Google+ Followers

domingo, abril 03, 2011

EL PROCESO DE PENALIZACION DE LA SOCIEDAD COLOMBIANA

No es fácil la situación del país en los actuales momentos, pese a los esfuerzos del gobierno central. Pero está claro que la peor variable la constituye el orden público y la seguridad en general de la sociedad. Las cifras sobre sicariato, bacrim, delincuencia común, robos, desfalcos vía contratación ( Según la contralora se han perdido más de 10 Billones de pesos), son escalofriantes, para enumerar solo algunos ítems. Paralelo a esta radiografía tan nefasta, se suma la actitud de un estado paquidérmico que no aporta las soluciones con la rapidez que la gravedad de los hechos amerita.

A estos problemas, que indican entre otras cosas que la política de seguridad democrática del anterior gobierno no fue tan efectiva como no las quieren hacer creer, se suma el deseo de nuestros queridos congresistas de solucionar todo por la vía penal. Nuestros padres de la patria han decidido penalizar absolutamente todo y llevar a la cárcel la infinidad de conductas que en otros países tienen un tratamiento absolutamente diferente.

En la entrevista de la contralora al periodista Yamit, con deslumbramiento dice: “La creencia popular que aquí solo se mete a la cárcel al ladrón de gallinas es cierta”. Ahora, se encarcelará hasta con seis años de prisión a quien roba un celular, quien porta un cuchillo, a quien tiene una película pirata en su casa…para enumerar tan solo una de las tantas conductas que estarán criminalizadas con pena privativa de la libertad. Señores donde está la política criminal del estado, cuales son las reformas del mismo tendiente a suplir las necesidades elementales, cuales es la política pública en educación y lo peor, en estos momentos nuestras cárceles cumplen con los procesos de rehabilitación y resocialización. Se les olvida a nuestros legisladores que nuestras cárceles son universidades del crimen.

Recuerdo en mis tiempos de estudiante de Derecho, todo el discurso de la criminología crítica y la escuela garantista del derecho penal. Una sociedad enferma, nunca saldrá de sus problemas atendiendo solo la variable penal. La criminología crítica opone un enfoque macro sociológico a uno biopsicológico del comportamiento desviado, evidenciando su relación funcional o disfuncional con la estructura social, superando de esta manera el paradigma etiológico de la vieja criminología. La sociedad es responsable de muchos de los problemas de desviación de sus miembros y debe actuar en consecuencia. Será que con cárceles solucionaremos nuestro grave problema social. Acaso, se acabo el secuestro después de las reformas a la legislación penal realizadas. Encarcelaremos a nuestros menores, antes de educarlos, donde está la responsabilidad del estado.

Algunos aspectos básicos de la criminología crítica establecían:


§ Se debe regresar al análisis de las causas del delito, para los que propugnan esta teoría la pobreza no es el único factor para la comisión de un delito sino que existen otros valores como el individualismo, la competitividad, etc.

§ Conciben al delito como un problema real, principalmente para los grupos más que menos tienen.

§ Es tarea fundamental regresar al estudio de la víctima.

§ Sobre el control penal propone: la reducción del control penal y extensión a otras áreas (minimalistas), reinserción del delincuente (en lugar de marginar en la prisión deben buscarse alternativas a la reclusión), disuasión preventiva (organización de los “grupos de cooperación ciudadana”), defensa de la prisión (ésta debe darse sólo para casos extremos en el que el infractor represente un grave peligro para la sociedad).

Existe un pragmatismo en la política criminal que solo atiende a estadísticas y no corresponde con nuestra grave situación en materia social. Los jueces no pueden con la congestión judicial, la solución no está en penalizar la totalidad de las conductas desviadas. Esta va mucho más allá que la visión cortoplacista de nuestros legisladores. El tema da para largo, pero es preciso alertar sobre el desmesurado reformismo que solo ve en la cárcel la salida a problemas que requieren un tratamiento mucho más complejo por parte de la socedad en general, o de lo que el Doctor llama la tercera vía: la sociedad civil, pues nu estros ilustres congresisitas, no ven más alla de la modelo o la carcel picota, será por la cantidad de amigos que allí residen.

2 comentarios:

canticoprimaveral dijo...

En las diferentes reformas que ha tenido la constitución nacional, se encuentra la de la educación, que se entregó a los municipios y a sus propiod departamentos. Será que se podría buscar una socución de este tipo también para la seguridad, en donde cada departamento y sus pedanías, estimulen soluciones integrales para la comunidad.
Dejo esta simple reflexión al público.

MARCOS dijo...

BUENO PUES TENGO APENAS 13 AÑOS Y ME ENCANTA EL DERECHO ESPERO SER COMO USTEDES Y SALIR ADELANTE PARA SER GRANDE EN ESTO.