Google+ Followers

sábado, septiembre 10, 2011

UN AÑO DE GOBIERNO DE JUAN MANUEL SANTOS EN COLOMBIA


Juan Manuel Santos al asumir el poder se propuso recobrar la institucionalidad del país después de ocho años de un gobierno que había concentrado casi la totalidad de sus decisiones en el ejecutivo, en muchas ocasiones torciéndole el cuello a la Constitución. Hasta ahora este cometido se ha cumplido a cabalidad y de su mano hemos recuperado la institucionalidad perdida. Empecemos hablando del presidente propiamente y su estilo. Este, que es un gobierno de coalición nacional desde su posesión mantiene unos índices de popularidad muy altos.  Juanita León en la “silla vacía” escribe: "Juan Manuel Santos es un cyborg programado desde chiquito para ser Presidente". Creo que aquí hay un grave error, que de hecho genera en principio un a priori equivocado: No fue preparado para ser presidente, sino para ser ex presidente y de hecho así lo está haciendo. Adelante agrega Juanita: “Santos nació en el seno del poder y aprendió a dominar los círculos del poder desde niño y a disfrutar haciéndolo. Su habilidad para la estrategia política y para diseñar las componendas elitistas en el momento oportuno es reconocida por amigos y enemigos. Por eso, aunque Santos nunca ha ganado un voto, ha acumulado múltiples victorias políticas que lo han llevado a donde está hoy. "Aprendió a mandar y a que le lagartearan desde chiquito", cuenta un amigo suyo, que dice que desde que Santos tiene uso de razón presenció como todo el mundo lisonjeaba a los dueños del periódico. "Ningún otro candidato reciente tiene tanta familiaridad con el poder. En la familia Santos hay un gran respeto por los adultos y un cierto afán por ganarse su admiración. Si Enrique Santos, Luis Carlos Galán y Daniel Samper Pizano eran los consentidos del periodismo de Eduardo Santos, Juan Manuel era el elegido de la familia para convertirse en el heredero de la dirección de El Tiempo y también en el próximo Santos en llegar a la Casa de Nariño.” Es cierto y hace se le suma una excelente preparación y una diplomacia sin parangón, con la mente fría para tragarse sapos del tamaño de un dinosaurio y esperar con paciencia el tiempo justo para escalar posiciones. Todas estas cualidades le han permitido en el gobierno: Recomponer las relaciones tan distantes entre los poderes, mejorar las relaciones con nuestros vecinos y delegar a sus justas proporciones el poder como está estructurado en la carta política. Santos ha sido menos visible que su antecesor, pero no por eso aislado de las grandes decisiones.

Este gobierno impuso una agenda legislativa importante. Ley de reparación de victimas, modificación al régimen de regalías, la que le permite escindir los ministerios y volver a poner la casa en orden, modificaciones al sistema de salud y riegos profesionales, ; la eliminación de la Comisión Nacional de Televisión; el que plantea curules en Senado, Cámara, Asambleas y Concejos, para aquellos candidatos perdedores a la Presidencia, a la Vicepresidencia, a las Gobernaciones y Alcaldías, que obtengan una votación significativa. Igualmente obtuvieron vía libre el que otorga gratuidad para la educación de los ciudadanos de 3 a 18 años; el que obliga al gobierno a informar al Congreso sobre la objeción de las iniciativas; y el que establece mayores calidades para los aspirantes a la Carrera Administrativa, el que elimina la Comisión Nacional de Televisión; el que aprueba la Convención Internacional para la protección de las personas contra las desapariciones forzadas; y el que establece lineamientos para el desarrollo de la telesalud entre otros. Estas tan solo es el abrebocas de un total de 71 proyectos de ley importantes. Bueno recordarle al país que este es un país de muchas leyes y poca ejecución. Otro ha sido el propósito del actual ejecutivo, solo esperaremos como termina su mandato.

En materia de seguridad la percepción general no es buena y asi lo ratifican las estadisticas. Se tiene la sensación, y además se palpa a granel en cada ciudad, que el fenómeno de la delincuencia común, el narcotráfico y la guerrilla, ósea los problemas de orden público se  han incrementado. Paradójico, la imagen del presidente sube al 82 % pero la sensación de vulnerabilidad e inseguridad es alta, contradictorio pero cierto. La corrida del ministro de defensa es una muestra del debilitamiento de la seguridad en Colombia

La economía mantiene unos niveles de crecimiento proporcionalmente buenos frente a todo lo que está pasando en el mundo. No se nos olvide que nuestro presidente fue ministro de hacienda. En materia de empleo los indicadores no mejoran. la mineria, que es una de las locomotares crece pero sin política ambiental y en materia de hidrocarburos  paenas estamos viendo la mano del gobierno.
El peor problema de este gobierno: la herencia de corrupción que no le permite realizar su agenda.

Los ministros ameritan un artículo aparte. Pero de hecho Colombia va por buena senda.

Es preciso recordar del artículo de Juanita sobre el perfil del doctor Santos algunos apartes que nos hacen comprender mejor su estilo y que rematan esta pequeña radiografía de su gobierno hasta la fecha:

“Santos se cree importante y le gusta que los demás también lo crean. Anda con una docena de escoltas -y los necesita pues es un blanco de las Farc- pero también con un edecán que le carga los papeles. No es cercano a la gente. En su campaña, alguien sugirió una vez que todos le dijeran Juan Manuel para establecer una relación más familiar con el candidato pero la idea no prosperó. Sus colaboradores más cercanos le dicen 'ministro' o 'candidato' o 'doctor Santos. Y sin embargo, la gente que trabaja o ha trabajado con él lo aprecia. Y admira la claridad que tiene sobre lo que toca hacer y su competencia para producir resultados. Lejos de ser un microgerente, Santos sabe delegar y confía y respalda a sus subalternos. Los tecnócratas sienten que él los escucha y luego saca adelante sus proyectos. Y de hecho, varios han renunciado a sus cargos para irse a trabajar a su campaña. El ex director de Planeación Nacional Juan Carlos Echeverry está con él, así como Mauricio Santamaría, ex director adjunto de Fedesarrollo.” El doctor Santos se preparó toda la ida para la dignidad de ser ex presidente.




No hay comentarios.: