Google+ Followers

domingo, marzo 16, 2014

POLÍTICA COLOMBIANA PARA CANIBALES





Los resultados de las elecciones del congreso, que son una especie de primarias pues determinan como estarán las fuerzas políticas para la elección presidencial, fueron bastante atípicas. El doctor Álvaro Uribe con su partido “Centro Democrático” obtuvo 19 senadores que expresa su fuerte liderazgo; el partido de la  U sostuvo  la cuota de Senadores que le permiten equilibrar los contrapesos con el ejecutivo frente a la opisicion, mantener el nivel de gobernabilidad y  fortalecer la alianza para desarrollar el programa que los sostiene; El partido liberal mantiene su vigencia y será un aliado imprescindible para el presidente en todos los temas relevantes; el partido conservador volvió a tener el peso  que le permite ser un actor de suma importancia para el próximo cuatrenio; cambio radical se consolidó; la izquierda mantiene sus voceros muy a pesar de la crisis de partido por efectos de la división de su mesa directiva y miembros, está demostrado que son incapaces de actuar como cuerpo unido; los verdes por vía de la candidatura presidencial del doctor Peñalosa continúan siendo una expectativa para tener en cuenta, inclusive pueden ser determinantes en una segunda vuelta y dar una sorpresa, los resultados de la primera vuelta marcarán la ruta, de hecho la candidatura presidencial tendrá alguna opción sí se abrevan ciertas condiciones, está descontado que le sacaran jugo a la polarización que está sembrando el uribismo de pura  sangre; lo grupos minoritarios fueron los grandes derrotados en mi apreciación.
La renovación fue muy poca. El país no deja sus mañas como solían decir nuestras abuelas: Traslado de votos, compra vulgar, paramilitarismo y lenteja a granel. Los líderes expusieron sus programas en los medios de comunicación, pero sus intervenciones fueron muy pobres, parecían libretos repetidos con las mismas formulas. Realmente el grave problema es la apatía del ciudadano de a pie, su incredulidad y desconfianza natural con la clase política por la frustración   acumulada por muchos años de incumplimiento. La contienda por la presidencia girará alrededor de los temas de la paz y las grandes reformas que requiere el país que, de no hacerse harán que Colombia colapse en aspectos fundamentales como la salud, la justicia, el desarrollo rural, el crecimiento económico, la educación y la grave crisis de infraestructura, para sólo citar algunos.
La clase política no les queda otro camino que  incitar a la participación con inteligencia e imaginación. La crisis del sistema gravita en que la clase política están cruzadas por un escepticismo galopante y no han logrado dar con la formula. Cómo hacer que eso cambie, ahí está la tarea. Entretanto la violencia no baja sus niveles, la sensación de inseguridad está creciendo cada día más, los acuerdos de paz de la Habana parecen importar muy poco. El gobierno tiene indefectiblemente que mejorar su comunicación, hasta ahora lo ha hecho mal y  ha sido impotente para divulgar sus éxitos con la contundencia que los mismos ameritan. Quien está a cargo de esta responsabilidad: no lo sé…pero la falla es protuberante y está creciendo, lo que no ayudara mucho al éxito de la misma, nadie está siendo enterado a cabalidad de sus aciertos.
El partido conservador salió del limbo electoral como fuerza relevante. Demostró que su maquinaria y la cuota de gobierno funcionaron desde la perspectiva de los resultados. El liberal es el principal apoyo de la alianza de gobierno, el partido verde se la juega en las urnas y la izquierda aprendió que un buen ejercicio parlamentario le dará importantes resultados electorales, Robledo es un ejemplo de esta verdad de a puño.
La ciudadanía tendrá que entender lo importante de la participación política. Al final las decisiones que lo tocan las toma loa clase política. Tenemos que educar políticamente a nuestros ciudadanos sino continuaremos en un galimatías infinito.













No hay comentarios.: