Google+ Followers

jueves, abril 22, 2010

LA REFORMA FINANCIERA PROPUESTA POR EL PRESIDENTE OBAMA

El mundo no sale aun de la crisis económica, que indiscutiblemente tiene su origen en el pésimo manejo realizado por la banca y que tuvo consecuencias fatales para la sociedad y  el sistema productivo en general. Los bancos jugaron monopolio, sus ejecutivos se enriquecieron impunemente, crearon modelos matemáticos basados en la multiplicación de los recursos a través de apalancamientos en linea de dudosa ortografía, fomentaron por mucho tiempo una economía parasitaria de papel,  jugando con el dinero de los inversores, pues en el fondo lo que hicieron fue crear burbujas que con el tiempo colapsaron, como era de esperarse. El presidente Barack Obama escogió el lugar donde comenzó la crisis financiera para sostener que algo así no puede repetirse y pedir una mayor regulación del sector. Sin ello, sostiene Obama, Estados Unidos está condenado a repetir ese pasado reciente. En un discurso absolutamente contundente este jueves en la universidad neoyorquina de Cooper Union, cerca de Wall Street, Obama explicó la necesidad de nuevas regulaciones financieras y cuáles serán los riesgos para el país si se conserva intacto el actual marco regulatorio. El presidente pidió a Wall Street que, lejos de combatir la pelea por la reforma financiera, se sume a los esfuerzos. Era de esperarse, las bolsas bajaron de manera inmediata, pues para la bolsa, la banca ordinaria y la llamada banca de Inversión, la independencia del sector es fundamental. La pregunta es hasta donde y cual es el papel de la FED como ente regulador del sistema financiero mundial y de la OMC.


Blomberg, pone el grito en el cielo y advierte sobre los excesos en el marco de las regulaciones propuestas. El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, considera que la reforma financiera de Obama llega "demasiado pronto". El organismo está preocupado porque las medidas que adopte EE.UU. para evitar otra crisis "pueden dificultar una respuesta global y coordinada".

Strauss-Kahn matiza que la reforma de Obama no está tan lejos de lo que propone el FMI o de las medidas que están adoptando otros países. De hecho, el Fondo, como EE.UU., propone nuevos impuestos al sector financiero para reducir el riesgo de otra crisis. La preocupación radica en que determinados pasos, como las restricciones a los derivados financieros, exigen una coordinación global para que sean efectivos.

Dice el presidente sin cortapisas sobre lo que sucedió con la banca:

'Nunca más los estadounidenses deben ser forzados a pagar el precio de la irresponsabilidad y especulación en Wall Street, de quienes hagan apuestas riesgosas esperando que los contribuyentes estarán ahí para evitar su caída’, El gobierno de Estados Unidos acusó este viernes a Goldman Sachs de defraudar a inversionistas con la venta de instrumentos de deuda relacionados al mercado hipotecario, que a la postre resultó en pérdidas millonarias".

Estableció por ello que dicha reforma traerá mayor transparencia sobre el mercado de derivativos, los complicados instrumentos financieros que permitieron a bancos e instituciones financieras colocar riesgosas inversiones no reguladas, agregó.

Obama aludió en particular el caso del gigante de seguros AIG, que colocó miles de millones de dólares en estos instrumentos ligados a créditos hipotecarios de alto riesgo.

El colapso de estas inversiones colocó a la firma al borde de la quiebra, la cual fue evitada sólo después que el gobierno inyectó miles de millones de dólares para su rescate.

'Cuando las cosas salen mal, como sucedió en AIG, pueden echar abajo una economía entera y es por eso que tenemos que traer mayor transparencia y supervisión cuando se trata de derivativos', sostuvo.

El tema dará mucho de que hablar y de hecho la banca nunca ha querido someterse a este tipo de controles. Está claro, este negocio legendario es de unos pocos, a este club privado no le gusta ningún tipo de intromisión. Amanecerá y veremos.











No hay comentarios.: