Google+ Followers

jueves, noviembre 06, 2008

MEGATENDENCIAS FRENTE A LA GRAVE CRISIS DEL SISTEMA ECONOMICO


Hay procesos muy parecidos, pero nunca la historia se repite. La gran depresion de los años 30 del siglo pasado superada a través de una política intensa de intervención económica de la mano de las teorías de Keynes conocido con el nombre de New Deal, es un buen ejemplo para tener en cuenta en la actual crisis, pero esta lejos de ser el modelo para estos tiempos. El estado deberá recuperar su rol protagónico en materia de controles y es un hecho que es necesaria cierta ortodoxia en materia financiera. Hay ciertas tendencias que se ven venir, pues las necesidades de la globalización lo requieren con urgencia. Citare algunas expuestas en la red: “La nacionalización progresiva de los bancos supone la nacionalización progresiva de sus inversiones y, por lo tanto, un enorme incremento de la capacidad estatal de dirigirlas. Como telón de fondo los gobiernos tienen dos grandes estrategias posibles: la posibilidad de apostar por controlar con su nuevo poder los bienes conocidos y limitados que ofrece el futuro bajo la actual limitación energética, o lanzarse abiertamente por una energía futura y los bienes que promete”; La crisis de las subprimes pone de manifiesto la perversión que ha sufrido la finalidad de las empresas. La economía actual se ha convertido en un gigantesco juego de Monopoly, en una economía de casino. Lo que cuenta no es construir una industria con todas sus benéficas repercusiones sociales. Se invierte en “opportunities” y no en la producción de cosas y de servicios útiles. En consecuencia, el sistema de valores en el que se desenvuelve la empresa en estos momentos está gravemente contaminado. Por eso necesita un humus impregnado de los valores de una ética humanista. Un humus, como el mantillo vegetal, que sea un substrato de valores que revitalice toda la estructura social, la motive y la dinamice; La subida continuada de los tipos de interés, la presión fiscal al alza, la apreciación continuada de los tipos de cambio, la disminución notable del crecimiento en los Estados Unidos y la presencia del llamado efecto esloveno (entendido como mercados pequeños, “encefalograma” plano en cuanto a crecimiento, no reformas estructurales y débil atractivo para la inversión internacional) se consideran los cinco dedos de la muerte económica. El consenso de relativa bonanza económica mundial está amenazado por estos peligros, que pueden activarse por una incorrecta actuación de las potentes instituciones reguladoras de la economía mundial; El desarrollo de técnicas más eficaces de negociación es una necesidad imperiosa en el campo de las relaciones internacionales y también para liberar al individuo de muchos malos momentos en su vida ordinaria. Sin una base teórica entroncada en la neuropsicología estos avances serán poco significativos. Las técnicas de negociación de que disponemos actualmente adolecen de un pragmatismo rampante o de un idealismo que no hace pie en la realidad…... Todo estos matices implica cambios en la manera de entender no solo la economía sino todo el espectro del conocimiento: El actual desarrollo de las nuevas ciencias y tecnologías no tiene precedentes y da la impresión de que alumbra un mundo que las religiones, las filosofías, las diferentes morales, no habían previsto. Este mundo emergente necesita, para ser comprendido, el recurso a formas de pensamiento en la que no tienen sitio las creencias tradicionales. Por eso es preciso crear un nuevo materialismo, basado en la gran convergencia tecnológica, y evitar que los fundamentalismos religiosos perjudiquen el alumbramiento de este nuevo momento de la especie. No hay tiempo, el cambio es ahora, el mundo no permite pensamientos anquilosados y dentro del marco general de respeto de los derechos humanos y la democracia, la actual crisis deberá dejar lecciones muy claras y ser la plataforma para modelos de desarrollo puntuales. Amanecerá y veremos

No hay comentarios.: