Google+ Followers

domingo, julio 17, 2005

RAFAEL GUTIERREZ GIRARDOT



Colombia es desagradecida con sus hombres de letras y pensadores y los olvida con suma facilidad. La muerte de Gutiérrez Girardot, no despertó el sentimiento de pena, ni la divulgación, con un intelectual que en Europa y Latinoamérica fue considerado un icono y constituye referencia importante e inexorable del pensamiento Hispanoamericano. Escritores Alemanes como Ernst Jünger, Karl Kraus, Gottfried Benn, Eugen Gottlob Winkler y Max Komerell, que en términos de Rodrigo Zuleta constituyen, una predilección por autores casi secretos, quienes serán una constante en sus trabajos, pues siempre se opuso a la moda y todos aquello rituales de la clase intelectual de provincia.
Fue uno de los autores que divulgó primero a Borges en Europa con un trabajo publicado en 1959, mucho antes de la oleada Borgiana que sometió al mundo a su mirada estética. Continuo con la tradición, de Pedro Enríquez Ureña, Xavier de Subiría y José Luis Romero y lucho por interpretar, desde una perspectiva Universal el papel del pensamiento latinoamericano frente a la tradición Europea, reconociendo nuestra partencia a la misma, pero discutiendo al unísono con ella. Sus escritos polémicos sobre Ortega y Octavio Paz fueron tema de discusion seria en Alemania. Las colaboraciones desde muy joven en España, la elaboración de un cuerpo discursivo importante sobre el papel de Latinoamérica en el concierto del pensamiento universal constituyen un legado inigualable, que por lo acaecido después de su muerte este país parece no reconocer.
A Gutiérrez Girardot hay que leerlo con sumo respeto y dentro del marco de los grandes pensadores de estas latitudes. Su obra es extensa y rica en critica literaria y filosofía, no como un simple divulgador, de los que tanto pululan por nuestro país y que se asumen como intelectuales de hondo calado, cuando son solaperos y vividores, sino como pensador absolutamente serio, conocedor como nadie de la rica historia intelectual de Latinoamérica y estudioso de los autores más importantes, con una mirada crítica, presta al debate, la controversia. No es atrevido decir, que con su muerte se fue el intelectual más importante del siglo XX en Colombia.
En un próximo trabajo, intentare realizar un análisis más extenso y serio sobre la obra de este pensador Colombiano, fundador de la Editorial Taurus y quien este país deberá rendirle el homenaje que se merece.

No hay comentarios.: