología parece no ser importante para la gente en general, para los mismos analistas y de hecho es de la mayor relevancia. Encontré un excelente ensayo al respecto que empieza con un cuestionamiento especifico: “La controversia sobre el contenido y la función de las ideologías acompaña a este concepto desde su nacimiento, habitualmente situado en el cambio del siglo XVIII al XIX (Knight 2006). El constructo se encuentra progresivamente desgastado, denostado y, a la vez, cíclicamente recuperado o dignificado, en una dialéctica que parece acompañarle de for­ma constante (Orjuela 2007; Ariño 1997; Eagleton 1997)”[1]. El libro: “Ideología” de Terry Eagleton está justificado de esta manera: ¿Cómo explicar este absurdo? ¿A qué es debido que en un mundo atormentado por conflictos ideológicos la noción misma de ideología se haya evaporado sin dejar huella en los escritos posmodernos y postestructuralistas?”. Cuando se habla del estado, de sociedad, de gobierno, nadie se preocupa por las configuraciones teóricas de carácter ideológico que lo hacen posible. He oído hablar de crisis de los partidos políticos y es poco lo que escucho sobre la estructura ideológica que los sustentan.
Eagleton tiene una hipótesis frente a esta crisis: “Muy brevemente, sostengo que tres doctrinas clave del pensamiento posmoderno han convergido en el descrédito del concepto clásico de ideología. La primera de estas doctrinas se basa en el rechazo de la noción de representación -de hecho, un rechazo de un modelo' empirista de representación, en el que con el desagüe del baño empirista se pierde, con la mayor indiferencia, el bebé representacíonal-. La segunda doctrina gira en torno a un escepticismo epistemológico, según el cual el acto mismo de identificar una forma de conciencia como ideológica entraña alguna noción insostenible de verdad absoluta. Considerando que esta última idea tiene pocos partidarios en la actualidad, la primera se desmoronará tras sus pasos. No podemos calificar a PoI Pot de fanático estalinista, ya que ello implicaría una certidumbre metafísica acerca de lo que supondría el no ser un fanático estalinista. La tercera doctrina atañe a una reformulación de las relaciones entre racionalidad, intereses y poder, de carácter más o menos neonietzscheano, según la cual se considera redundante el concepto de ideología sin más”[2]. Tal vez a estos componentes se le suma una monumental imposición de los tecnicismos de una sociedad de consumo que relativizo las ideologías, las convirtió en una mercancía más, como todas ellas, tiene un tiempo corto de vida, lo que es un exabrupto, pero cobra mucho sentido en la práctica actual. Manzano en su ensayo establece: “La controversia comienza en su propia de­finición, sobre la que no existe unanimidad. Y con­tinúa a través de discusiones que se establecen en torno a contemplar el concepto en la práctica, a considerarlo opcional o inevitable, a incluir sus efectos sociales y psicológicos, o a centrar la aten­ción en su relación con otros conceptos pertinentes para entender el comportamiento humano”.
Resulta necesario entonces recordar: “La ideología es un acompañante inevitable. El mundo es observado siguiendo algún marco perceptivo que organiza valores y facilita la comprensión. Con los términos de McCombs (1996), las personas necesi­tamos contar con algún sistema de orientación que nos permita pensar y actuar en el mundo, es decir que alimente la impresión de que sabemos cómo fun­ciona y qué hacer. Es más, generamos tal fidelidad y dependencia de estos sistemas organizados que para salvaguardarlos llegamos a admitir engaños y manipulaciones (Luhman 2005)”[3]. Parece no importar, fuera de la academia y algunos especialistas que siguen recabando en el tema, que es más importante de lo que se quiere admitir. El tema rebasa lo social, compete también al individuo: “El carácter inevitable de las ideologías se afianza también desde su relación con las identidades indi­viduales, de tal forma que la adscripción al marco forma parte de la construcción del Yo. No en vano, la ideología puede ser concebida como una narración sobre el mundo, mientras que la identidad es una narración sobre la propia persona, que cuenta a las demás y a sí misma (Saavedra 2007)”[4].
La ideología es aquello en que las personas creen, el contexto que lo cubre todo, sustentan el tipo de sociedad y estado en que viven y creen, los hombres mueren y viven por una ideología, estas constituyen motivo de la acción individual y política para refutar o imponer un modelo de sociedad, de gobierno y por lo tanto estado, de las grandes revoluciones que han trasformado el mundo.
Imposible dejarlas a un lado…tal vez se pueda ignorarlas, pero siempre estarán ahí, alimentando la súper-estructura del estado en todas sus variables y por tanto al sujeto.  






[1]
 Manzano-Arrondo, V. 2017. “Ideología y aversión ideológica”. Revista Internacional de Sociología 75 (3): e068. doi: http://dx.doi.org/10.3989/ris.2017.75.3.15.117

[3] Manzano-Arrondo, V. 2017. “Ideología y aversión ideológica”. Revista Internacional de Sociología 75 (3): e068. doi: http://dx.doi.org/10.3989/ris.2017.75.3.15.117

[4] Ibidem

domingo, octubre 22, 2017

COLOMBIA FRENTE A LOS ACUERDOS DE LA HABANA

La muerte continua de líderes sociales a lo largo de todo el país, la estigmatización continua a los cuadros directivos de la FARC, así como a sus cuadros políticos, se nos olvida, venimos de un conflicto armado, la información falsa y temeraria contra todo lo que signifique inclusión generada por una derecha descontrolada y temeraria, la falta de sindéresis del gobierno Santos, quien después de conseguir lo difícil no ha tenido la voluntad política y la capacidad para cumplir en lo mínimo del acuerdo, han generado una grave crisis frente a los pactos de la Habana. Alfredo Molano en su última columna del espectador lo define con absoluta lucidez: “Se suponía que la dejación de armas era el paso más difícil. Se entregaron las armas y los guerrilleros están entrando a la institucionalidad, de donde, la verdad sea dicha, nunca salieron porque esa manta jamás los cobijó. Ahora se enfrentan con realidades que no conocían y creo ni sospechaban: la morronguería de los aparatos del Estado. El más tangible –con varios muertos a su cuenta– ha sido la sustitución de cultivos ilícitos, que es el nombre contemporáneo del conflicto agrario”[1]. Lo que no se entiende es que algunos líderes políticos, de manera irresponsable insistan en volver trizas el acuerdo, con una pasión desmedida, nada les sirve, sus análisis y actitud son absolutamente destructivos, como si esto no representara  una verdadera apuesta a la guerra que terminaría catapultando a las Bacrim y dejando sin norte a todo el país, más sí le sumamos la situación general de la institucionalidad, está en cuestión debido a una corrupción endémica. No hay ponderación  y lo que es peor, la polarización y campañas negras llegaron a niveles inmanejables, solo se piensa en eliminar al otro de cualquier manera, la dialéctica y  el debate se acabaron. La muerte de los campesinos sembradores de coca en Putumayo, la situación de la justicia, todos los días hay noticias nuevas a granel, hechos que obligan al señor presidente a tomar el toro por los cachos, necesitamos que nos genere un mínimo de confianza. Lo peor que le puede pasar a un país es la falta de norte. Pienso que aún estamos a tiempo para realizar los actos que sellen el acuerdo, se realice una apertura, se redima a las víctimas del conflicto, se repare y se hagan unas elecciones democráticas con la participación de los ex­ guerrilleros y la izquierda, la que siempre ha sido diezmada y desaparecida de manera inclemente. Señores, todos cabemos en este país. 
ADENDA: Es increíble ver al vicepresidente Germán Vargas, quien participó en la totalidad de decisiones del presidente Santos, quien hasta hace poco  fungía como super-ministro con chequera y poder, decide de súbito oponerse al proceso de acuerdo con la FARC, a la reforma política que cursa en el congreso, a la JEP como si no hubiese hecho parte del gobierno:  De película.




[1] Alfredo Molano. Columnista del espectador.
https://www.elespectador.com/opinion/y-ahora-que-columna-719151

domingo, octubre 15, 2017

NOTICIAS RELEVANTES DE LA SEMANA

La Corte Constitucional Colombiana avaló al acto legislativo 02 de 2017 que blinda jurídicamente los acuerdos de paz alcanzados entre el Gobierno y las Farc en La Habana, Cuba y determina que estos no podrán ser modificados en al menos 12 años. Después de varias sesiones de votación, el resultado fue aprobar todo el acto tal y como fue presentado en la Corte.
“Por decisión unánime, la C Constitucional legitima y da estabilidad por 3 gobiernos al acuerdo de paz”, afirmó el Jefe de Estado.
Por su parte, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz emitió el siguiente comunicado acerca del mismo tema.
“La Oficina del Alto Comisionado para la Paz destaca el sentido del fallo anunciado hoy por la Corte Constitucional, en el que se reconoce que el Acto Legislativo 02 de 2017 no reemplaza ningún pilar constitucional y tiene como propósito brindar estabilidad y seguridad jurídica al Acuerdo Final de Paz suscrito con las Farc.
El anuncio de la Corte es una invitación a las autoridades y a la institucionalidad en general a adoptar el Acuerdo Final como un referente de interpretación a la hora de ejecutar las leyes de implementación, y constituye una garantía jurídica para que los desarrollos normativos de la implementación sean fieles al espíritu del ‘Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera’.
La determinación del Alto Tribunal Constitucional es además un mensaje de tranquilidad para los ex combatientes de las Farc, sobre la solidez jurídica de las leyes de implementación que se derivan del Acuerdo Final.
Se anunció el nuevo premio nobel de economía. La academia se sale un poco de la ortodoxia y vuelve por aquellas investigaciones novedosas de carácter psicológico sobre las decisiones en materia económica. El editorial del diario la republica hizo el mejor análisis sobre  los presupuestos más generales de su teoría. Richard Thaler fuel el galardonado. Su estudio busca dilucidar” Cómo las personas simplifican la toma de decisiones financieras mediante la creación de cuentas separadas en su mente”. “Recibió la distinción por su aportación a la economía conductual, esa línea de la ciencia social que se dedica a estudiar las causas y los efectos de las decisiones de las personas a la hora de definir una compra. El profesor de la Universidad de Chicago estudió la manera como se toman las decisiones económicas a nivel científico, las tendencias cognitivas, emocionales y sociales en el comportamiento de las personas; y ha unido todo este material de la esfera psicológica con la maneja cómo los individuos dan origen a un nuevo campo de la economía del comportamiento, utilizada para dinamizar el consumo”. La mayoría de las decisiones que tomamos al respecto no son racionales sino emocionales, la mente humana en sociedad deseantes, está configurada por variables que están siendo estudiadas de manera científica, no solo escrutando la mente humana sino procediendo a crear métodos para cuantificarla y de hecho analizarla. “Es una nueva área de la exploración económica donde juegan elementos como la racionalidad limitada y a la contabilidad mental; Thaler plantea en sus estudios que las personas simplifican las decisiones financieras creando cuentas separadas mentales. El concepto de “contabilidad mental” es nuevo y versa sobre las preferencias o prioridades en el momento exacto de tomar una decisión de consumo: ¿en cuántos años puedo pagar esta hipoteca? ¿Es necesario un seguro para la universidad de los hijos? ¿En qué sector de la ciudad tendré mejor nivel de vida? Thaler explica que hay una aversión innata en las personas al largo plazo y que existe la contabilidad mental que tiende a centrarse en las pérdidas. En conclusión, sus estudios exploran cómo las limitaciones cognitivas del ser humano pueden influir a los mercados financieros. A Thaler también se le adjudica la paternidad del concepto de empuje o refuerzo que se usa en el sistema financiero o en los fondos de pensiones para ayudarles a las personas ahorrar más para su jubilación remota, pero determinante”[1].







[1] Editorial del diario la republica. https://www.larepublica.co/opinion/editorial/el-nobel-y-la-decision-de-endeudarse-2558239

sábado, octubre 07, 2017

HALLADO EL CADÁVER DE UN FOTÓGRAFO SECUESTRADO EN MÉXICO

Este blog ha estado atento a la grave situación del periodismo Mexicano, cada vez que asesinan un periodista las fuerzas  oscuras de este país, que inexplicablemente cayó en la manos de las mafias y la corrupción, no solo denunció la inercia de las autoridades ante estos hechos oprobiosos, ya han caído 19 colegas, sino que llamo a la solidaridad del continente. Esta vez transcribimos la noticia el periódico “El país” de España, tal vez cansado de ver que no pasa nada.

Edgar Daniel Esqueda es el undécimo reportero asesinado en México este año, según Artículo 19. Hombres vestidos de policía lo sacaron de su casa el jueves por la mañana.
PABLO FERRI

Las autoridades del Estado de San Luis Potosí, en el norte de México, han encontrado este viernes el cadáver del fotógrafo Edgar Daniel Esqueda Castro. La familia había denunciado su desaparición el día anterior. Según informaron a la fiscalía, hombres vestidos de policías ministeriales irrumpieron en la casa y se llevaron a Edgar. La fiscalía explicó el mismo jueves que ningún policía ministerial "había realizado ninguna acción policial en contra del reportero".

De acuerdo a la cuenta del Comité de Protección de Periodistas, CPJ por sus siglas en inglés, Castro Esqueda sería el sexto reportero asesinado en México en lo que va de año. El CPJ sólo cuenta los asesinatos motivados por la actividad profesional del reportero.  Según Artículo 19, organización que defiende los derechos de los periodistas, es el undécimo. Artículo 19 no discrimina si el asesinato tuvo que ver o no con su trabajo.

La cuenta ha variado desde el asesinato del último periodista, Cándido Ríos, en Veracruz, el pasado agosto. EL PAÍS explicó entonces que su asesinato era el noveno de un periodista en lo que va de año. Para entonces, ni Artículo 19 ni el CPJ contaban al michoacano Salvador Adame. La fiscalía había encontrado sus restos, pero la familia negaba que fueran de Salvador. Finalmente, la familia aceptó.

Edgar era fotógrafo de nota roja, de sucesos. Tenía su propio portal y colaboraba con otros medios de la región, como Vox Populi. Fuentes de la fiscalía informan de quesu cuerpo ha aparecido maniatado, junto a unas vías de tren, cerca del aeropuerto. Al parecer, el cadáver presenta heridas de bala.

Después de que trascendiera su desaparición, colegas del fotógrafo recordaron que Edgar había presentado una queja ante la comisión estatal de derechos humanos hace unos meses. Jan Albert Hootsen, de la oficina del CPJ en México, explica que "se refieren a un evento de junio, cuando la víctima estuvo en un evento en San Luis. Él estaba sacando fotos después de una balacera. Y vino un ministerial que le quitó la cámara y la credencial de elector". Gerardo Guillermo Almendarez, editor del digital Vox Populi, añade que "en una escena del crimen, agentes ministeriales le pidieron que no tomaran fotos. En otra escena se lo volvieron a encontrar y otros agentes le pidieron igual que no tomara fotos, que no hiciera su trabajo. Se presentó una queja ante la comisión estatal de derechos humanos, pero no se le aplicó ninguna medida cautelar. Ayer nos informaron de que en el mes de julio, el comité federal estaba evaluando si requería o no medidas cautelares".

Almendarez se refiere al mecanismo de protección de periodistas de la Secretaría de Gobernación. De ser cierto, supondría un nuevo golpe contra la credibilidad del propio organismo y de sus responsables. Si el reportero había denunciado el pasado junio, y el mecanismo lo supo como tarde en julio, ¿por qué no se tomaron las medidas necesarias para proteger su integridad?

Las críticas al mecanismo vienen de largo, aunque arreciaron tras el asesinato del reportero Javier Valdez en Sinaloa en mayo. Las protestas del gremio dentro y fuera de México fueron de tal magnitud, que incluso el presidente, Enrique Peña Nieto, anunció que el mecanismo dispondría de fondos extra. Eso fue en mayo. En julio, el mecanismo habría atendido el caso de Edgar. Ahora está muerto.

Además de las fallas del mecanismo, las autoridades deberán lidiar ahora consigo mismas. La posible implicación de policías ministeriales en el secuestro y asesinato de Esqueda fuerza la intervención de la Procuraduría General de la República, concretamente de la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión, Feadle.

No es nuevo que autoridades de distinto rango, en este caso policías ministeriales, agentes de la propia fiscalía, sean sospechosos de atacar a un reportero. Artículo 19 denuncia año tras año que la principal fuente de agresiones a la prensa en México es la autoridad.


A falta de tres meses para que acabe el año, 2017 aparece como uno de los peores para la prensa en México. Según la cuenta de Artículo 19, el caso de Edgar Esqueda es el undécimo del año e iguala los casos de 2016, el que era, hasta ahora, el peor ejercicio del sexenio. Según sus cálculos, este año y el pasado son los peores al menos desde 2000.


lunes, octubre 02, 2017

EL PANORAMA ELECTORAL COLOMBIANO

La mayoría de los pre-candidatos presidenciales salieron a la palestra haciendo alianzas, otros apenas están tanteando el panorama, son 34 en total; en medio de una coyuntura especial del país gracias a varios factores: Al proceso de consolidación de los acuerdos de la Habana en su fase de implementación, con la parafernalia que ello implica; crisis económica, el país no sale de su resilencia productiva y baja de consumo, estamos al portas de una recesión; en pleno debilitamiento de los partidos tradicionales; circunstancias que generan una expectación sin precedentes en torno a las elecciones que se avecinan, a estos factores se le agregan las coyunturas locales que son muchas y más bien críticas. Los candidatos por primera vez son conscientes de esta coyuntura que implica la necesidad de cambio, sus propuestas serán de suma importancia para el futuro de Colombia, es evidente, hay una masa apática que no puede en esta ocasión des-atender sus obligaciones ciudadanas, una juventud presta a participar y un electorado tradicional dispuesto a dar la vuelta a la tuerca y votar por candidatos diferentes al común histórico.
El panorama es variopinto. El partido liberal, de la mano de Cesar Gaviria, Horacio Serpa, Fernando Cristo, en compañía de un grupo de parlamentarios que han mantenido la coalición con el gobierno Santos y que tendrán que hacer acercamientos con el Doctor Alfonso Prada en lo que respecta a una posible coalición, alianza que depende de igual manera del acompañamiento de muchos líderes regionales, vive una crisis muy fuerte, sigue paradójicamente dependiendo de clientelismos, de la repartición de los poderes locales, la mermelada que llaman y de una forma de hacer política que genera mucha resistencia por ser anacrónica y corrupta. El candidato se elegirá por consulta este año, lo que significa que no va el senador Galán ni Vivian Morales, el primero, la única reserva moral del liberalismo capaz de remover un electorado apático y Vivian con más votos cautivos de los que puedan reunir muchos caudillos viejos del partido. En este sentido la opción Humberto de la calle para el liberalismo toma mucha fuerza.
El partido Conservador que no ha tenido candidato propio parece continuar sin cabeza visible y opción, desde hace muchos tiempo, creo que  hace 20 años no compite en unas elecciones directamente, lo que no quiere decir que se haya alejado del poder, fue parte de todos los gobiernos: Con cuota ministerial, acuerdos en la lección de las directivas del congreso, participación directa en la agenda parlamentaria y por su puesto en el manejo de la clientela y de los contratos, lo que no lo exime de responsabilidades. Está buscando ir con candidato propio en estas elecciones, su candidata más fuerte hoy es Marta Lucia Ramírez, no está dispuesta a ir a elecciones sin alguna coalición que le dé un mínimo de opción real, esto la descarta por lo tanto para ser la candidata del partido, lo que deja en puntos suspensivos a la colectividad, el camino no está despejado por lo tanto. El ex procurador es otro candidato muy fuerte, pero hasta ahora no ha hecho la tarea de unificar el partido alrededor de su nombre, está más cercano de serlo por un grupo de iglesias cristianas.
Germán Vargas lleras, quien ha estado en el poder en los últimos 20 años con un protagonismo desmedido, ha manejado mucho poder en los últimos 16 años, ministro de gobierno de Uribe, vicepresidente de Santos,  supe-ministro de gobierno, jefe de la infra-estructura, con una chequera sin limitación alguna, maneja cuatro gobernaciones, muchas alcaldías, su partido dirige y tiene cuotas de poder locales de suma injerencia en la gobernabilidad de las regiones, asume el doctor Lleras que este es su momento  para llegar al poder, lo hará a través de firmas, de manera independiente, aceptando sólo coaliciones que se sumen a su candidatura sin ceder en nada. Su imagen es sinónimo de: Autoridad,  no se dejará irrespetar de la FARC, eso deja traducir, por ende de ningún grupo armado en proceso de acuerdo, defensor de la institucionalidad…atiende como liberal un poco el talante conservador de nuestra sociedad civil. Tiene la clientela, la capacidad electoral, de hecho será un hombre con mucha opción.
El centro Democrático, liderado por el doctor Uribe, aun no tiene candidato. Este partido de oposición,  será el más caudillista de todas las opciones, responde en su totalidad a los movimientos, opiniones y decisiones de su jefe, no se mueve una hoja sin que este señor decida y nadie se atreve a contradecirlo en lo más mínimo, está a la espera de las decisiones electorales, a la fecha no se ve una salida rápida, como los buenos golfistas está esperando el momento adecuado.
Los candidatos por fuera de los partidos tradicionales son muchos, muy diferentes todos, en algunos casos verdaderas opciones de poder. Es muy posible que la tercera vía por primera vez llegue a la primera magistratura, creo que nunca había tenido unos vientos a favor tan reales. Fajardo, Robledo, Petro, Piedad, Claudia López, son apenas una muestra de los posibles candidatos. A Ellos se sumaría Humberto De La Calle, pese a ser un candidato del partido liberal. Este país está cansado de lo mismo, espera un cambio que aglutine masa, mueva opinión y demuestre que puede ser un factor real para romper con esquemas anquilosados y negativos dominantes desde hace muchos años, puede convertirse en un verdadero palo, ocurrió en Francia con Macron.
La filigrana de alianzas que se viene es inimaginable, deben contar con los factores de poder nacionales: Partidos, gremios, sociedad civil, iglesia, como los caciques locales, seguimos siendo un país de regiones y provincia, esta sumatoria, que debe salirse de los cánones tradicionales y utilizar por primera vez a las tecnologías de la información y el conocimiento como factor real  de poder y opinión, le darán por primera  vez la vuelta de tuerca a nuestras castas políticas. Esperaremos como se mueven los candidatos en estos meses y sí  son capaces de generar un factor de cambio real.   
ADDENDA: Las encuestas aparecidas ayer confirman el repunte de los candidatos de la tercera vía, como los he denominado,
         

jueves, septiembre 28, 2017

LOS ORÍGENES DEL ORDEN POLÍTICO FRANCIS FUKUYAMA

Aun recuerdo la controversia que suscito “El fin de la historia y el último hombre” de este autor, libro que realizó una auscultación de lo que suponía era el fin de la historia con la consolidación de la democracia liberal, es una radiografía sobre los fundamentos de la historia,  su relación directa con la democracia, la política, la filosofía y el papel que juega en tiempos de tanto cambio. La mayoría de personas que lo cuestionaron o apoyaron curiosamente no leyeron el texto en su totalidad, fue una reverberación importante para la geopolitica y la sóla afirmación llevó a las controversias más álgidas. Este libro sigue siendo una contribución teórica importante en momentos de crisis como la actual, no tanto por la matriz que pretende hacer valer sino por la línea de sus argumentaciones que son muy valiosas. Hace año y medio publicó: “Los orígenes del orden político” y “Orden y decadencia del orden político”. Dos manuales de suma importancia para el debate político y democrático en esta sociedad global.
Acabo de leer “Los orígenes del orden político”. Creo que todo estudiante de historia, de sociología y de derecho deberían hacerlo. Son 712 páginas de una genealogía extensa y rigurosa sobre los orígenes del orden político en el mundo. Desde la prehistoria hasta la revolución Francesa. No solo hace una génesis del nacimiento del orden político, sino es un desciframiento histórico total de la estructura del estado moderno y por esta vía de las vulnerabilidades del mismo en una sociedad sometida a cambios y a contrapesos de poder muy fuertes. La primera parte del texto: “Antes del estado”, empieza con un análisis a priori  sobre la democracia en el mundo, como se ha incrementado el sistema y su incapacidad para solucionar los problemas básicos, pese a su posicionamiento como sistema de gobierno, La democracia perse no es garantía de equidad.  Cada país responde a realidades sociales especificas. Este libro tiene un propósito concreto: “La reconstrucción teórica que se nos presenta, como confiesa el propio Fukuyama, responde a una doble intencionalidad: actualizar las tesis defendidas por su mentor en Harvard, Samuel Huntington, en su clásica obra El orden político en las sociedades en cambio (Yale University Press, 1968), que ofrecería una perspectiva global a la realidad mundial postguerra fría, retomando los diferentes desarrollos estudiados, lo que le permitirá avanzar en el constructo teórico de la modernización y el fortalecimiento institucional como contrapunto a la decadencia política; y dar continuidad a estudios previos del propio Fukuyama sobre el national-building ante realidades estatales débiles o (por qué no) directamente fallidas, que habían sido analizadas con anterioridad en La construcción del Estado: hacia un nuevo orden mundial en el siglo XXI (Cornell University Press, 2004). Esta doble intencionalidad le permite ofrecer una remozada teoría del desarrollo político que centra la quinta parte del primero de los volúmenes”[1]. En este primer libro hace un análisis pormenorizado del nacimiento del estado, siempre en el marco de traer todo el debate que se dio en cada cambio histórico de relevancia, confrontado con las teorías sobre la aceptación o negación de las muchas hipótesis alrededor de cada paradigma.  Es en cierta forma una genealogía geopolítica de la democracia moderna y el pensamiento liberal. Cada punto es tratado con lujo de detalles. Por ejemplo,  trae toda la teoría evolucionista a colación en esta primera parte para entender el problema del poder desde nuestros primeros pasos como primates: “La política de los chimpancés y su relevancia para el desarrollo político humano”. Esto da una medida del rigor de sus análisis, podemos estar o no de acuerdo, pero la línea de argumentaciones es muy didáctica.  Realmente el texto es un análisis de la evolución política desde el tribalismo hasta la revolución francesa, en un capitulo especial aborda la sociedad China, India, el Islam como sistema de pensamiento y el cristianismo. Este es un libro completo, imposible tocar todos los temas y puntos de relevancia. Es rico en matices y variables: Sobre la población, la arquitectura, las tendencias ideológicas, la legalidad……No queda más que mis lectores le metan el diente y disfruten de un texto que rebasa lo puramente académico.