Google+ Followers

lunes, noviembre 28, 2011

LOS DELITOS DE LESA HUMANIDAD DE LA FARC EN COLOMBIA


El asesinato de los militares secuestrados el pasado viernes demuestra el grado de crueldad de la FARC que  definitivamente perdió el norte, brilla por su anacronismo y  no muestra ninguna voluntad real de paz.  El  análisis a pesar de todo, no es tan simple. Este asesinato, le deja muy mal frente al mundo, que no admitirá nunca estos delitos de lesa humanidad, lo que los va alejando de un acuerdo político.  Pero es preciso escrutar,  que está pasando con la FARC, más allá de estos hechos.
La Farc tienen un origen social como consecuencia de la violencia y la crisis política del país en la mitad del siglo anterior, con la exclusión de los movimiento populares de los escenarios de participación, con el monopolio del poder ejercido por los partidos tradicionales entre la década del 60 y el 70. La Farc alguna vez se convirtió en alternativa de poder, para un sector importante de la población, así fuera minoritario; su ideología que propugnaba por una igualdad social y tenía el paralelo de Cuba como guía. La pregunta es: ¿Cuando este movimiento con algún carisma cayó en el estado paquidérmico y burocrático de estos tiempos, llena de frentes dedicados al narcotráfico, con una terquedad lapidaria y la ausencia total de una ideología y programas políticos que le permitan algún reconocimiento?.
La explicación tiene variables.  En primera instancia la ausencia total de una voluntad de paz y por lo tanto de integrarse a la vida política del país, en una especie de Maoísmo y Leninismo exacerbado, pese a los cambios políticos sustanciales de los movimientos guerrilleros ocurridos en el mundo y a la consolidación de la democracia. Históricamente todos los preacuerdos por obtener la paz fueron burlados por la cúpula de la FARC durante veinte años de intentos realizados por diferentes gobiernos. Otro factor relevante, el haberse convertido en un cartel más, dedicados al narcotráfico, que les permitió fortalecerse económicamente y convertirse en la primera guerrilla sin interés alguno en el apoyo popular. Por último, su propia burocracia y  gigantismo.
Que piensa en medio de esta realidad. Difícil creer que asuman seriamente que se podrán tomar el poder. No creo  que tengan alguna ilusión al respecto. Si no es así, que los mantiene en esta lucha.  Ser un poder dentro del estado colombiano.  Desde la selva y con mucha penetración en diferentes escenarios nacionales,  se consolida a través de sus filas y con la intimidación de vastas zonas del territorio, gracias a una fuerza militar considerable, con más de diez mil hombres, sometidos a base de miedo y militarismo estalinista, a través de la jerarquización de sus frentes, que genera expectativas de ascenso entre sus miembros; dinero a granel producto del narcotráfico y la extorsión, un dogmatismo anquilosado, peligroso y, los privilegios inmensos de su cúpula que los castró ideológicamente.  Difícil, renunciar a todo esto.

La historia siempre nos depara sorpresas y puede ser posible que estos señores acepten un cese al conflicto armado vía negociación. Por ahora, el panorama no es bueno. Pasamos de un periodo de ocho años de presión militar a la posibilidad de un acuerdo, si aún no se le ha perdido la llave del dialogo al presidente. Solo falta, voluntad de paz. El camino es tortuoso, pues hay interesados en que el conflicto se perpetué, Colombia es un país diferente a todos. Sería importante, que la FARC le deje claro al país que piensa, hasta ahora nadie sabe a ciencia cierta cual es su posición. Muchos de sus actos son absolutamente demenciales e inhumanos. Es imposible hoy predecir como terminarán, pero no es dificil suponer que por momentos está más cercano a ser un grupo terrorista dedicado al narcotrafico que un movimiento guerrillero con carácrer político. De su cupula depende que esto sea diferente. Su derrota militar, por ahora está muy lejos. Creo que  su peor pecado,  lo constituyen  un anacronismo incomprensible y un grado de cruelda frente a delitos como el secuestro y la tortura, absolutamente fuera de todo contexto. El tema no es facil de digerir, pero explica en gran parte al país que nos tocó por patria, esa otra entelequía.   



No hay comentarios.: