Google+ Followers

miércoles, octubre 17, 2012

COLOMBIA INTENTA DE NUEVO DARLE PUNTO FINAL AL CONFLICTO


No era fácil darle salida a nuevas conversaciones con la FARC después de la arremetida ideológica que impuso el doctor Uribe en ocho años de gobierno y la puesta en práctica a una salida militar al conflicto, que dentro de otras cosas nunca fue reconocido como tal, hubo incluso una ley que desconoció totalmente esta definición. La accion del estado en este lapso de tiempo se suscribió a  luchar contra el terrorismo, con todas las consecuencias que ello implicaba. El Presidente Santos barajo de nuevo y permitió la apertura a una salida concertada, periplo que lleva una año de conversaciones secretas. Hoy en Oslo empiezan las conversaciones oficiales y se diseñará un protocolo que garantice el éxito de las mismas.
La revista semana publicó algunos  los aspectos más relevantes de la presente reunión que transcribiré literalmente:

"En Oslo este miércoles comienzan las conversaciones oficiales con la FARC, para darle una salida negociada al conflicto armado. El protocolo de las mismas está acordado:

1.- Se darán en el extranjero y serán secretas.

2.-La agenda se limita a cinco temas específicos.

3.- No existe límite de tiempo, pero nadie está dispuesto a conversaciones eternas y heteras.

4.- Están listos los gobiernos extranjeros garantes de las mismas.

5.- Y no hay suspensión de las acciones militares en medio de las mismas.

6.- Hay una voluntad manifiesta de las partes para llegar a feliz termino.

La guerrilla ha aceptado la agenda y no ha entrado en el galimatías de revolver y volver a barajar, para reconfigurarlo todo a través de una constituyente, que sería un camino que haría la negociación eterna, aunque no es descartable a largo plazo. El temario es concreto: 1.- Desarrollo agrícola. 2.- Participación política.3.-Fin del conflicto. 4.- Drogas ilícitas. 5.-victimas.

El hecho de que las conversaciones sean secretas y por lo tanto la información no saldrá de la mesa de negociación, nos obliga a todos a tener mucha paciencia y estar simplemente atentos a los comunicados oficiales. Sobra advertir que esta situación les permitirá a los enemigos del proceso el papayaso para echarle sal por la aparente fase inercial que necesariamente va a tener. Realmente los negociadores tendrán tan solo doce meses para presentar salidas concretas, pues después de este tiempo se vienen las elecciones presidenciales que obligaría a suspender la agenda, lo que realmente sería grave para los objetivos de la misma".

Existen varias razones que nos permiten tener algunas garantías sobre el éxito de estas conversaciones:

1.- la totalidad de los negociadores estuvieron en los procesos anteriores y tienen una vasta experiencia en este campo, saben a ciencia cierta cuáles son los caminos errados que deben evitar.

2.- La actitud de la FARC hasta ahora ha sido más acorde y realista con "El otro país que tiene al frente". No hay solicitudes desbocadas y sabe de antemano, que no se le permitirán otra vez juegos sucios, la ruta de la paz hasta ahora es lo más inteligente para sobrevivir políticamente y mantener vigente su alternativa política. Esta situación la tiene frente a la coyuntura actual, no solo con Colombia sino con el mundo. La guerrilla nuestra en todo sentido es anacrónica, esto no quiere decir que no sea fuerte.

3.- El estado tiene una clara ventaja militar en este momento y debe preparar de antemano a la opinión pública en el sentido de que, no importa cuáles sean los resultados de las conversaciones, su políticas públicas seguirán adelante.

4.- hay un apoyo tanto de la coalición mayoritaria y de la sociedad general al proceso, lo que se traduce en una atmosfera favorable, hay una especie de luna de miel, lo mismo pasa con los medios de comunicación.

5.- Esta lista la plataforma legislativa para ponerle rueda a las decisiones de la mesa.

Cuáles serán los peligros:

Muchos, algunos derivados de la propia mesa de negociación. Falta de concreción en los puntos relevantes que permitan avanzar dentro de la misma, para solo citar uno, ausencia de voluntad política, algún acto desbordado del grupo insurgente. Por afuera de la mesa, lo que el Doctor Otto Morales Benítez llamó: Los enemigos agazapados de la paz. De manera visible y frentera: El Uribismo de pura sangre incluyendo al propio ex presidente.


No hay comentarios.: