Google+ Followers

martes, septiembre 10, 2013

CUAL ES EL PAPEL DE LOS ESTADOS UNIDOS EN EL MUNDO


La pregunta es muy sencilla:  Sí el mundo necesita un súper-policía.  Sí EE.UU. asumió este papel o sí en cambio, se comporta como un imperio, como la antigua Roma. Recordemos que Roma fue el último de esta naturaleza. Este imperio, conquistó y dominó militarmente y  civilmente todo lo que se encontró. Roma conquistó el mundo para sí. No es el caso de los Estados Unidos, pero pese a las diferencias históricas, en ocasiones se comporta como tal.  Su carta de vuelo, es su constitución, aprobada después de la revolución que le dio la independencia. El progreso de esta nación fue galopante, rápido, ambicioso, lleno de logros científicos y tecnológicos, al final termina consolidándose como potencia económica, militar y social, que cela sus intereses particulares y quien per se asumió ser guardián de la democracia y  los derechos humanos. Este papel, teóricamente está sustentado en sus enmiendas, que son una proclama a la libertad.  Defendiendo supuestamente estos valores,  ha intervenido militarmente en  grandes conflictos, donde ha resuelto a favor de la democracia y en contra de los totalitarismo: primera y segunda guerra mundial; forjó la creación de la ONU, financió el plan de reconstrucción de Europa.  Ahora, muchos hechos en la práctica contradicen totalmente el talante de esta nación: intervenciones violatorios de los tratados internacionales: Panamá, Nicaragua, Irán, Afganistán; torturas y detenciones arbitrarias; conspiraciones como la de Chile; imposición de políticas comerciales; acceso directo a información secreta y manipulación de la misma para cuidar sus intereses comerciales y políticos. En estos casos está descontado que actúa como súper-potencia, sólo se preocupa por sus intereses particulares e irrespeta sus propios valores y por su puesto a sus pares. Esta nación está siempre atento en aquellas regiones donde existe riqueza: El medio oriente por su petróleo; África, por las materias primas y minería a gran escala; Latinoamérica, recursos naturales, minería y biodiversidad.
Cuáles son los contrapesos que el mundo le debe anteponer a la súper-potencia. Muchos y  está demostrando en el caso Siria.  Esta nación que impone la cultura que consumimos y en la que vivimos; con las mejores universidades; dueña de la mayoría  de las grandes investigaciones; que maneja el internet y la red, por lo tanto la información; que generó una sociedad abierta; una economía global, la cual se ha consolidado en los últimos veinte años; la apertura comercial y cultural  resultado más visible de la globalización. En este escenario, las redes sociales juegan un papel relevante. Para nadie es un secreto que  a pesar de la presión del presidente Obama, hasta ahora se ha quedado solo en la locura de intervenir militarmente a Siria. Las redes sociales, ese mecanismo de red, se han convertido en un instrumento de lucha inigualable. El mundo nunca ha sido indiferente a las atrocidades del dictador Sirio, pero es consciente que la intervención no es el camino y que debe aplicar presiones de tipo diplomático y económico fuertes. Así lo entendieron los mandatarios del G-20, la mayoría de aliados y gran parte del mundo democrático. Es paradójico que el presidente Obama insista en una operación en contra de tantos factores. Siendo nobel de paz otra debería ser su actitud.
Hoy he sabido que el presidente Obama aplazó cualquier intervención ante una propuesta Rusa, que tiene en la mira obligar al dictador Sirio a entregar las armas químicas. No queda sino esperar como se resuelve la crisis.




No hay comentarios.: