Google+ Followers

sábado, septiembre 01, 2012

UNA RELACION ESPECIAL CON EL PLANETA MARTE


Marte  es  el cuarto planeta del Sistema Solar en orden de proximidad al Sol (le distancia del Sol 227,9 millones de Km.,  1,52 u.a.) el que mayores similitudes posee con la Tierra. Es no obstante más pequeño que nuestro planeta, con un diámetro de 6.782 Km. Ahora, son muchas las similitudes de Marte con la tierra: la duración del día, que se completa a las 24 horas, 37 minutos y 23 segundos; también la inclinación de su eje de rotación, que es 23º 59', casi la misma que la de la Tierra. También posee cuatro estaciones como la Tierra, pero su duración es de aproximadamente el doble.” Fue un italiano de nombre Cassini quien dio cuenta de este planeta. En 1879 el también astrónomo italiano Schiapparelli descubrió lo que  definió como canales, cuyo origen provocó intensas polémicas entre bandos contrarios de astrónomos de la época, dando lugar a la proliferación de observatorios que se construían exclusivamente para observar y estudiar este planeta. Gracias a las noticias del robo Curyosity, volvieron a mi mente recuerdos de una relación personal muy estrecha.

La relación del hombre con el planeta Marte es vieja y tiene como en mi caso connotaciones muy especiales.  Tengo la certeza   de que  los marcianos existen,  supongo que es producto de mis lecturas de niño. La ciencia averiguará alguna día si hubo una civilización, hasta hoy no hay prueba cabal de ello. Crecí con el miedo de una invasión de los marcianos, a los que imaginaba de manera muy puntual: Pequeños, con cabeza grande, antenas abiertas, y súper-inteligentes, para mi eran potenciales invasores, de hecho siento que no he superado este sentimiento del todo. Empezare a tratar de hacerle un pesquisa a esta extraña  relación con este planeta. La primera pregunta es: Por qué asumimos que hubo vida en Marte?.  Durante mucho tiempo se creyó ver en su superficie continentes, océanos, canales, lo que para algunos hombres fue signo inequívoco que había vida.

El hombre desde tiempos remotos siempre ha mirado los cielos.  Esta es una mirada expectante que buscaba respuestas a misterios que no podía comprender. Sus primeros amores fueron con la luna y después con la infinitud de estrellas. La mitologia es la que mejor expresa este relacion  a través de un símbolismo hermoso. Cada pueblo ha creado sus propios Dioses. En este itineario el planeta Marte tiene un lugar privilegiado. La literatura también han hecho lo propio al respecto.
En  un blog  escrito por Covadonga muy ben hilvanado, lúcido, escrito por Escandón Martínez lúcido, encontre apuntes sobre temas marcianos encontrados en la literatura: Empieza afirmando: En 1897, “La guerra de los mundos” de H.G. Wells fue la primera obra importante en explorar el concepto del invasor extraterrestre. Este concepto ejerció una influencia considerable sobre la psique pública y, consecuentemente, Marte empezó a tomar un lugar especial en la cultura popular hacia principios del siglo XX. Incluso astrónomos como Percival Lowell aprobaban la posibilidad de formas de vida avanzadas como lo describe en su libro “Marte como morada de la vida” (1910).” Jonathan Swift en los viajes de Gillever hace “una curiosa referencia a los satélites marcianos”: En este libro, se dice que los astrónomos de la isla imaginaria de Laputa (a cuyo rey le encanta resolver problemas matemáticos) han descubierto dos satélites alrededor de Marte. Swift detalla la mecánica orbital haciendo referencia a las leyes de Kepler.  – Los cuentos marcianos Edgar Rice Burroughs el cual escribió una “serie de serie de novelas de Marte de Burroughs, también conocidas como “Los cuentos marcianos”, está comprendida por once novelas que describen las aventuras de un veterano de la Guerra Civil estadounidense del siglo diecinueve (como el padre de Burroughs), llamado John Carter, que es transportado a Marte donde debe adaptarse a sus extrañas culturas.” Otra saga es la de Kim Stanley Robinson: Marte Rojo, Marte Verde, Marte Azul. “Esta trilogía es una provocativa historia sobre la terraformación de Marte que se desarrolla durante más de tres siglos hacia el futuro. Lo que distingue a los libros de Kim Stanley Robinson de otros de ciencia ficción es el gran número de problemas socioeconómicos que confronta: la gobernabilidad post-corporativa, la ética ambientalista, el crecimiento poblacional, la longevidad humana y problemas de capital natural. Por otro lado, la trilogía sufre por los intransigentes supuestos de un visión “tecnológicamente optimista” del mundo.” Estos libros son emblematicos y sus autores mucho más.  Recuerdo el suceso inolvidable creado ingenuamente por Orson Wells en 1938, con un programa de radio que representaba "la guerra de los mundos"  de H.G. Wells . suscitó inexplicablemente un panico en los Estados Unidos, se pensó en el momento que realmente habías una invasión.

Ahora que el robot Curiosity amartizó el 6 de Agosto, puede que esta relación salga un poco de la ficción en que la he mantenido.  He estado muy pendiente de la carrera especial y espero desde la ciencia liberarme de los fantasmas en medio del deleite que me produce la buena literatura sobre el tema.
 

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios.: