sábado, agosto 10, 2019

VIOLENCIA Y DEMOCRACIA



Cuando digo que hay más territorio que estado, me refiero a la suma de acontecimientos que así lo confirman, desbordados, los que reflejan la incapacidad del gobierno para garantizar la vida. Hoy fueron asesinados dos indígenas en Cauca Colombia de manera flagrante, a plena luz del día en medio de una reunión, desafiante.

Curiosamente leía dos documentos sobre violencia y democracia publicados por la universidad nacional hace más de diez años y que se ajustan en su contexto a lo que nos sucede actualmente, en apariencia inexplicable. Escribe William Ramírez Tobon:

“El objetivo de estas cuartillas es el hacer una lectura sobre algunos aspectos de la violencia y la democracia en Colombia, a partir de consideraciones que escapan al manejo consensual del tema. Algo sin duda embarazoso ya que la violencia tiende a ser vista como es sentida, es decir, con la instintiva repulsa con que el ser humano rechaza lo que atenta contra su integridad individual y social; y la democracia a ser vista como es deseada, es decir, con la inconsciente inclinación utópica con que el ser humano tiende a encarar su propio destino”.

Agrega: La violencia social y política es, desde la perspectiva anterior, el medio a través del cual y en condiciones históricas particulares se enfrentan sectores de la sociedad civil entre sí y éstos contra el Estado. Del seno de la sociedad civil nacen, simultáneas, o sucesivas, violencias para la transformación y la sustitución social; del Estado, de las entrañas de su legitimidad histórica y de su dinámica actual, se origina una violencia para la conservación social”.

Después de la firma de los acuerdos de la Habana y con la desmovilización de la FARC, no existe ningún grupo capaz de disputar la hegemonía de la fuerza del estado,  por muchos tiempos fueron la autoridad y de hecho controlaron vastas zonas, aún persiste esta situación en aquellos sitios donde predominan economías ilegales y disputas entre la delincuencia común y el narcotráfico, a las que se agrega las llamadas disidencias de la FARC, Catatumbo es un ejemplo, la ausencia del estado es casi total y la violencia es el pan de cada día.

En el artículo citado se establece: “La democracia que acá se analiza permite concretar las condiciones históricas particulares que hacen posible la violencia en una sociedad llamada Colombia. La democracia como generalización, como apotegma de civilizaciones o sistemas sociopolíticos para orientación de nuestra realidad es un embeleco ideológico. Es, redivivo, el mito de la analogía que lee el pasado y el futuro de una sociedad en la historia y el devenir de otras sociedades. No obstante, es preciso reconocer, en la especificidad de la democracia colombiana, bases comunes con otras sociedades”.

Primero, la élite que maneja los hilos del poder del país desde siempre, que de alguna manera también patrocina la violencia, indescifrable hasta ahora, conformada por empresarios que la respaldan, políticos que callan, militares que se hacen a un lado, gobernantes que la toleran y políticos que nunca la condenan, marea invisible que decide quien vive y quien no, que mantiene una guerra soterrada contra la restitución de tierras, contra los acuerdos, que repite la muerte sistemática a los líderes sociales, que excluye mediante la violencia cualquier participación popular, parece repetir hechos que nos apenan, como si no hubiésemos avanzado un poco para evitar tanto asesinato, desplazamiento e impunidad.

Ofrezco disculpas a mis lectores por estas citas tan largas, pero es impresionante como se ajusta esta interpretación a nuestra realidad presente, como si no hubiésemos evolucionado para nada: “Más allá de la inercia propia de los lugares comunes y su gran capacidad para congelar la realidad, habría que reconocer en esa visión el trasfondo ideológico de una dinámica con intereses políticos particulares. La democracia, sobre la cual se supone construida nuestra nacionalidad desde sus mismos orígenes, niega la violencia como antítesis para descalificar, con ello, la emergencia de cualquier contrapoder que amenace el establecimiento y su cúpula institucional de gobierno. Ni qué decir, como lo comprueba un rápido vistazo a la historia del país, que el discurso anti-violencia no es ninguna garantía contra ella. Pero es que el papel de la ideología no es convertir la palabra en hechos sino más bien transfigurar los hechos en palabras. La democracia se idealiza ya no solo como futuro sino también como presente, y sus complejas y ásperas contradicciones son sustituidas por un maniqueísmo donde la paz es el Bien inherente a nuestra realidad y la violencia es el Mal ajeno, extraño a nuestro sistema social”. Así es, se pretende desconocer el conflicto armado, sus insumos, las obligaciones del estado que dejó el acuerdo de la Habana, la realidad que no hemos podido apropiar en todo su contexto.  Hay una pregunta que es pertinente traer a colación:

¿Es la violencia en Colombia una aberración de su democracia o es lo propio de ésta, un elemento consustancial a su estructura y funcionamiento actuales?


viernes, agosto 02, 2019

GENEALOGIA DE LA VIOLENCIA URBANA EN COLOMBIA


Uno de los problemas más graves de la convivencia urbana es la delincuencia común y el fortalecimiento de las organizaciones criminales. Todos los días en Latinoamérica escuchamos noticias escabrosas por efecto de la delincuencia común, desde robos menores hasta verdaderas batallas entre las organizaciones que recuerdan los peores días de las mafias del narcotráfico. Ciudades como Bogotá, Cali, Barranquilla y Medellín en Colombia están viviendo una verdadera tragedia por el desmadre de la violencia.
¿Cómo un estado y una sociedad han llegado a este punto?. ¿Cómo el municipio Bello en Antioquia Colombia que hace parte de la zona metropolitana del valle de aburra, vive una violencia descarnada de tal magnitud?, más de 80 muertos en un año, todos los días hay reportes de asesinatos a plena luz del día, desaparecimientos, extorsiones, secuestros, sin que hasta la fecha se haya podido hacer algo real para impedirlo. Recordé los 43 estudiantes desaparecidos e incinerados en México cuyos autores, una mezcla de delincuentes, narcotraficantes con el apoyo de autoridades locales y federales, aun continua en la impunidad, lo que dice muyo del poder del narcotráfico y las organizaciones. Este es el país del sagrado corazón, nada pasa y paradójicamente continuamos siendo el país más feliz del mundo muy a pesar de que Medellín ya tiene la escabrosa cifra de 391 asesinatos hasta la fecha.
La delincuencia común también tiene una historia y unas causas,  hasta la fecha está poco estudiada, encontré algunas tesis de grado en la universidad militar de Bogotá, el fenómeno como tal, tiene una genealogía, un punto de origen, responde a una evolución en la relación con el estado y la sociedad, explicar su fortalecimiento obliga a una serie de diagnósticos.
A esto se suma la vulnerabilidad del sistema de justicia y la impunidad lacerante, la ausencia de una política criminal seria y la crisis absoluta del sistema carcelario.
La pregunta es, ¿cómo llegamos a esta situación?, ¿cómo se produjo el fortalecimiento de la delincuencia?. hay otro aspecto más preocupante, la mayoría de asesinatos y lesiones personales se deben a la intolerancia, lo que expresa la grave situación de nuestra sociedad, hablo de Colombia por supuesto: Intolerancia, violencia intra-familiar, feminicidio y delitos sexuales contra menores.
Miren algunos datos tomados de una tesis muy reciente: “Los medios de comunicación destacan diariamente la violencia relacionada con conflictos políticos y el narcotráfico, pero en realidad, se estima que estas dos causas no explican más del 20% de los homicidios. La mayor parte de las lesiones no fatales se atribuyen a “violencia común” (riñas o atracos). En una alta proporción, los hechos violentos se presentan en la calle, la identidad del agresor es desconocida, y el motivo es atribuido a robo o “ajuste de cuentas”. La gran mayoría de los delitos son cometidos por hombres; el 64.5% de los delitos son cometidos por personas menores de 30 años y el 18.2% son cometidos por personas menores de 20 años. Este problema se concentra en las ciudades grandes e intermedias.
Existen condiciones de inequidad que son catalizadores del delito, de igual manera un desplazamiento intenso que genera un crecimiento desbordado de las ciudades, cordones de pobreza, constituyen verdaderos catalizadores de la violencia; pero donde quedan las condiciones éticas, la formación, suma de factores que intervienen en este tipo de conductas, lo que los criminólogos llaman la Psicología del Delito, la cual es conocida   también como Psicología Criminológica que trata de averiguar o de conocer qué es lo que induce a un sujeto a delinquir, qué significado tiene esa conducta para él, por qué la idea de castigo no lo atemoriza y le hace renunciar a sus conductas criminales.
La transgresión también tiene un origen, como un número significativo de la sociedad llegó a la conclusión que el delito sí paga, como terminaron las organizaciones criminales teniendo tanto poder. Abra que investigar y escribir una historia de la delincuencia común, una genealogía, no queda más que recurrir a estos diagnósticos para poder entender el grave problema que nos aqueja.

sábado, julio 13, 2019

EL ANIVERSARIO DE JURGEN HABERMAS




Este gran filósofo alemán cumple noventa años, el mundo celebra el aniversario de su nacimiento con una gran sorna, no solo por lo valioso de su obra sino por la preocupación constante por la consolidación de los valores democráticos y éticos desde la teoría de la acción comunicativa que les permitirá a las sociedades incorporar preceptos éticos y racionales de carácter universal, una vuelta a Kant, que ofrecerán al mundo  vivir en sana convivencia en el marco de un cosmopolitismo, como la unión europea, con acuerdos supranacionales garantistas.
Su pensamiento parte del reconocimiento de la siguiente realidad: “La modernidad es un proyecto inacabado”, el proceso de racionalización de las sociedades desde una ética universal constituye el trasfondo de su preocupación central, trabajo que está contenido en una vasta obra que mantiene su vigencia y que se ha convertido en una herramienta valiosa de debate y discusión entre politólogos y filósofos. Se trata de terminar el proyecto de la ilustración, su filosofía tiene un sustrato histórico de suma importancia, desde los enciclopedistas hasta la escuela de Frankfort. la teoría de la acción comunicativa y su fundamento racional, se sustenta en tres pretensiones fundamentales: desarrollar un concepto de racionalidad más allá de los postulados subjetivistas e individualistas de la filosofía y teoría social moderna, elaborar una nueva concepción de la sociedad en dos niveles integrando los paradigmas de sistemas y mundo de la vida, y por último, desarrollar una teoría crítica de la modernidad buscando las respuestas necesarias para retomar su proyecto original.
Toda realidad esta mediada por una acción comunicativa o interacción social desde la óptica de la socialización. Su obra es una indagación juiciosa de la filosofía desde esta búsqueda.  Luis Garrido Vergara en el portal “Razon y Palabra” sintetiza su que-hacer con mucha lucidez: “Para muchos pensadores, Habermas es uno de los intelectuales más influyentes de la llamada “segunda generación de la Escuela de Frankfurt en Alemania. Su obra proviene de una influyente tradición de investigación seguida por los intereses de esta Escuela de pensamiento, los cuales apuntaban al análisis de la Racionalidad, el sujeto, los regímenes políticos, la Democracia, la Modernidad, la Dialéctica, entre otros. En este contexto, el trabajo de Habermas estuvo dirigido a explicar y superar las contradicciones entre los métodos materialistas y trascendentales en torno a una nueva teoría crítica de la sociedad, a retomar la teoría social marxista contemplando las posturas individualistas propias del racionalismo crítico, en torno al análisis de las relaciones entre los fenómenos socio-estructurales culturales con los psicológicos y de la estructura económica de la sociedad moderna”. Enfatiza: “La idea de “sabiduría emancipadora” constituye un referente de la acción social. En este sentido, Habermas analiza las condiciones de la racionalidad de la acción social a partir de la interacción basada en el uso del lenguaje, apoyado en el principio de que la razón subyacente en la acción de los sujetos es una propiedad de las estructuras de comunicación, más no de los individuos por si solos”.
“El 18 de junio de 1929 nació Jürgen Habermas en Düssel­dorf. Las celebraciones por su 90º aniversario se multiplican, y no sin razón, es  un intelectual comprometido con la tarea de fomentar el uso de la razón en la agenda pública para construir sociedades abiertas y justas”. Habermas es un pensador a carta cabal en procura de la consolidación de las democracias y en contra de los nacionalismos exacerbados por el populismo en estos tiempos. Los efectos del estilo Trumpiano, han puesto a Europa a pensar en el modelo, ambicionado hace mucho tiempo, que le permita salir de la carpa de protección de los Estados Unidos y hablar con voz propia, en medio de los retos que impone el BREXIT. Sigo atento las columnas que pública en “El país” de España, sus preocupaciones por los populismos tan de moda en estos tiempos y los nacionalismos que están de moda en Europa constituyen su mayor preocupación. La vigencia de su pensamiento es total, siempre debe tenerse en cuenta pensadores de este talante, nos aportan herramientas conceptuales para enfrentar el fascismo encubierto que ha vuelto a aparecer con otros ropajes y por la crisis en que se bate el mundo en esta época.





viernes, julio 05, 2019

EL MUNDO ECONÓMICO DESPUÉS DEL G20


Estas reuniones multilaterales entre los ricos cada vez son más de lo mismo y de hecho no han dado soluciones a una relantización de la economía que afecta al mundo y principalmente a Europa, al final terminan en lo anecdótico y suelen reflejar una arrogancia de parte de los países poderosos, nada aportaron a los problemas graves como el hambre y el calentamiento climático.
Hay una intención clara del señor Putin para someter las relaciones a un pragmatismo por fuera de las tensiones ideológicas y sin ninguna pretensión de abandonar sus intereses geopolíticos en la región, llamase Ucrania, los Balcanes o Crimea. El periódico “El país” de España señala este punto con más claridad: “Leonid Bershidsky para Bloomberg –como viene siendo habitual, reproducido en The Moscow Times–, quien señaló que, aunque “el conservadurismo cultural” del presidente ruso es “consistente y sincero”, no nos encontramos ante un político “de extrema derecha o de la alt-right”. Bershidsky enmarca la entrevista en una estrategia política más pragmática y “transaccional” que busca reconstruir las relaciones de Rusia con Occidente manteniendo “cualquier mención sobre los valores al margen de la política internacional” con el objetivo de “forjar relaciones pragmáticas basadas en intereses específicos.”
La cumbre G20 en Osaka no produjo ningún compromiso serio sobre el calentamiento global, de hecho estos países paradójicamente son los que más contaminan; de igual manera, la guerra comercial entre China y Estados Unidos está lejos de algún acuerdo y las políticas proteccionistas mientras le den dividendos al señor  Trump están lejos de ser suspendidas, afectando mucho a la economía mundial, es un irrespeto a los acuerdos comerciales que comprometían a los Estados Unidos y que súbitamente y unilateralmente han sido desconocidos.
Varios analistas están preocupados por la recesión económica latente. Paul Krugmang expresa: “Pero esperen, porque todavía hay más. Aunque existen, como he dicho, indicios de que se está produciendo una desaceleración, hay señales mucho más claras en Europa, donde la actividad industrial está disminuyendo y aumenta la preocupación por una recesión. Pero, aunque intenta (El señor Trump) presionar a la Reserva para que recorte los tipos de interés, Trump montó en cólera por las noticias de que el Banco Central Europeo, el homólogo europeo de la Reserva Federal, se plantea bajar por su cuenta los tipos, lo que debilitaría el euro y haría que la industria estadounidense fuese menos competitiva. Si estas distintas posturas les parecen incoherentes, es porque no las están analizando correctamente. El principio común es sencillo: la política monetaria debería ser aquello que satisfaga los intereses de Donald Trump. Lo demás no importa.
Los países emergentes nada han recibido de estas reuniones y más bien se han decepcionado por lo superfluas y pocas prácticas frente a los problemas graves de tipo económico que los afectan. Es un espectáculo banal. Seguiremos esperando cuales serán las soluciones a la des-aceleración de la economía.

miércoles, junio 26, 2019

¿CORRUPCIÓN ADAPTATIVA?


He querido maximizar la información de carácter ecológico, tan necesaria frente a los retos que nos impone un desarrollo irresponsable que afecta gravemente la salud del planeta y por lo tanto la vida. Las columnas de Brigitte Baptiste publicadas por el diario “La republica” de Colombia, no solamente son lúcidas, sino puntuales, construidas desde una matriz científica rigurosa, sin desbordamientos y con la suficiente pedagogía que nos ayuda a entender el lugar que ocupamos en todo el ecosistema y las obligaciones que se desprenden desde esta conciencia. CESAR HERNANDO BUSTAMANTE

Brigitte Baptiste

Tenemos claro que los actos ilícitos mediante los cuales alguien se apropia del patrimonio público deben ser prevenidos, perseguidos y castigados severamente, pues el bien común nunca puede ser sacrificado en el altar de la pretendida competencia darviniana que según algunos, a conveniencia, guía la vida social. El “triunfo” de unos amenaza la continuidad del colectivo, una paradoja si se piensa que sin lo segundo no es viable lo primero. Tal vez a eso se refería nuestro célebre expresidente que pretendía definir la adecuada proporcionalidad de la corrupción.

Una de las contradicciones de la forma más simplista de entender el capitalismo es esa: pretender que la rentabilidad derivada del ingenio particular se apropie al máximo de manera privada, pero que cuando fracase, la pérdida se asuma solidariamente. Muchas instituciones financieras juegan a esta, la fuente más perversa de las inequidades, que no puede ser normalizada vía reformas fiscales, pues el bienestar de una nación no se puede sustentar en la pretendida competencia salvaje de humanos “perfectamente racionales” en un mundo de oportunidades falsamente equivalentes y asimétricamente informado. Muchos corruptos pretenden naturalizar las economías al acomodo de sus intereses, incluso desde los órganos legislativos, de ahí la institucionalización de las mafias y los carteles bajo la mirada complaciente de los regímenes.

La noción de justicia ambiental está fuertemente anclada en el entendimiento de que el funcionamiento ecológico es un bien común que subyace a todo emprendimiento (sensu lato), sea la agricultura itinerante indígena, las economías pesqueras artesanales, la agroindustria, el desarrollo inmobiliario o la provisión de servicios.

Detrás de toda apropiación de lo que llamamos naturaleza existe un entramado funcional de vida, que si bien es menos evidente que la integridad atmosférica del planeta, opera de manera extremadamente conectada. De ahí que la salud climática de todos dependa de la preservación del Amazonas (destruida por corruptos) o la capacidad de restituir la funcionalidad de los páramos. Si los encadenamientos productivos que llevan esa capacidad ecológica de producir riqueza (podría decirse que ricardiana) a los niveles más abstractos de la monetización no garantizan el cierre adecuado de sus ciclos funcionales, nos estamos robando a nosotros mismos en términos de seguridad ambiental, es decir que nuestros actos productivos y reproductivos representan una forma de corrupción de la cual apenas estamos haciendo conciencia: comernos el futuro de nuestros propios hijos, un gesto nada adaptativo. (De paso, bien por los 11,6 millones de colombianos que de manera absolutamente autónoma participaron en la consulta del domingo pasado: se hizo historia).

La sostenibilidad reposa también en la construcción de equidad, por lo cual una política ambiental debe concentrarse en la prevención de los conflictos y la construcción y cumplimiento (lo subrayo) de acuerdos de gobernanza del territorio. Explosiones de indignación ya rondan muchos sectores sociales para quienes “extractivismo” significa el deterioro de las condiciones de vida locales en contraposición con la concentración de indicadores de bienestar externo, así no haya presencia de proyectos que exploten explícitamente el territorio. Deteriorar la seguridad ambiental de nadie nunca es justo ni adaptativo.

martes, junio 18, 2019

EL ESTADO DE OPINION


Al concepto de soberanía popular, de tanto peso histórico en la teoría del estado y de mucha consideración para los constitucionalistas, se le sobre-pone como opción legítima en Colombia, según sus apologistas, el concepto de “Estado de opinión” basado en las mayorías como único factor determinante, entre otras cosas sirve para legitimar dictaduras, pues siempre propone la concentración del poder en el ejecutivo sin algún contra-peso. Las mayorías, se expresan a través del sufragio, en un modelo de participación política donde la abstención es la constante, por aquello del creciente escepticismo, que no cree en los gobernantes y menos en la clase política, imbricando un apoliticismo peligroso.
Pero la política es el eje que articula todo en la sociedad y es imposible prescindir de ella, porque a la vez es la única garantía de gobernanza y de democracia liberal. El partido del “Centro Democrático” en Colombia ha querido a través de un referendo proponer una reforma constitucional, basado en el estado de opinión, para dejar una sola cámara, un congreso corporativo y eliminar las cortes. Recuerda de alguna manera el concepto de poder trabajado en los últimos timos escritos por Foucault: una manera recta de disponer las cosas para conducirlas [...] a un “fin oportuno” [...]. Creo que tenemos aquí una ruptura importante: mientras el fin de la soberanía está en sí misma y ella extrae instrumentos de sí con la forma de la ley, en el fin del gobierno están las cosas que dirige; debe buscárselo en la perfección o la maximización o la intensificación de los procesos que dirige, estos instrumentos, en vez de ser leyes, serán tácticas diversas”.

Agrega este filósofo Francés: “Ahora bien, es fundamental comprender que estos poderes  no  actúan de la misma manera ni afectan-constituyen al mismo sujeto (el  individual  y  el  colectivo),  ya  que  estas  diferencias  son  las  que  permiten que el poder disciplinario y el biopoder no se excluyan, sino que se articulen (Foucault, 1997, p. 223). Es más, desde los primeros textos del francés el poder disciplinario está unido a las temáticas de la biopolítica (Trombadori, 2010, pp.  148-150).  Es decir, para Foucault la individualidad es una producción biopolítica orientada al control de la productividad. El individuo es una realidad fabricada por la tecnología específica del poder denominada “disciplina” y este individuo es, a su vez, el sujeto de la biopolítica cuando se aborda su cuerpo productivo en su conexión con la sociedad, bien como especie, bien como máquina productiva-desiderante”.
El centro democrático, en un mesianismo inexplicable, considera que sólo un hombre podría salvar a Colombia y prepara una reforma ajustada al talante de sus condiciones. Qué es el estado de opinión: Una tesis sin definición en la que lo único claro era que la institucionalidad, y en especial el sistema de justicia, debía someterse a la voluntad de las mayorías ciudadanas. Es decir, una versión moderna del populismo (Redacción del periódico “El espectador”). El mismo periódico agrega: “El comité promotor, liderado por el periodista Herbin Hoyos, se denomina Movimiento Libertad y Orden, y tendrá seis meses para recoger más de 1’800.000 firmas ciudadanas para convocar a dicho referendo, que busca modificar la institucionalidad. Y aunque para llegar a las urnas falta mucho trecho —incluyendo pasar un proyecto por el Congreso y por la misma Corte Constitucional—, el camino que abrió el máximo órgano para lo electoral puede convertirse en una vía por la que el Centro Democrático transite hacia su proyecto fundacional: reformar el sistema judicial colombiano, del que ahora es parte la JEP. La propuesta llega en momentos en que la Corte Constitucional y la Suprema de Justicia han tomado decisiones que impiden el avance de la agenda política del uribismo, como la negación de las objeciones, la decisión sobre el Código de Policía que afecta directamente el decreto de Duque sobre la dosis mínima y la puesta en libertad de Jesús Santrich”.
No es la primera vez que aparecen estos esperpentos, esta reforma, con otros arabescos, la propuso Bolívar, la impuso Mosquera y a principios de siglo, por un periodo muy corto, fue el espacio de Reyes que le permitió una constituyente. En este siglo lo ambicionó Laureano Gómez, Álvaro Gómez.  No cito a Foucault por prurito, sino, su teoría del estado y el poder nos permite comprender estos deseos tan des-proporcionados.
La revista coherencia de la universidad Eafit de Medellín de donde tome los acápites sobre Foucault, lo expresa de mejor manera: “No se trata de intervenir menos sobre la sociedad, sino de intervenir de otro modo:  menos reglamentar los procesos sociales, que manejarlos como realidades naturales dadas” (Vila, 2010, p.  192).  Es decir, el biopoder toma en consideración el hecho biológico de que el hombre constituye una especie y se despliega como un conjunto de mecanismos que interactúan con los jurídico-legales y los disciplinarios-correctivos”.


jueves, junio 13, 2019

LOS RESULTADOS DE LAS ELECCIONES EUROPEAS


Los partidos de derecha se consolidan irremediablemente  en todo el mundo; el odio a los emigrantes  sube a niveles exponenciales, por fuera de todo contexto humanitario; estamos de vuelta a los nacionalismos exacerbados, variables que indudablemente se reflejaron en las elecciones del parlamento europeo.
Miremos como se expresaron en Francia, Italia, Inglaterra y Alemania. Empecemos por este último: Batacazo de los partidos en el Gobierno e imparable ascensión de Los Verdes en Alemania. El partido de centroderecha alemán, la CDU de la canciller Angela Merkel, ha sido el más votado en estas elecciones europeas, según los datos oficiales difundidos en la mañana del lunes, que le otorgan al bloque conservador (CDU/CSU) un 28,9% de los votos. Los dos grandes partidos que gobiernan en coalición han sido fuertemente castigados por los votantes. La CDU obtuvo 7,6 puntos menos que en las anteriores elecciones y los socialdemócratas, SPD, quedarían en tercera posición con un 15,8% de los votos, casi 12 puntos menos. Los Verdes, sin embargo, se disparan —obtendrían un 20,5%— alimentados por un voto joven y preocupado por el medio ambiente y escalarían hasta una segunda posición. En el otro extremo, la ultraderecha, Alternativa por Alemania, con un 10,8% de los votos, ha cosechado un resultado más bajo que en las generales de 2017 (12,6%), pero mayor que en las últimas europeas (7,1%).
Francia: Los franceses castigaron el domingo a Emmanuel Macron con la primera derrota electoral de su carrera y premiaron a Marine Le Pen con una victoria que la reafirma como una fuerza central en Francia. Pero la candidatura macronista a las elecciones europeas contiene los daños en un momento de malestar social profundo. Y el Reagrupamiento Nacional (RN) —nueva marca del viejo partido de extrema derecha Frente Nacional— gana sin sacar tan buen resultado como en 2014, cuando ya ganó las elecciones europeas. El éxito de la lista ecologista, en tercera posición, y el descalabro de la derecha tradicional de Los Republicanos fueron las sorpresas de la noche electoral.
Reino Unido: El Brexit hunde al bipartidismo tradicional. Estas elecciones no debían haberse llevado a cabo en Reino Unido y los votantes lo han notado con un resultado inaudito en más de un siglo de historia. Con gran parte del recuento efectuado, el Partido del Brexit, fundado por el populista Nigel Farage con la salida inmediata de la UE como único objetivo, ha ganado con contundencia, logrando un 30,5% de los votos y al menos 29 eurodiputados. Los liberaldemócratas, furibundamente contrarios a la salida de Reino Unido del bloque, se han parapetado a la segunda posición y han regresado al Parlamento Europeo con, por lo menos, 16 escaños. Los conservadores, en plena batalla por el liderazgo del partido, sufren la humillación de convertirse en la quinta fuerza política, por detrás de los verdes. Pero la oposición laborista también ha sido castigada. Los votantes de izquierdas han rechazado la ambigüedad de Jeremy Corbyn en torno al Brexit.
Italia: Italia asistió este domingo a la materialización del poder absoluto de Matteo Salvini. Las elecciones europeas convirtieron a la Liga, por primera vez en la historia, como el partido más votado del país. El 34,3% obtenido es el doble del resultado de hace solo un año. Pero sobre todo, duplica también los votos de su socio de Gobierno, el Movimiento 5 Estrellas (17,1%), que sufre un batacazo tremendo y pierde la segunda plaza ante el Partido Democrático (PD), que obtiene el 22,7%. La abultadísima victoria de Salvini sobre sus aliados obligará a cambiar el equilibrio de fuerzas del Ejecutivo para evitar que salte por los aires.
Pese a que la derecha no es mayoría, es un hecho que cada vez se consolida más, lo que significa que de no prevenirse tal situación, los partidos de centro-izquierda se la verán muy duro en el futuro y la propia unión podrá correr peligro. En  diario “El Paìs” de España  Ana Carbajosa, analiza con rigor el caso alemán: “La Participación ha sido mayor que hace cinco años. Han acudido un 59% de los llamados a las urnas frente al 48,1% de 2014, en unas elecciones que incrementan la presión sobre una coalición de Gobierno cada vez más cuestionada. Con estos resultados, los partidos de la gran coalición —CDU y su formación hermana bávara, la CSU, y el SPD— no serían capaces de formar un Gobierno como el actual. En las pasadas elecciones europeas de 2014, la suma de los partidos de la gran coalición ascendió a un 62,7% de los votos, frente al 44,3% que habrían obtenido ahora, según los sondeos”.
En el próximo artículo analizaremos el caso España, por las implicaciones para Latinoamérica.