Google+ Followers

martes, mayo 29, 2018

LOS RESULTADOS ELECTORALES EN COLOMBIA


Es un hecho, el Doctor Iván Duque ganó de manera sólida, Petro avanzó a la segunda vuelta y es el primer ex-guerrillero que está con una opción real para la presidencia y Fajardo definitivamente es un fenómeno político, que marcará en adelante, por ahora, entierro de primera para German Vargas Lleras y El partido liberal. Debemos evitar análisis pensando solo en las opciones de la segunda vuelta, se hace preciso en cambio una evaluación rigurosa del gran momento político que vive nuestro país. Se dieron factores de cambio reales y muy positivos: El voto de opinión se consolidó en este país, grandes ciudades como Bogotá, Pereira, Barranquilla, para citar apenas unas pocas, demostraron que es posible participar sin ningún tipo de arandelas, el país clientelista y marrullero poco a poco va quedando atrás, imposible cantar victoria, pero todo tiene un principio. Segundo: Fueron las primeras elecciones absolutamente en paz, no hubo ningún hecho de violencia que lamentar, nos habíamos acostumbrado a los mismos, hacían parte de nuestro ADN. Tercera: Los partidos tradicionales perdieron su hegemonía, los dos candidatos que supuestamente dependían de maquinarias y clientelas fueron derrotados de manera absoluta. Cuarto: Los debates cumplieron con su cometido, orientaron al elector, produjeron repuntes, Fajardo fue un beneficiado de los mismos, a diferencia de las redes, donde las noticias falsas y los miedos son el pan de cada día, aquí, el contacto directo con los candidatos garantizó una comunicación transparente. En adelante, el tiempo es muy corto, cada campaña generará estrategias para ir por esa gran masa de centro sin candidato, más de cuatro millones de votos están a disposición, la capacidad de seducción saldrá a la palestra, nada deberá improvisarse al respecto. Esto quiere decir, que el señor Petro tendrá que explicar muy bien su modelo económico, despejar las dudas sobre privatización, los interrogantes creados sobre Castro-Chavismo y expropiación, de igual manera tendrá que demostrar su capacidad para trabajar en grupo, ser menos terco, admitir las discrepancias con sus líderes, recordemos que despachaba secretarios de gobierno en el distrito ante cualquier diferencia; su reto seducir a esa juventud ansiosa, a una población pobre e informal que definitivamente necesita quien los represente. Iván Duque, deberá garantizar, que  el radicalismo representado por las iglesias cristianas no terminará imponiéndose, ese que lidera el señor Alejandro Ordoñez, significa dar vuelta atrás a derechos adquiridos y consolidados después de la constituyente del 91, políticas que atentan contra la mujer, contra la comunidad LGTB y contra libertades y derechos como los de la dosis personal, propuestas que según su discurso de celebración del domingo, parece no va a modificar. Otro hecho, quien gobernará, hasta ahora será imposible quitarse la jefatura tan marcada de doctor Álvaro Uribe. Algunas Alianzas no tienen duda. Germán se unirá a Duque, difícil endosar en estas circunstancias cualquier voto. Ha y gente de centro que no votará nunca por Duque y menos por Petro. Ejemplo: es la primera vez que un presidente de la república no tiene candidato. Duque acentuará el discurso en las debilidades de Petro y este último hará lo mismo. Esperamos que el debate sea ideológico y programático.

2 comentarios:

Proceso de paz en Colombia. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Proceso de paz en Colombia. dijo...

Después de las elecciones del día 27 de mayo, con cuerdo con que se demostró que es posible asir a votar sin necesidad de que alguien te pague o reciba algo a cambio por ello.