Google+ Followers

sábado, marzo 14, 2009

LA IZQUIERDA COLOMBIANA

Alguien tendrá que escribir la historia fallida de la izquierda en Colombia, que se ha perdido entre los albores del mamertismo, las utopías de los sesenta, los radicalismos nefastos del setenta, las decisiones erradas de una militancia intelectual que le aposto al proceso guerrillero y termino desgastada en un proceso interminable que anido una violencia inhumana y sin objetivos políticos claros y lo que es peor, conestando con las peores formas de lucha ( El secuestro, terrorismo, narcotráfico) , para utilizar el termino de su propia prosapia y por último, la ambición de muchos de sus lideres que siempre han desaprovechado las pocas coyunturas a su favor por un clientelismo de la peor pelambre, además de caer en los mismos vicios que tanto críticaban. En este momento historico que ha permitido a la izquierda convertirse en alternativa de poder en una coyuntura indiscutible, suceden algunos hechos muy graves, que terminaron por crear una división irreconciliable en el Polo Democratica. La primera pregunta al quiebre actual seria, ¿después del proceso de consolidación de una izquierda democrática, con principios absolutamente claros frente a ciertas disyuntivas necesarias, que competen al marco ideológico de su resorte, como es la abominación de la lucha armada, deberá ser: que pasa con la izquierda como alternativa de poder, atendiendo al fracaso del último congreso del “Polo democrático”. La síntesis de lo que sucedió en el mismo, los sintetizo María Laura Carpineta con absoluta claridad: “La única fuerza de izquierda en Colombia está al borde de la fractura. A un año de las elecciones presidenciales, el Polo Democrático Alternativo luchaba para mantenerse unido en su Congreso Nacional, del que se negaron a participar dos de sus figuras más populares: el ex alcalde de Bogotá Luis Eduardo “Lucho” Garzón y la ex canciller María Emma Mejía. Un tercer dirigente, el mediático senador Gustavo Petro ( lo dice ella y no estoy de acuerdo), quien participó del debate, pero sólo para acribillar a la dirección de la coalición. “La mesa está preparada para una crisis, una ruptura". Nunca sus lideres han podido consolidar un frente unido para oponerse a la derecha en Colombia que usufructa el poder desde hace 180 años, antes se llamaban la Juco, el Moir, PC, los Trokistas..Etc, etc, hoy la historia, se repite con personajes aun más variopintos. José María Rodríguez en un articulo reciente hace un paralelo interesante :”En Colombia habrá algún partido comunista y habrá habido uno que otro socialista, pero nunca ha habido un fuerte comunismo ni socialismo al igual de los que existen en países católicos como Chile o Francia, en su lugar lo que ha existido ha sido una fuerte y creciente inconformidad de siglos que cobija a colombianos de diferentes ingresos, creencias y culturas a quienes hoy llamamos la izquierda.” A estas realidades internas se le suma las trampas realizadas por una derecha camuflada entre todas las violencias nefastas del país: Narcotráfico, terrorismo, paramilitarismo, procesos de exterminio político sin cortapisisas y frentero, que se traducen en la muerte de sindicalistas, líderes populares, el exterminio de la UP y tantas tristes historias impunes. Los Colombianos no hemos entendido la importancia de los partidos políticos, la izquierda parece está aun más alejada de entender a cabalidad dicho presupuesto y los famosos partidos tradicionales, simplemente no existen. Hacia donde va la izquierda Colombiana, es la pregunta, hasta ahora parece no tener un futuro claro y más bien se dan los primeros pasos para un nuevo fracaso, de no ser, que se apliquen correctivos inmediatos frente a la coyuntura electoral que se avecina. Esperemos, cuales son las sabias decisiones de los dirigentes políticos. Sobra decir, que la dictadura en ciernes está feliz con estos palos de ciego.

No hay comentarios.: