Google+ Followers

domingo, febrero 14, 2010

POLITICA Y PARTIDOS EN LA ACTUAL COYUNTURA ELECTORAL EN COLOMBIA

Resulta Muy curioso revisar lo que escribimos hace cuatro años en pleno proceso electoral y comprobar que podríamos transcribir las mismas columnas y nadie dudaría de su vigencia. La actual coyuntura debe analizarse sobre algunos aprioris elementales que no permitan hacerla desde presupuestos serios. El primero, es el fenómeno Uribe. Podremos no estar de acuerdo con el presidente en muchos de sus actos, pero desde hace siete años, la política Colombiana y los partidos son otros, gracias a la aplanadora, que constituye el presidente de la republica. No lo estoy diciendo para bien o para mal, sino desde el hecho contundente, que toda la política gravita alrededor de sus actos y decisiones: nada se mueve sin su presencia ya sea por acción o reacción. Veamos: La crisis de los partidos tradicionales se acentúa después del desconocimiento a los mismos por la coalición de gobierno. El partido liberal se ve obligado a reordenar la casa, no solo ideológicamente, sino ajustando canales democráticos internos y barajando de nuevo a partir de reglas de juego claras, tendientes a ganar el protagonismo que siempre le caracterizo. El partido Conservador, que cedió todo su liderazgo a favor de la coalición, que desde hace doce años, no tiene candidato propio y que gracias a los usufructos burocráticos, ha sobrevivido inteligentemente a la peor crisis partidista del país, Ahí va, como dicen, pero le llego la hora de ser partido, de volver a ser opción de poder. El segundo presupuesto, es que gracias a los estertores de un gobierno de derecha por excelencia, como nunca tuvo en el siglo XX Colombia, la izquierda adquiere una importancia sin igual, tiene una cuota legislativa muy alta, la alcaldía de Bogotá en dos periodos consecutivos y es opción de poder, en estas circunstancias ha demostrado pragmatismo a la hora de administrar (no cuentan las últimas sandeces contractuales del doctor Samuel Moreno). Como siempre sucede con la izquierda en Colombia, comete los mismos excesos que tanto crítica, se pierde en clientelismos y no son capaces de superar sus propias diferencias internas, típico de algunos mamertos radicales. Aun está en un momento muy importante, su futuro y vigencia, depende de como mueva sus fichas frente a un electorado  frágil y que no es cautivo . El tercer a priori que deberá tenerse en cuenta, es el papel de los candidatos independientes. El primero: Fajardo, Con mucha fuerza. Como buen matemático, ordenado, perseverante, coherente y con pasos de elefante. Estoy convencido, será una sorpresa, ahora que existe la posibilidad que el Doctor Uribe no vaya. Los tenores: Peñalosa, Mokus y Garzón, han demostrado mucha seriedad en la necesidad de crear un partido por encima del canon. No es fácil, pues nace de una coyuntura electoral y puede morir cuando pase este momento. Hasta ahora esperemos sus decisiones.

Todo este galimatías en medio de elecciones para renovar el congreso que se han caracterizado por la total ausencia de partidos, la continuidad de  empresas electorales caudillistas, más que candidatos, con los mismos vicios  y un suave aroma a narcotráfico y paramilitarismo, que no oculta su deseo de ser un poder visible y legal. Existen buenas opciones, pero esta claro que el congreso no se renovará y los augurios no son buenos al respecto.

Sobra decir, que el proceso electoral se da, en medio de una emergencia social pesimamente planteada, una crisis económica en ciernes, con unos déficit macroeconómicos muy altos, que difícilmente le entregarán al nuevo mandatario un panorama presupuestal y fiscal despejado. La situación de violencia y criminalidad se salió de madre. No es fácil el momento. Amanecerá y veremos.,

1 comentario:

canticoprimaveral dijo...

Estoy en parte en acuerdo con usted, pero considero que el partido liberal mientras este dirigido por Pardo Rueda, nunca alcanzará la democratización. El es un rancio de apuño.
El partido conservador sigue moribundo, esta en los estertores de muerte, y mucho más, sí vuelven al ruedo al Expresidente Pastrana. Ni como "ex" es interesante.
La izquierda, pocón pocón. Se les estigmatiza con Hugo Chavez, lider del cual Colombia no desea nada. No se puede considerar tan fuerte porque tenga alcalde en la capital, tambien cuenta el resto de país y los votantes no estamos dispuestos a un "socialismo" que aunque sea a la Colombiana, demostró en el mundo que esa política no va a ninguna parte.
Los tenores, servirán para lo que significa la palabra.
Sergio Fajardo, es el más modesto, el más seguro, y puede ser una buena alternativa. Esperemos que avance la campaña para evaluarle.
Los cuerpos colegiados dan grima. Aunque no esté de acuerdo con esos candidatos, con cualquier cantidad de votos estarán, por eso no me preocupo. Volveran los mismos con las mismas. Ninguna renovación o muy escasa.