Google+ Followers

sábado, junio 12, 2010

QUE LE ESPERA AL PAÍS EN PROXIMO GOBIERNO

No será difícil predecir lo que vendrá en el próximo cuatrenio, pues durante más de veinte años el Doctor Santos ha dejado ver sus concepciones sobre lo que debe ser el estado y su manejo económico, dentro del marco conceptual de la famosa tercera vía y el neoliberalismo a ultranza que siempre ha defendido. Se consolidará la apertura, habrá rebaja de aranceles hasta su mínima expresión, en esta línea se firmarán los tratados de libre comercio que están suspenso, reducción del estado, privatización de la educación publica hasta donde se pueda, reforma tributaria…en fin, el rosario, no solo ha sido expresado en sus múltiples columnas y actos, sino en sus discursos. Siempre a un presidente hay que desearle lo mejor, situación que no impide ver hacía donde iremos. El gobierno de unidad nacional, como hasta ahora se está dando, no es más que un vulgar reparto burocrático, inevitable, pues en los puestos hay que nombrar a los funcionarios de alguna manera, triste que se haga simplemente repartiendo la torta, como ha sido costumbre en la nefasta historia de locolombia, igual, ahora tampoco responde ha programas, sino a lenteja.


Que será lo grave. El orden público y la continuidad de la seguridad democrática, que continuaran con mucha más fortaleza, pues hasta ahora han sido apoyados ciegamente por el Doctor Santos, pese a los errores abismales cometidos a su amparo, que se han traducido en violaciones fragantes del derecho humanitario. Los fallos resientes de la justicia lo han confirmado, desafortunamente estos se tradujeron en ataques oprobiosos contra el poder judicial, que por lo visto en la ultima semana, se han intensificado en cabeza del señor presidente.

Donde quedaran los procesos judiciales tan delicados contra el paramilitarismo, el juicio a los congresistas, los fallos sobre los ministros implicados en la yidis-política, los graves hechos que se desprenden de las infiltraciones de funcionarios del Das, en infinidad de delitos aun no investigados que implican a funcionarios muy cercanos al ejecutivo, ese tufillo de alianza entre la casa de Nariño y ciertas fuerzas oscuras, pues cada escándalo, siempre termina tocando a funcionarios de palacio, que deja a la presidencia, seriamente cuestionada, así sea por omisión. La posición de Santos, en esa sumisa y lagarta posición que mantiene con su presidente hasta ahora, deja mucho que desear, aunque algunos, conociendo su extensa lista de traiciones y deslealtades, no auguran buenos momentos para el Doctor Uribe, quien en el gobierno Santista, será un ex presidente en apariencia, lejos del poder, difícil de creer igualmente.

Santos es un hombre que se asume predestinado, ha sido educado para gobernar, viene de una familia muy poderosa y por ello estará pensando en trascender históricamente. Es difícil imaginárselo como un político más, de esos que han saqueado a la nación. Pero, el poder siempre corrompe y el poder Absoluto, corrompe absolutamente, veremos si es capaz de escapar de las mieles que el mismo implica. Hasta ahora, no son buenos los pronósticos, esperamos por el bien del país, que el Doctor Santos piense con sentido patriótico, como decía se abuelo.

No hay comentarios.: