Google+ Followers

sábado, junio 27, 2015

EL TRIUNFO DEL PRESIDENTE OBAMA CONTRA LOS RADICALISMOS


La corte Suprema de los Estados Unidos declaró exequibles los decretos administrativos de la reforma sanitaria del presidente Obama, que constituyen una verdadera revolución en materia de derechos, los cuales  no se habían podido aplicar por culpa de los jueces conservadores, estos representan una buena parte de la sociedad racista, excluyente, que sigue teniendo mucho poder, pues convirtieron la reforma en letra muerta, hacen parte de una ortodoxia conservadora absolutamente radical, la cual igualmente tiene su cuota en el poder judicial.  “En menos de una semana, un símbolo asociado al bando esclavista de la Guerra Civil —el racismo es el pecado fundacional de este país— como es la bandera confederada ha empezado a retirarse de terrenos públicos en los estados del Sur. La reforma sanitaria, una ley que amplía la cobertura médica a millones de personas sin seguro, se ha afianzado gracias al aval del Tribunal Supremo. Y el propio Tribunal Supremo —un organismo no electo y con nueve jueces vitalicios— ha adoptado una de las decisiones de mayor calado político en este país en años: legalizar en los 50 estados el matrimonio entre personas del mismo sexo”.
El camino que ha generado esta apertura no ha sido fácil, le permitirá pasar al presidente a la historia como un verdadero revolucionario en materia de derechos, imponerse a la derecha requirió de mucha tenacidad e inteligencia, esta se expresó con todos los medios en contra de esta apertura, utilizo las armas más bajas y dejó ver hasta dónde llega el radicalismo y la ortodoxia, quedando claro que el racismo y la xenofobia están vigentes y continúan siendo problemas con muchas aristas.
En el discurso en Charleston, en la iglesia donde se produjo la matanza de los feligreses hace poco, de la mano de un joven radical, cargado de odio contra los negros en una expresión del racismo más exacerbado, el presidente dejó ver, de manera magistral como este problema social no ha sido superado, requiere mucho más esfuerzos para ser erradicado, habló sobre la raza, la violencia y los “pecados originales”, “Durante mucho tiempo estuvimos ciegos ante el dolor que la bandera confederada infligía en muchos de nuestros conciudadanos”, razonó el presidente. "Para muchos, blancos y negros, esa bandera es símbolo de opresión sistemática. Quitar la bandera no es una ofensa al valor de los soldados confederados, es reconocer que la causa por la que lucharon, la esclavitud, estaba equivocada". Pero al mismo tiempo pidió que el cambio no se quede ahí, y que la tragedia sirva para abrir los ojos y hacer "cambios duraderos" también ante el racismo latente en buena parte de la sociedad, que se traduce en la desconfianza entre la comunidad negra y las fuerzas de seguridad. O las cifras de pobreza y falta de oportunidades que se ceban en las comunidades de raza negra. "Durante mucho tiempo hemos estado ciegos ante la forma en que las injusticias del pasado influyen en el presente".
La posición del presidente Obama en materia de derechos fundamentales en su país, le da a la humanidad una esperanza, pues esta nación sigue siendo garante de la democracia y la libertad pese a todos los errores cometidos, en la aplicación de sus políticas. Por ahora continua siendo la potencia económica, militar y política, hablando de realpolítica y mejor que sean ellos y no otros, no veo quien,  en un mundo cargado de radicalismos y de actitudes absurdas, pareciera  que en materia de activismo y política estuviera la humanidad otra vez en pre-kínder, volvimos a ver la xenofobio y el racismo que creíamos superados.








No hay comentarios.: