Google+ Followers

sábado, mayo 02, 2015

CAPITALISMO AL GORE Y NECROPOLITICA EN EL MEXICO CONTEMPORANEO

Me he encontrado con un texto que me ha impactado, por la profundidad del mismo,es una investigación muy seria, realizada por Sayak Valencia, quien público además un libro con el mismo titulo, es un análisis por fuera del canon, sobre la situación de violencia México, la genealogía de la misma, las condiciones políticas y sociales que han generado una situación limite, que debe rebasar los análisis superficiales, aquellos que la ven como un tema sólo de policía, encubriendo aspectos mucho más serios, que inexplicablemente están al margen. Su introducción es bastante contundente y  en este blog, hemos tratado el tema desde esta óptica, lo que nos permite crear un dialogo alrededor del mismo. Empecemos con un aparte:
“Proponemos el término capitalismo gore como una herramienta de análisis del paisaje económico, sociopolítico, simbólico y cultural mexicano afectado y re-escrito por el narcotráfico y la necropolítica (entendida como un engranaje económico y simbólico que produce otros códigos, gramáticas, narrativas e interacciones sociales a través de la gestión de la muerte).
Dichos términos forman parte de una taxonomía discursiva que busca visibilizar la complejidad del entramado criminal en el contexto mexicano, y sus conexiones con el neoliberalismo exacerbado, la globalización, la construcción binaria del género como performance política y la creación de subjetividades capitalísticas, recolonizadas por la economía y representadas por los criminales y narcotraficantes mexicanos, que dentro de la taxonomía del capitalismo gore reciben el nombre de sujetos endriagos”. Adelante es más específica:
Ahora bien, existen también espacios en lucha que pueden ser leídos prácticamente como campos de batalla, donde la muerte, el crimen organizado, la militarización, el descontrol político y social nos hacen pensar en territorios en guerra, tal es el caso de México contemporáneo, donde la clasificaciones políticas y sociales que se han manejado (en occidente) para explicar los fenómenos de violencia en un territorio deben ser actualizadas dado que “los fenómenos de violencia producen un nuevo contexto”.
En este aspecto es preciso recordar que ciertas lecturas de la violencia, de lo que la política y gobiernos llaman orden social va mucho más allá de los efectos inmediatos que la misma produce, aspectos de crónica roja, para muchos solo de policia. Buena parte de los sectores marginados han decidido tomar partido desde una óptica de retoma, gana espacios, de empoderamientos asumidos desde la violencia, donde arman sus propias jerarquías, someten, crean leyes, en una especie de reacción al poder, que busca ganar parte del mismo del que nunca ha tenido opción alguna. La genealogía de esta violencia constituye un desciframiento de la estructura total del estado y como se está dando la relación entre gobernantes y gobernados, de cómo funciona para la sociedad, con todas sus inequidades, con las consecuencias de un consumo alimentado de mil maneras y que crea servidumbres en todos los niveles de la vida, gracias a las TIC, tecnologías de la información y el conocimiento, al efecto que produce la conexión total a través de la red y la Web, la imposición de lo económico por encima de cualquier otra mirada, visto solo desde las consideraciones del poder financiero, que nada tiene que ver con los contextos sociales .
Que es el capitalismo Gore: En primer lugar, es necesario apuntar qué entendemos por capitalismo gore:
“Con dicho término nos referimos al derramamiento de sangre explícito e injustificado, al altísimo porcentaje de vísceras y desmembramientos, frecuentemente mezclados con la precarización económica, el crimen organizado, la construcción binaria del género y los usos predatorios de los cuerpos, todo esto por medio de la violencia más explícita como herramienta de “necroempoderamiento”.
Es más explícita cuando define: Denominamos “necroempoderamiento” a los procesos que transforman contextos y/o situaciones de vulnerabilidad y/o subalternidad en posibilidad de acción y autopoder, pero que los reconfiguran desde prácticas distópicas y desde la autoafirmación perversa lograda por medio de prácticas violentas rentables dentro de las lógicas de la economía capitalista. Dentro de éstas, los cuerpos son concebidos como productos de intercambio que alteran y rompen el proceso de producción del capital, ya que subvierten los términos de éste al sacar de juego la fase de producción de la mercancía, sustituyéndola por una mercancía encarnada literalmente por el cuerpo y la vida humana, a través de técnicas de violencia extrema como el secuestro, la venta de órganos humanos, la tortura, el asesinato por encargo, etcétera”.
El análisis aclara ciertas genealogías del genero, como se construye el machismo en México, que genera la violencia como única herramienta de solución de conflictos, cuales son las relaciones de estos empoderamientos con algunos de los problemas fronterizos que expresan aspectos muy fuertes de la nacropolítica, el narcotráfico, la corrupción de las autoridades y las relaciones tan difíciles con lo que denominamos los factores de poder, en este caso a la economía producto del capitalismo salvaje en la peor de sus formas.
Que buena lectura, espero se conecten con el tema.








No hay comentarios.: