Google+ Followers

domingo, noviembre 29, 2009

CHINA Y LATINOAMERICA

Con este breve corolario abre el País” de España sobre el último tema tratado en el foro Iberoamericano, que abordaré más allá de los factores coyunturales que siempre le quitan dimensión al marco general del evento y por supuesto de sus conclusiones, que son de suma importancia para Latinoamérica: “ En la última edición del Foro Iberoamérica, una institución privada que reúne cada año, a puerta cerrada, a intelectuales, empresarios y políticos de América Latina para que intercambien información y opiniones, no se habló prácticamente para nada de Europa y poco de Estados Unidos. Fue la relación con Asia la que centró todos los análisis, porque es esa relación la que está cambiando la realidad y el futuro de América Latina y ése es el dato que se ha convertido en el elemento diferenciador entre el siglo XX y el siglo XXI en este continente.” La dimensión del desarrollo de China, constituye capitulo especial en cualquier mesa de desarrollo en nuestros países. Sería aconsejable volver a leer el excelente libro publicado por editorial cátedra por Jacques Gernet sobre esta nación, que nos da una visión histórica de este coloso y que nos permite comprender todo su potencial. De igual manera editorial Norma entregó a sus lectores en estos días, en su colección de bolsillo un texto encantador cuyo titulo es “el siglo de la china” de Ode Shenkar. Por ejemplo en este texto su autor comienza haciendo claridad sobre algunas afirmaciones que solemos aceptar sobre este país, que suelen generalizarse y son erradas: Se mira a china como una nación sumada a los tigres de Asia, producto de la revolución de los setenta y ochenta en la economía del Pacifico, nada más falso, su crecimiento, como los Estados Unidos responde a una labor escalonada y titánica de cien años de cambios y trasformaciones tendientes a fortalecer su economía en relación con el mundo. Algunos datos entregados en este foro nos aclararán la importancia de esta nación para nosotros:
1.- China se convirtió en 2008 en el segundo socio comercial de América Latina, sólo por detrás de Estados Unidos, y su hambre de materias primas (desde petróleo a soja, pasando por el cobre) ha condicionado el precio al alza de lo que representa el 60% de las exportaciones latinoamericanas. Buena parte de los ingresos de Chile, por ejemplo, depende de la velocidad a la que China extienda sus líneas de teléfono. Asia es ya el segundo mercado de Perú. En 1995 el intercambio comercial entre la región y China era de 8.400 millones de dólares. En 2008 superó los 100.000 millones. "Da la impresión de que la prosperidad de buena parte de América Latina depende de China, pero no estaría de más recordar que China es un país sin sistema de mercado, ni sistema democrático, ni imperio de la ley", apuntó, de forma inquietante, uno de los participantes en el mencionado foro.
2.- La apertura de los mercados asiáticos ha coincidido con otros dos elementos importantes. La gran mayoría de los países latinoamericanos son democracias, más o menos imperfectas, pero democracias. Y también por primera vez existe una conciencia global de que uno de los grandes males de la región es la brutal desigualdad que padece y que lastra cualquier esperanza de futuro.
3.- La aparición de China como gran socio comercial y de Brasil como líder regional es contemplada con atención en Estados Unidos, que tradicionalmente ha ejercido su influencia en América Latina. Pensar que Washington ha perdido su interés en un área de la que sigue siendo el principal socio y de la que depende para el 50% de sus importaciones de petróleo sería muy arriesgado. Lo que es cierto es que Estados Unidos tiene que atender importantes crisis en otras zonas del mundo y que el fin de la guerra fría ha hecho que no exista ninguna amenaza en la zona. Nadie ha visto un barco de guerra chino en América Latina y los buques rusos que amarran en puertos venezolanos son mercantes que intentan hacer comercio.
4.- En cualquier caso, la presencia de Asia y el papel de Brasil han cambiado la influencia dominante de Estados Unidos y su primacía diplomática en el área, lo que probablemente ayude también a cambiar, con el paso del tiempo, su imagen en América Latina, que sigue siendo negativa.

Ahora, como lo ratifica Mariana Martinez dela BBC, “es lógico entonces pensar que una economía que crece a un ritmo de 9% anual (una tasa altísima si se la compara con el crecimiento de entre 2% y 4% que mantienen en promedio los países desarrollados) no contará con la capacidad necesaria para hacer frente a tan explosivo ritmo de crecimiento y, es justamente por eso, que debe salir a buscar acuerdos comerciales con países como los latinoamericanos, cuya ventaja comparativa es la materia prima.” Cual será la estrategia de Latinoamérica, hasta ahora fuera de Brasil, las demás naciones no han establecido una bitácora clara.
Recordemos que en Bogotá se reunieron en una ronda de negociaciones 700 empresarios Chinos con los gremios y principales agentes económicos del país, esperaremos cual fueron los resultados concretos, pero el evento es una muestra de la preocupación del gobierno por tener una agenda con este país.
Estas pues, son algunas de las conclusiones más concretas que entrega el periódico con respecto a lo que significa en el futuro la relación de China con Latinoamérica. No están aquí otros factores a tener en cuenta. Cual es la posición de México, frente al alineamiento de las naciones Suramericanas, a crear un bloque cerrado, vale la pena decir que Unasur esta lejos de lograrlo, el Alba aun no funciona y los bloques anteriores, como el grupo Andino, están colapsando, como jugará Centro América, cual será la estrategia de los Estados Unidos y por su puesto como reaccionará Europa, convidado de piedra en todo este contexto.

1 comentario:

canticoprimaveral.blogspot.com dijo...

Debemos agradecer a la Divina Providencia, que aparece otro país alternante en el comercio internacional, cual es China. Latinoamerica en su dependencia exclusiva de USA, estaba siendo relegada en el contexto mundial.
Cuando aparece china con su alternativa de comercio bilateral, permite que haya una puja en el mismo, y que Estados Unidos, no se crea que es el único.
bien dice usted en su escrito, ¿cómo va a jugar Americalatina? yo pienso que mientras exista esa desafortunada posición del presidente de Venezuela "pendenciero, bufón y falto de un criterio definido lígico", estos paises tienen que actuar independientemente. Brasil, que supuestamente era el lider, no lo ha ratificado, pues dejó gran incertidumbre en su posición ante Honduras: "Zelaya es un corrupto" y sí Brasil lo aceptó en su embajada, le quita seriedad al liderazgo.
Los paises que no estan de acuerdo con la fanfarronería de Chavez, no aceptan a Brasil; y por lo tanto, no aceptan su liderazgo.
Y se debe observar, que China está haciendo una política conciliadora con el mundo externo, lo que no ocurre con Venezuela, el coloso del petróleo. Esa postura de China, la debería tener cualquier potencia que se considere importante para la región latinoamricana. ¡Cuidado Gringos! por estar jugando en todas partes sin respetar las legislaciones de cada uno, pierden lo que supuestamente han considerado de ellos.