Google+ Followers

domingo, febrero 22, 2009

EL ESCANDALO DEL DAS EN COLOMBIA

Es Das es un organismo de inteligencia y seguridad, adscrito a la presidencia de la república, que desde hace muchos años ha dejado de cumplir sus tareas institucionales y en cambio ha servido de caballo de Troya para chuzar, entregar información, perseguir, acorralar, amenazar, por parte del ejecutivo en alguno casos, de los paramilitares en muchas ocasiones, de grupos de sicarios y en fin de una camada de personajes y delincuentes en repetidas y comprobadas ocasiones, que significan el peor apropio y vergüenza del país en la última década. Hoy, esta institución es allanada por la fiscalía, pero como suele suceder, el operativo se monta después de que la prensa y la revista “Semana”, denuncia los hechos con pruebas irrefutables. No deja de ser curioso, que nunca el presidente asuma responsabilidades y lo que es peor, resulte ahora subiendo en las encuestas, hechos muy paradójicos que solo suceden en este país del sagrado corazón, de igual manera es muy curioso que sectores importantes del país guarden silencio frente al tema , reflejo de un respaldo lleno de complicidades, harto dudoso. Existen casos muy delicados, como el del magistrado Velásquez, el de Ramiro Bejarano, el de Félix de Bedout. Semana al respecto denuncia. “SEMANA conoció y vio pruebas sobre Dario Arizmendi, director de Caracol Radio, Alejandro Santos, director de SEMANA, Julio Sánchez Cristo, director de La W, Daniel Coronel, director de Noticias Uno, y Ramiro Bejarano, columnista de El Espectador. Este último tiene la particularidad de que no sólo es un reconocido columnista crítico del gobierno, sino que además es el abogado del magistrado César Julio Valencia, quien adelanta un proceso penal contra el presidente Álvaro Uribe.” Por favor, en que estamos. Amanecerá y veremos.

1 comentario:

Enrique dijo...

Sigue la cacería de brujas del paraco presidente,bajo es auspicio de la meliflua clase media criolla,quienes enceguecidos por su indeclinable ignorancia,le apaluden todos sus arrebatos esquizoides y desenfrenados. No hay sorpresa alguna de las actitudes de sus dirigidos, obedecen a una desenfadada politica estatal de esta dictadiura civil raposa y vil.