Google+ Followers

miércoles, febrero 10, 2010

EL CIERRE DE LA REVISTA CAMBIO EN COLOMBIA

La revista cambio es el intento fallido del periodismo independiente en Colombia, por fuera de los grandes conglomerados y no sometido por lo tanto a los estertores del poder. Gabriel García Márquez, siempre quiso patrocinar un gran medio escrito manejado solo por periodistas, que les permitiera ejercer la tarea sin ningún tipo de presión. La historia de esta revista está llena de buenas intenciones, nació de la mano del premio nobel, con su esfuerzo económico y en sus primeros pinos reunió una pléyade de periodistas que envidiaría cualquier medio. Lo que sigue, es la de cualquier medio por fuera del canon del poder en sus diferentes variantes, que por supuesto termina entregada a su voracidad.  Desde hace dos años pertenece al grupo planeta en cabeza de la casa editorial el “Tiempo”, en el último año, sus denuncias constituyen un ejemplo de buen periodismo investigativo: acuerdos del hermano del actual ministro de gobierno como fiscal en Medellín con los paramilitares y la mafia, Falsos positivos, agro ingreso seguro, parapolítica y contratos en Cartagena, prestamos del grupo Nule con estupefacientes entre muchos temas polémicos y que aun están en plena etapa sumarial. Las razones que aduce el grupo económico para su cierre hasta ahora no convencen a nadie. Rodrigo pardo dijo al respecto: “El año pasado supe que la junta directiva estaba evaluando lo que llama “el modelo de negocio” y que había inquietudes al respecto. De otro lado, también me llegaban rumores sobre las molestias que suscitaba el periodismo de denuncia y análisis que hacíamos. Cambio reveló, en 2009, los vínculos de Guillermo Valencia Cossio con la mafia, los acuerdos entre Colombia y Estados Unidos sobre las bases militares y el escándalo de Agro Ingreso Seguro, entre otros temas polémicos. Pensé que estos buenos resultados bastarían para que la Casa Editorial decidiera seguir adelante con la revista. Nunca me imaginé el cierre ni mucho menos mi salida de El Tiempo. Y no fui avisado con anticipación”. Las historias que se cuecen con muchas: tercer canal, presiones del ejecutivo, interés del grupo de bajar la presión para obtener favores…ninguna desmentida hasta ahora, pero que dicen de la filigrana con que se urden desde el poder hechos tendientes a desaparecer el periodismo de denuncia. Aquí en Colombia no hay necesidad de cerrar medios como en Venezuela, son sus dueños, los mismos quienes, paradójicamente se encargan de autocensurarse. Las razones: son claras, aunque nunca ser harán visibles del todo.

En una entrevista con el espectador, al director Rodrigo Pardo, se le hizo está pregunta, que dice mucho:

A propósito de su posición, un ex asesor del Presidente escribió en El Tiempo varias columnas contra usted. Dijo que usted era “el jefe de la bigornia”, o sea el jefe de “la banda”. ¿Vincula la molestia que se percibe en esa crítica con su salida?

R.P.G-P.- Algunas personas le atribuyen a José Obdulio Gaviria un poder muy amplio y una vocería autorizada del presidente Uribe; otros dicen que su poder es una fábula y un fenómeno sobrevaluado. Es obvio que me detesta y dicen que es un estrecho amigo de Francisco Solé, el representante del grupo Planeta en El Tiempo. Si eso tuvo que ver con mi salida, no lo puedo saber. Me imagino a José Obdulio, al presidente Uribe y a los protagonistas de los escándalos que publicamos en Cambio, como los Valencia Cossio y Andrés Felipe Arias, muy felices con mi salida y con el cierre de la revista.

Este es el sentimiento generalizado. Esperemos haber que pasa esta semana.

ADDENDA: Muy bien por fallo a favor del periodista Alfredo Molano frente a las denuncias por calumnia e injuria de los Araujo.







1 comentario:

canticoprimaveral dijo...

Basta con ser amigo de El Presidente, o lacayo, como lo quiera entender o expresar. Sí la Presidencia tiene en su agenda entregar el tercer canal de tv al grupo Planeta, no abrá nada que esto lo evite. Una piedra en el zapato era esta revista. Desaparéscala, así después de la adjudicación vuelva a circular en la misma forma; pues matarla y volverla a crear, es simplemente un acto de dinero y El Tiempo, ah perdón, El Grupo Planeta la tiene toda.
Saludos,