Google+ Followers

jueves, agosto 14, 2014

CIEN AÑOS DEL CANAL DE PANAMA



Panamá celebra apoteósicamente cien años  de la construcción del canal. Esta es una de las obras más importantes de la ingeniera a nivel mundial, la historia de su concepción, construcción y puesta en marcha resulta ser una verdadera novela y marca una de las primeras intervenciones en latinoamérica, el  empoderamiento de los Estados Unidos como potencia, quien a partir de este momento, actuó indiscriminadamente, aplicando abiertamente la doctrina Monroe en todo américa. Incidieron e influyeron de manera directa en la separación del Istmo de Colombia, al final terminaron quedándose con el canal, parte de la soberanía, frente al fracaso de los Franceses quienes al final tuvieron que ceder sus derechos sobre la concesión.
En la biblioteca nacional de Panamá hay infinidad de documentos y libros sobre el tema. La historia en blanco y negro, sin las connotaciones históricas no visibles, podría resumirse fácilmente:
“El Canal de Panamá es el producto de una saga del ingenio y el coraje humanos que se remonta a inicios del siglo XVI cuando los españoles llegaron al istmo. Desde entonces surgió la idea de construir una ruta que uniera los océanos Atlántico y Pacífico. El primer esfuerzo en firme de construir una ruta toda agua por Panamá lo iniciaron los franceses en 1880, pero problemas financieros y enfermedades dieron al traste con la iniciativa. Cuando Panamá consolida su independencia en 1903 pacta con Estados Unidos la construcción del Canal que ese país terminaría el 15 de agosto de 1914 y que luego administró hasta 1999.
Desde el mediodía del 31 de diciembre de 1999, Panamá asume la plena operación, administración y mantenimiento del Canal, en cumplimiento de los Tratados Torrijos-Carter pactados con Estados Unidos en 1977. La vía es administrada por la Autoridad del Canal de Panamá, una entidad gubernamental autónoma”[1].
Otra es la historia verdadera, llena de intríngulis, intereses mezquinos de Wall Street, actuaciones penosas de la dirigencia política colombiana y panameña, para no hablar de la oprobiosa intervención de los Estados Unidos, poco comentada por estos días de aniversario, tal vez no es el momento para comentarios de este tipo, hoy es día de celebración, será tema de otra columna.
Su historia comenzó con Vasco Núñez de Balboa, el primer explorador europeo en ver el este del Pacífico, construyó una ruta utilizada para el transporte de sus buques desde Santa María la Antigua del Darién en la costa atlántica de Panamá a la bahía de San Miguel en el Pacífico, la que los nativos utilizaban desde tiempos ancestrales. Carlos V en 1534, le da el aval A partir de este momento  empieza la historia de la realización de esta magna obra, que nació de toda la experticia y conocimiento de los indios nativos, quienes fueron los primeros en señalar las rutas y ventajas geográficas del istmo, la sabiduría de occidente y el sacrificio de miles de vidas humanas.  El actual canal tiene 85 Kilómetros entre el atlántico y el pacifico, tiene tres esclusas y representa una ventaja en tiempo y distancia incomparable para los buques en esta parte del mundo.
La ampliación del canal les permitirá los panameños adecuar esta obra a las necesidades comerciales del mundo, con más capacidad y mejor operatividad y por este camino le baja mucha presión al deseo de Nicaragua de construir un canal con las mismas connotaciones.













[1] https://micanaldepanama.com/wp-content/uploads/2012/03/elfaro-20120401.pdf

No hay comentarios.: