Google+ Followers

martes, octubre 04, 2005

EL IMPONENTE DOCTOR URIBE


La democracia tal como nosotros la padecemos sigue siendo el camino único y expedito para salir de nuestros problemas más graves, aceptamos sus entuertos y esperamos con las herramientas que el sistema nos otorga seguir en la brega. Es curioso, que en el momento sea difícil oponerse al presidente candidato, no por falta de garantías, que entre otras cosas son desiguales y no están aun reglamentadas (la ley está en manos de la corte y de acuerdo al fallo del procurador podrá ser devuelta), ni existe un mecanismo que permita que los candidatos puedan competir con los privilegios que otorga la silla presidencial, sino por las circunstancias especiales del momento. El doctor Uribe, cuando se ha enfrentado a debates con algunos de sus contradictores más lucidos e informados, hace uso de las cifras y estadísticas nacionales con absoluta facilidad, tiene un manejo del poder mesiánico y realiza una presentación de sus propósitos que van quitándole importancia a los puntos que están en discusión y que no le favorecen en el momento, los argumentos de sus interlocutores se van quedan cojos inexplicablemente; además de un manejo de imagen y del país mediático (Tono paternalista, diminutivos, consejos, suplica para más esfuerzos), que no siempre corresponden a la realidad, pero que sorprenden por su persuasión, dejando a los contradictores de súbito cortos, pese a tener razón en muchas de sus consideraciones, se concluye entonces que la política y el país no solo son estadísticas, economía y política, es imagen, mucha imagen. Es preocupante de igual manera el comportamiento de los candidatos que a la fecha han decidido salir a la palestra……ninguno representa una alternativa de confrontación que le haga algún peso al candidato presidente, los medios de comunicación entraron en una especie de contemporanización con las encuestas y las cifras y no están informando bien al país, pareciera que en este gobierno no existiese corrupción ( lo que no es cierto), no hubiese manipulación en las cifras cuando es evidente que se está abusando y tergiversando la mayoría de los indicadores y lo peor, el proceso de reinmersión y desmovilización ha terminado en acto de legalización y toma del poder por parte del aparato narcomilitar de las autodefensas, en medio del silencio de los funcionarios. Comprendemos la importancia del proceso de paz, no estamos de acuerdo con la ley de justicia y paz pero este sapo de tamaño descomunal lo hemos digerido con amargura patriótica, para usar uno de los mejores eufemismos del ejecutivo, lo que es previsible desde ya, es que su aplicación se convertirá en una bomba de tiempo sino hay correctivos inmediatos: Las cabeza querrán el congreso, los órganos descentralizados, las loterías, el chance, disputa que se enfrentará a la clase política tradicional; los reinsertados que a la fecha pueden ser unos 20.000, realmente ameritan un programa complejo y amplio que evita la centroamericanización del conflicto, que implica indigentes recursos, voluntad política y tiempo. ….el proceso es difícil y parece que el presidente a pesar de reconocer los puntos más débiles del mismo parece no querer sacrificar su imagen en aras de la reelección. Los periódicos de alguna penetración están en manos personas muy cercanas al poder, paradoja que revela lo especial del país, el Espectador es de los Santo Domingo, El Tiempo de la Familia Santos y La Revista Semana de los López, a pesar de ello se publican investigaciones que sorprenden, como las realizadas por el periódico que fuera de los cano…..todo lo anterior demuestra lo difícil que será enfrentarse a la unidimensionalidad del debate en cabeza del Doctor Uribe.


ADDENDA: Contrario a lo que piensan connotados Constitucionalistas, la corte si puede pronunciarse por los aspectos de fondo de la ley de reelección, o es que el día que el congreso le de por crear una monarquía, lo podría hacer a pesar de contradecir el espíritu de nuestra carta.

No hay comentarios.: