Google+ Followers

domingo, agosto 09, 2009

MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y POLITICA

Con la crisis suscitada por el acuerdo de cooperación militar, entre Colombia y Los Estados Unidos, existe una relación absolutamente delicada, que es pertinente traer a colisión y son las intricadas sutilezas de la manipulación de la información por parte de los medios ( que terminan siempre tomando partido) y los efectos que surten de estos sobredimensionamientos, tanto en las decisiones de alto nivel, que son presentadas bajo estas lupas, como en las interpretaciones que realiza el ciudadano, quien es un espectador pasivo en primera instancia. Empecemos por develar algunas verdades que están perfectamente encubiertas: La preocupación por el acuerdo en cuestión por parte del gobierno Venezolano son legítimas: Acaso, alguien podrá negar que los Estados Unidos utilizaran estos emplazamientos para espiar al vecino incomodo…por favor, quien niegue esto, que revise la reciente historia de intervenciones e irrespetos a la soberanía de naciones en el tercer mundo. Esta es una verdad, que esta camuflada entre frases de cooperación, lucha contra el narcotráfico..En fin…..Esto acaso contradice lo expuesto….creo que no. Segundo, el gobierno colombiano, no ha realizado lo acuerdos con respeto por la ley en esta materia. La constitución exige unos presupuestos que el gobierno desconoció, no le ha informado al congreso, lo mismo sucedió con el Consejo de Estado, salió a la defensiva cuando los medios de comunicación enteraron a la nación y como si fuera poco, asumió la voceria frente a la reacción de sus vecinos, con total desconocimiento de las vías diplomáticas, la embajada, la cancillería, reacción típica de un mayordomo. Tercero: el gobierno Venezolano, nunca ha respetado la soberanía de sus vecinos, actúa al son de los caprichos emocionales de un líder que se abrogo toda la institucionalidad. A esto se le suma, que el proyecto Bolivariano que lidera, inexorablemente supera su geografía e implica una penetración ideológica, que genera tensiones propias de este tipo de propuestas supranacionales. Los medios de comunicación actúan por fuera de estas realidades, su neutralidad aparente, es una torpeza. El caldo de interés detrás de cada declaración, es sorprendente. Un autor en la red Freddy Quezada[1], escribía sobre esta diatriba entre medios y verdad: “Antes los medios buscaban la verdad, ahora la verdad son ellos mismos, convirtiéndose literalmente en fines y esa es la fuente de su poder actual. Su mejor truco (viejo desde Aristóteles) es inventarse dos extremos odiosos y colocarse en el centro para parecer no sólo objetivos, sino neutrales e inteligentes. Situados por encima de las controversias que ellos encierran, y a las que nos invitan en nombre de la libertad de un pensamiento y una tolerancia que casi ninguno practicamos, y que les alimenta, se apoderan de una verdad que después nos imponen en forma de agenda que responda a sus intereses, generalmente compartidos con los viejos poderes (incluyendo aquellos que quieren cambiar el mundo)". No deja de ser paradójico, como reacciona la gente frente a un titular o a la presentación de una noticia con respecto a esta crisis. Toma partido de manera inmediata. Se le olvida es que la noticia esta hecha para que tomen decisiones de acuerdo a un criterio perfectamente manipulado. Somos borregos..en la mayoría de las veces……con Honduras esta pasando lo mismo, México se debate en la desinformación…….y ahora por razones de sobra, es imposible vivir sin los medios de comunicación, como les parece la diatriba……

[1] http://www.geocities.com/Athens/Pantheon/4255/media.html

No hay comentarios.: