Google+ Followers

sábado, julio 15, 2006

UNA ANTICIPACION PREVISIBLE
La posesión del doctor Uribe ha estado anticipada por una serie de hechos que aunque previsibles (Por el análisis del pasado cuatrenio), constituyen un mal síntoma para el país y la política en general en Colombia. Está claro, que el ordenamiento y equilibrio enmarcado en la carta fundamental, con la reelección ha quedado desquebrajado, la corte quedará a un hilo de ser controlada por el ejecutivo, igual pasa con la junta del Banco de la Republica y la comisión nacional de televisión, situación inevitables en el actual injerto; a los que se le suma, una serie de actos de parte de la presidencia tendientes a neutralizar cualquier oposición dentro del actual esquema político de la nación. La introducción del texto de Micheael Burleigh, sobre el Tercer Reich, que es un verdadero tratado sobre regimenes totalitarios y la manera como desde lo legal, se va impone el unilateralismo y se cercena cualquier voz diferente a la oficial, parece ser lectura aconsejable para todo lo que está pasando en la política parroquial nuestra. Es muy curioso, que ya el presidente haya logrado meter en una sola canasta, al partido conservador, gran parte de la bancada del partido liberal oficialista, a muchos congresistas independientes de toda pelambre y como si fuera poco, intentará sentar en la misma mesa a los expresidentes Pastrana y Samper. Algunos áulicos, como el doctor Cepeda, opinan sobre estos acontecimientos, soportados en burocracia diplomática (lo que es otro esperpento y un atentado contra la carrera Diplomática), expresión de la capacidad política del presidente y reflejo del gran estratega político, del gran hombre, que por suerte le toco a Colombia en momentos tan aciagos.
No pensamos lo mismo y nos preocupa la manera como el gobierno desconoce sus propios compromisos electorales de manera tan olímpica. Es evidente, que se está presentando la peor politiquería, camuflada de buenos propósitos, que la política social no se ve por ninguna parte y que los ministerios parecen recaer de nuevo en personas que no tendrán ningún manejo y simplemente cumplirán el papel de segundos frente al gran presidente, que todo lo hace y sabe. Hemos respetado los resultados, creemos en la democracia tal como nos ha tocado padecerla y por ello esperamos que el Doctor Uribe aplique correctivos que le permitan de verdad conducir a este país a una salida democrática a tantos años de injusticia y violencia. Está claro, que en el mundo las dictaduras impuestas desde la democracia están de moda, esperamos no caer en semejante adefesio.

No hay comentarios.: