Google+ Followers

miércoles, febrero 16, 2011

LA REVOLUCION DEL BLOG


José Pablo Feinnman, filósofo importante de Argentina, que ha sabido llevar los temas más pesados de la historia del pensamiento a la televisión y realmente ha hecho una tarea como divulgador inigualable, curiosamente habla mal del blog, dice: ahora cualquier pelotudo tiene un blog, lo que siendo cierto, no le quita la importancia a este medio, que democratizó la información, permitiendo que se pudiera publicar a través de las TIC, sobre cualquier tema, sin pedirle permiso a nadie y la verdad, las sorpresas positivas, son muchas.

Hay blog, excelentes, regulares, malos y pésimos, en todos los temas. Algunos han sido una verdadera revolución y alternativa de información. Arianna Huffington, fundadora de ‘The Huffington Post’, demostró hasta dónde puede llegar un medio basado en la nueva generación.

“El país de España y el Espectador de Colombia”, divulgaron la noticia con bombos y platillos:

America On Line (AOL), la gigantesca empresa de servicios y contenidos en internet, compra The Huffington Post para crear un medio global de “nueva generación”, anunciaron las agencias de noticias, y aseguraron además que el negocio se había cerrado por US$315 millones. La transacción —escribió Huffington en su Twitter— fue celebrada con “champán y galletas griegas”.

Festejaba que ahora será la cabeza de una nueva empresa, The Huffington Post Media Group, que ofrecerá los contenidos de su página web y los de los diferentes sitios de AOL. La meta: alcanzar cerca de 117 millones de usuarios en Estados Unidos y 270 millones en todo el mundo.

Alguna vez en este blog, escribí lo que significaba la revolución de la Web 2.0 y 3.0 y como esta tecnología trasformó completamente el manejo de la información en el mundo. Lo visto en Egipto, en los últimos días es un fenómeno típico de estas nuevas tecnologías y es una demostración del poder que tiene la democratización de la información y por su puesto la importancia de las redes sociales y del blog.

La historia de “The Huffington Post Media Group” es un muestra de inteligencia y agilidad empresarial, capacidad y oportunidad, así lo reseña el periódico “El Espectador”:

“Inicialmente escribían allí cerca de 500 blogueros en las áreas de cultura, política y periodismo, hoy son 6.000. El mes pasado recibió más de 2,8 millones de comentarios de sus lectores. Cuenta con más de 12,3 millones de usuarios únicos al mes (dos millones hace tan sólo dos años). Ocupa el tercer puesto entre los sitios de información más seguidos del mundo, por delante de The Washington Post, The Wall Street Journal y USA Today. Y hay quienes se atreven a asegurar que al finalizar 2011 podría arrebatarle el primer puesto del ranking a The New York Times.

Este gigante de los medios on-line nació en el Century Club de Nueva York, un pequeño restaurante chapado a la antigua, al que Arthur M. Schlesinger —historiador y crítico social, exasesor de John F. Kennedy— invitó a comer a Arianna. Hablaron de política, de cultura, de los escritos magistrales de Schlesinger, de la posibilidad de que se leyeran más a menudo en la internet. Hablaron de la creación de un blog para reproducir sus palabras, y nació The Huffington Post. “Cuando lanzamos la web se quedó estupefacto con la cantidad de gente que le leyó”, cuenta ella.

Luego empezó a reclutar a políticos, periodistas, actores, directores de cine, escritores: Norman Mailer, Nora Ephron, Alec Baldwin, John Cusack. Empezó también a edificar una estrategia para el nuevo medio que cada vez se hacía más grande, más visitado, más reconocido. Decidió que además de los artículos propios seleccionarían las noticias más destacadas de otros medios y las presentarían con enfoques innovadores y llamativos, al mismo tiempo que generarían tráfico hacia esos medios a través de enlaces. Así funciona hasta ahora.

Desde un edificio del barrio Soho de Nueva York opera esta empresa denominada “el experimento periodístico web más sorpresivo del nuevo siglo”, con un ejército de jóvenes periodistas y blogueros entre los 20 y 30 años que suman apenas 127 empleados, frente a los mil de The New York Times.” Su dirección es:

http://www.huffingtonpost.com/

Existe un universo imposible de abarcar del Blog y paginas basados en la Web 2.0 y 3.0, es difícil si quiera tener un directorio sobre los principales sitios. En la búsqueda espontanea de información, nos encontramos en ocasiones con muchas sorpresas, agradables, por la calidad de la información y por la especialización de algunos contenidos.

Es preciso comenzar, en el caso mío, cuya pasión es la literatura y la filosofía, para no hablar de ciertos temas del pensamiento moderno, que muchas veces tienen que ver con la economía, ha construir un directorio de direcciones y blog, que nos permita tener una buena guía. Les sugiero que visiten el portal de “The Huffington Post Media Group”, para darse una visión de hasta donde se puede llegar con un medio como este.





No hay comentarios.: