Google+ Followers

domingo, octubre 09, 2011

LAS PROTESTAS DE WALL STREET


Resultaba inconcebible que los más afectados, una extensa masa de civiles impotentes en el mundo, continuaran en una situación pasiva, ante el poder inclemente de los dueños del dinero y las finanzas en el mundo. Està claro que esta crisis develo una ausencia total de controles por parte de las autoridades monetarias y de los entes gubernamentales en general. Las protestas son directas: "Pedimos el arresto de (el presidente de la Reserva Federal) Ben Bernanke, por todo el dinero de los ciudadanos que se ha usado para salvar a los bancos", "ese día marcharemos por las calles todos los que creemos que es necesario elevar el tono de voz por quienes hasta ahora han sido marginados en el debate nacional".
Las protestas empezaron en los Estados Unidos, se extienderon rapidamente a las principales capitales Europeas. Es un hecho que los gobiernos  retardaron demasiado en tomar  medidas para contener la crisis.  Antonio Caballero, quien escribió esta semana una magistral columna sobre el tema, advertía el peligro que esta crisis económica se solucione por la vía  históricamente acostumbrada: La guerra: “Lenin, como ha venido a saberse, era mejor en sus diagnósticos que en sus recetas. Y diagnosticó hace un siglo, con razón, que las consecuencias de las crisis cíclicas del capitalismo, o –si se quiere– sus soluciones, son las mismas siempre: la guerra. “
Los diagnósticos técnicos  sobre el tema, adolecen del mismo pecado, hablan como si la crisis no afectará a las personas de carne y hueso y la humanidad en casi todas las latitudes,  no estuviera padeciendo una de las peores hambrunas y problemas sociales de toda índole: desempleo, desplazamiento, recortes sociales.
Las redes sociales están cumpliendo un papel definitivo en la participación de estas protestas ante el abuso de los bancos, los corredores de bolsa y la falta de un control real de ls entes guberntivos, entes  que hasta la fecha han demostrado mucha indiferencia frente a lo que le está pasando a la población en general. Está calro, que Wall street,siempre persistirá en ganar dinero,en la especulación, pues estos señores saben, que siempre habrá quien los salve de su próxima bancarrota.
Si estas protestas se extienden con la proyección que hasta ahora parecen alcanzar, si los gobiernos no toman medidas que tengan en cuenta el grueso de la población, si los líderes mundiales, el G-20, los organismos bilaterales y la propia ONU, no toman medidas que tengan en cuenta la población en general, las consecuencias podrán ser inesperadas.  No solamente habrá grandes cambios en materia político, Francia tiene elecciones dentro de poco, el gobierno Alemán ya está sufriendo los embates de  la oposición, Obama depende del electorado independiente, España girará a la derecha……En fin, la vuelta, será completa, aunque esta la catarsis tal vez no servirá de nada, será la de siempre: que todo cambie para que todo siga igual. Además la sociedad, impulsará vía protestas, controles a los dueños del capital, en este cambio radicará el principio de una nueva relación entre los dueños del capital y las autoridades monetarias. De esto depende la presidencia de los Estados Unidos.
La otra preocupación que se avecina, es que China muestra indicios de recesión y una crisis social de proporciones descomunales. La situación el mundo no es fácil, pero en todo caso, una gran mayoría de privilegiados seguirá viviendo como si nada estuviese pasando. Esta es otra constante. Por ahora el hambre crece.

No hay comentarios.: