Google+ Followers

lunes, abril 17, 2017

LOS OFICIOS DEL EX PRESIDENTE PASTRANA Y EL SENADOR URIBE

En este blog suelo escribir muy poco sobre política colombiana,  he defendido el proceso de paz del actual gobierno con vehemencia y convicción, lo que no ha impedido hacerle críticas, siempre en pro de que se corrijan sus incoherencias y se consolide, partiendo del hecho que el dialogo y el acuerdo firmado con la FARC es de suma importancia para el país, irreversible por lo tanto, la única tarea que nos debe unir es su consolidación, lo que nos permitirá superar un conflicto armado de cincuenta años de duración con las nefastas consecuencias por todos conocidas.
De antemano sabia que este acuerdo no sería fácil, no solo por lo que implica para las partes, para el gobierno, para el congreso, para los gremios, y para el ciudadano común, estos procesos de inclusión son complejos, sino por la fuerza que aun tiene una derecha recalcitrante, conservadora, con mucho poder y no sobra decir, respaldado por una buena parte de la sociedad, que hará hasta lo imposible para torpearlo y cerrar su consolidación, la historia nuestra está llena de estos retrocesos y de hecho las acciones violentas que se están dando ( Van más de 180 asesinatos selectivos de líderes de sociales y de izquierda) no me sorprenden.
La actitud que ha mantenido el ex presidente Andrés Pastrana a lo largo del proceso y el doctor Álvaro Uribe, la he entendido como demócrata y partiendo de la premisa que son necesarias y sanas, siempre que sean bien intencionadas, pero estos dos insignes ex presidentes le han dado golpes muy bajos al proceso, son un palo en la rueda para la paz, no se entiende la campaña que vienen realizando en el exterior, visitan todos los estamento internacionales, a los presidentes, envían comunicados, en fin, mantienen  una campaña negra, constante y perversa, llena de mentiras, con posiciones amañadas y sesgadas, se supone que esto debates deben ser  internos, siempre han tenido las puertas abiertas para el mismo, de hecho el presidente fue demasiado permisivo con ellos y no como suelen vociferarlo en el exterior donde fungen como víctimas. No es ético atacar el proceso con mentiras, asumir posiciones ideológicas como sustrato para inventar condiciones inexistentes.
Es imperdonable que el presidente de los Estados Unidos haya decidido dialogar primero con estos dos ex presidentes que con el propio gobierno, no se entiende desde ningún punto de vista, va en contra de todo lo que ha hecho este país a lo largo del proceso, no es  el trato para un aliado incondicional como el nuestro, que ha ido más allá de lo que podamos aceptar. De estos dos personajes, me refiero al doctor Pastrana y al señor Uribe, nada nos sorprende, se de lo que son capaces para imponer sus criterios, pero con lo sucedido hay que estar muy prevenidos con la posición que asuman los Estado Unidos ahora que la guerra entre las potencias se mantiene buscando escenarios para enfrentarse pese a su anacronismo histórico.





No hay comentarios.: