Google+ Followers

miércoles, noviembre 05, 2008

RADIOGRAFIA DE UNA VICTORIA ANUNCIADA
EL TRIUNFO DE OBAMA


Geopolíticamente nunca una nación había solicitado con tanta vehemencia y clemencia un cambio radical en la política interna de su país y paradójicamente la oportunidad como pedrada en ojo tuerto se le dio a un hombre de color, carismático, con una facilidad de expresión sin precedentes y sobre quien confluyeron todos los matices: el voto latino, la clase media y una gran camada republicana cansada de los errores continuos de su clase política en cabeza del actual presidente. Los análisis de la prensa dejan ver muy claro la radiografía de un triunfo sin antecedentes: “Prácticamente dos de cada tres hispanos (más del 60%) votaron por Obama, lo que representa un importante avance frente al 53% que respaldó hace cuatro años al candidato demócrata John Kerry, Virginia, por ejemplo llevaba 44 años sin votar por un demócrata. Lo mismo se vió en otras zonas del país como Colorado, Nevada, Nuevo México o los mismos Ohio y Florida, que llevaba dos períodos consecutivos eligiendo a republicanos, ganó en Ohio, Iowa, Florida y Virginia, que se sabía definirían estos comicios. Desde las primarias cuando todas las encuestas tenían a Hilary Clinton como vencedora anticipada, este abogado de Harvard, con una prosapia propia del mejor foro romano, derrumbo al clan Clinton como un ajedrecista, derrumbando mitos, bajando ladrillo a ladrillo del pedestal a quien figuraba como la persona con más carisma en los Estados Unidos. Cuando asumió como candidato de los demócratas, todas las prevenciones se le vinieron encima: Estados Unidos jamás erigirá un negro como presidente, los judíos no permitirán la elección de este señor quien promete evaluar la política con los israelitas y un dialogo más directo con los palestinos, la clase media no permitirá su elección…en fin..Mil prevenciones….pero está ahí, ya no como candidato, sino el presidente número 44 de la nación más poderosa del mundo y quien desde el veinte de enero del próximo año tendrá en sus manos no solamente el destino de este país sino de una gran parte de la humanidad. Obama tendrá que dirigir un país con un gran déficit económico, una de las peores crisis financieras de las últimas décadas y dos guerras costosas, en Irak y Afganistán y lo peor, la pérdida de confianza de sus habitantes en su nación que hasta la fecha parecía invencible en todos los aspectos. Quedan algunas perlas como esperanza: ha prometido una política social intensa, cambios radicales en la política internacional de la nación del norte, ayuda a Latinoamérica y una especie de nueva alianza para el progreso, un cambio radical en la política ambiental de su país y por ultimo, la consolidación de la democracia en el mundo y el respeto de los derechos humanos….ojala cumpla con la mitad: amanecerá y veremos.

No hay comentarios.: