Google+ Followers

miércoles, agosto 03, 2005

EL OCASO DE LA CRÍTICA



La democracia implica garantías reales para la oposición. Estas como la mujer del cesar, no solo se deben dar, sino proporcionar y ser respetadas. El gobierno del Doctor Uribe, en su unanismo, ha venido cercenando las garantías de sus contradictores y críticos y en forma soterrada continua comprando conciencias por métodos poco éticos, en un proceso de encerrona y dictadura simulada que parece no tener medida alguna.
Las cifras son presentadas de tal manera que no expresan una realidad sino que simulan otra (el director del Dane debió salir por negarse al juego), los funcionarios le dicen una cosa a los organismos internacionales y otra cosa hacen en Colombia (sino pregúntele al ministro de gobierno si esto no es cierto y como se ha manejado la ley de justicia y paz) , Las encuestas son utilizadas para presionar a la corte Constitucional de la manera más descarada( más aún cuando son hechas por aquellas personas con intereses no santos en el actual gobierno), sobre la base que las decisiones del organismo son eminentemente políticas y por lo tanto contradecir al constituyente primario es una afrenta, lo que significa que el derecho y la ley poco valen y por lo tanto los vicios de forma y de fondo poco importan; los consejos comunales después de un año, poco solucionan, los ministros terminan asumiendo compromisos que asaltan todas las competencias y el presidente mete las narices en asuntos que realmente no son de su resorte y sí en cambio entorpece la labores de alcaldes y concejos municipales.
En los últimos días y gracias al consejo de un expresidente por la vía de ofrecimientos burocráticos el señor Pastrana se olvidó de manera súbita de cada uno de los serios reparos a la política de justicia y paz, a la forma como se han aprobado las leyes en el congreso y a la manera como se han entregado algunos cargos diplomáticos, para ejercer en la embajada de los EEUU, defendiendo lo que antes criticaba.
Lo más grave, la política de reinserción de los paramilitares. Existe entrega de armas, pero no desmovilización y mucho menos desmantelamiento del aparato militar y la estrategia de extorsión e ilícitos. Peor, se están tomando, paso a paso las ciudades en todos los espacios y negocios…Medellín está extorsionada, todo lo que usted haga paga impuesto y sino...es mejor no hablar.
A veces pienso que Uribe necesita la reelección y el país también, por que es imposible que otra persona desmonte este esperpento que día a día crece, sino miren las encuestas, ahora tiene el 79.9 % de aceptación..Como les parece..Sino es Uribe quien.

No hay comentarios.: