Google+ Followers

jueves, diciembre 15, 2005

R.H. MORENO DURAN


Este hombre parece haberlo leído todo, pero los que padecemos el virus de la lectura, sabemos que es imposible abarcar el universo de la palabra impresa y que uno termina por inclinarse a preferencias que le son asiduas y a las cuales, se es fiel. Desde Baldomero Sanin Cano hasta Gutiérrez Girardot (escritor e intelectual fuera de serie para el país), Colombia ha tenido una Pléyade de ensayistas, que aunque en la línea creada por Andrés Bello, en su gran mayoría carecen de rigor y una verdadera profundidad en sus trabajos, cumplen con un papel preponderante en la divulgación de temas y preocupaciones de importancia para nuestra cultura. Este no es el caso de Moreno Duran. Sus libros y ensayos son de un rigor excesivo, profundidad en el tratamiento de los temas y de mucha investigación, los cuales generan para quien los lee, una apertura y conocimiento alucinantes, pues además del orden metodológico, son tratados con una prosa exquisita. Por ello, su muerte, en pleno auge de la producción ensayística y de ficción, es una verdadera perdida para las letras hispanoamericanas. Los libros “Taberna in Fábula”, “Pandora” y “la Experiencia Leída”, una vez leídos despiertan una ansiedad por iniciar el recorrido textual marcado por el autor y son verdaderos faros para los lectores desprevenidos; además de constituir puentes esclarecedores entre la cultura Europea y la nuestra. Su muerte nos duele, su dedicación, la pasión por la palabra escrita, la juventud que tenía y por lo impecable de una obra, que afortunadamente está a la mano, para recordarle.

No hay comentarios.: