Google+ Followers

sábado, julio 12, 2014

EL SER FRENTE A LA TECNOLOGIA



No está clara esta relación que ha permeado de manera absoluta al hombre, tanto mentalmente como en cada uno de los aspectos de la vida práctica, es una relación incomprendida, sobre todos por los efectos que está produciendo. La tecnología ya no es un componente que solo brinda comodidad, gracias al desarrollo científico, haciendo más fáciles y cómodas la totalidad de las actividades cotidianas, por ínfimas que sean, sino que ha revolucionado la naturaleza humana en sus más sutiles componentes, en lo mental, produciendo cambios fundamentales en la naturaleza humana, en la manera de comportarse, relacionarse, ser, causando trasformación en la propia vida práctica, es un contubernio que prefigura paradigmas que marcan acciones concretas, que aún estamos lejos de conocer.
Estamos llenos de aparatos, comunicados con todos pero realmente con nadie, los adminículos  configuran casi todas las actividades del hombre, pero con un ítem, se han vuelto más importantes, se volvieron determinantes y ahora  existimos en el océano vasto de sus plataformas, desde nos direccionan, deseamos y elegimos gracias a ellas, la relación con los otros de igual manera depende de este componente y no como simple espectador, un simple teléfono es sustancial a cualquier personalidad, desde la marca que usa una persona, resulta esencial para entrar a definirla, para no hablar sino el principio de una relación perversa. La tecnología no vende sus productos al consumidor, vende el consumidor a su producto. El sujeto se ha convertido en predicado y los aparatos le prefiguran en su totalidad.
Somos más solitarios, callados, pues el universo de lo que recibimos nos ha convertido en  receptores con pocas posibilidades de inter-actuar realmente, es muy poco lo que expresamos, estamos dominados por los silencios, las posibilidades de contar para el otro son pocas. El otro ya no nos hace falta, basta el adminiculo. Heidegger en la década de 1930 consideraba la tecnología un sistema total del cual no hay escapatoria. En la red encontré una excelente tesis sobre el tema, averiguando con exactitud la posición del filósofo Alemán, fue escrita por Andrea Cortés-Boussac[1], para la universidad Sergio Arboleda de Bogotá, de absoluta lucidez frente al tema. Define la diatriba que mueve a este hombre frente a la relación que oteo: “Heidegger llegó a dos conclusiones aparentemente contradictorias de esta situación. Por un lado, los seres humanos se encuentran ante el “peligro” de la mecanización de su propia imagen y existencia. Por otro lado, la ruptura con los tradicionales conceptos filosóficos por la tecnología abrió el camino, más allá de la metafísica, a una profunda comprensión de ser, que si pudiera ser aceptada, podría ofrecer un camino a la salvación en una nueva civilización”. Pienso que el hombre ha caído en una especie de delirio sin salida, la tecnología domina la esencia de su naturaleza y los poderes encubiertos manejan la información para datear al ser, no informarlo y menos formarlo. Andamos como borregos, ahora peor, somos lo que otros quieren que seamos.
En esta tesis encontré esta síntesis:
“La clave de este punto de vista revisionista es la noción de red, que desempeña un papel importante en todos los debates de Heidegger de la técnica y la tecnología. Los artefactos técnicos no son cosas aisladas, pero son esencialmente unidos en las redes de la instrumentalidad. El martillo no es nada sin los clavos y martillo y clavos implican la madera, la madera implica estructura, y así sucesivamente. Dasein tampoco es una cosa separada, pero se une a la red de los instrumentos en un mundo coherente de significados. 15 Andrea Cortés-B. La tecnología moderna ha empobrecido esos significados, los redujo a simplificar recursos organizativos, a estrategias de marketing, manuales de operaciones. Una especie de nihilismo práctico ha sustituido el esencialismo de la tradición filosófica. Pero, sorprendentemente, y no previsto por Heidegger, las tecnologías más avanzadas ahora restauran algo de complejidad a nuestro mundo. Comunicación en Internet abre posibilidades muy diferentes de aquellas de la industria de energía eléctrica”.
Slavo Zizek ha trabajo con hondura el tema, espero agregar en otro artículo algunas cosas más.








[1] Andrea Cortés Boussac  El en las redes de las nuevas tecnologías.

1 comentario:

CANTICO PRIMAVERAL dijo...

Pero todavía quienes tienen la capacidad económica para aplicar la tecnología, no lo hacen o son muy timoratos. Yo no me explico porque no se pueden hacer transacciones bancarias sin cortapisa; dicen que por seguridad. Por seguridad deberían ampliar la clave de los cajeros automáticos, que tan sólo con 4 números, se la dejan muy fácil a los pillos.